Vitoria-Gasteiz Arqueológica.


 
 

 

Arkeologi Ikerketa-Investigación Arqueológica.

Vitoria-Gasteiz.

A.24.1.7. Las Escuelas, 10. Escuela de Artes y Oficios.

Dirección: Leandro Sánchez Zufiaurre.

Financiación: Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

 

 

As part of the renovation work being carried out on the old School of Arts and Crafts, in the historic quarter of Vitoria-Gasteiz, a stratigraphic analysis was conducted of the rear walls. A large stretch of the original city wall was discovered, dating from the 11th century. The finding partially modifies the supposed line of the wall.

 

El presente trabajos se desarrolla en el contexto de las obras de reforma de la antigua Escuela de Artes y Oficios, para albergar el Semillero de Empresas del Casco Antiguo de Vitoria-Gasteiz.

Al verse que hacia el este del solar los muros afectados contaban con presencia de posibles restos de la muralla original de la ciudad, se requirió la presencia de arqueólogos. Se realizó la documentación gráfica de los muros afectados, y un análisis estratigráfico que documentara su secuencia.

El solar afectado es el que da a la calle las Escuelas número 10, pero también se ha estudiado el tramo de medianera que afecta al solar contiguo hacia el norte, donde se sitúa un patio interno del colegio (calle Las Escuelas número 12).

Este inmueble se encuentra en la zona más alta del Casco Histórico de Vitoria-Gasteiz, la cual se encontraba cerrada por el recinto amurallado más antiguo, iniciado en el siglo XI.

Hasta hace unos pocos años se pensaba que la muralla oriental iba algo más al este que el cierre de los solares afectados, pero intervenciones recientes han permitido establecer que el límite entre los solares que dan a la calle Las Escuelas y la calle Cuchillería responde a la línea de la muralla. Por ello la importancia de documentar estos elementos con rigurosidad.

Gracias al estudio realizado se pudo registrar una importante secuencia estratigráfica, organizada en siete fases:

 


Momento 1. La muralla medieval.

Los elementos documentados de esta primera etapa se encuentran principalmente en el solar contiguo al norte de la Escuela de Artes Oficios. Se trata de los muros UE 30, 26 y 27.

El primero de ellos (UE 30) es la parte inferior del muro situado al norte del solar de la Escuela de Artes y Oficios, que cierra por el este el patio del colegio colindante. Se trata de un muro de mampostería a base de piezas extraídas de cantera, siguiendo hiladas más o menos continuas aunque algo irregulares.

En su remate se aprecia que los elementos que se le apoyan son más estrechos, formándose por lo tanto una zapata.

El muro es apenas visible, al estar tapado casi por completo por casetas de madera (UE 38, 39), y porque en su remate está parcialmente oculto por membrana asfáltica.

Los otros dos elementos pueden ser en realidad uno solo: se trata de las UE 26 y 27, que forman los restos de un torreón avanzado de la muralla, con un tramo orientado de este a oeste y el otro de norte a sur. Se trata en ambos casos de muros de mampostería de piezas extraídas de cantera por capas naturales, de tamaño pequeño o medio, siguiendo hiladas más o menos discontinuas.

La diferencia entre ambas está en los esquinales: en el caso de la parte inferior (UE 26) las piezas de las esquinas son del mismo tipo que el muro, aunque sus elementos están algo más preparados y son algo mayores. En el caso del tramo superior (UE 27) las esquinas son de sillares de lumaquela, con trazas de labra a tallante diagonal, alternadas con mampuestos.

El tipo de aparejo del tramo superior responde al modelo de la mayoría de los torreones de la muralla más antigua de la ciudad, registrada en la Catedral de Santa María, en las traseras de la iglesia de San Miguel o en el tramo de las Carnicerías. En nuestro caso, la zona más antigua del muro carece de esos esquinales de sillería tan característicos. Podría tratarse de la base del torreón, realizado sin este tipo de sillares, o de un torreón ejecutado en diferente momento de obra respecto a la muralla de la ladera oeste.

En cualquier caso, estamos seguros de que el trazado de estos muros pertenece al cerco que cerraba la ciudad en su zona más elevada, perteneciendo al encintado del siglo XI.

Podría haber refacciones, pero siempre de los momentos en que estaba la muralla aún en uso como tal.

Al torreón le falta el lienzo sur y seguramente parte del oriental. Al sur del torreón, en el muro UE 1, hay un cambio de orientación del lienzo. Si unimos ambas cosas, podemos pensar que el torreón enlazara con el muro en el punto en que el cierre norte de la Escuela de Artes y Oficios (UE 1) hace un pequeño quiebro. De ser eso cierto, el torreón tendría una anchura de unos cinco metros.

Un argumento más a favor de esto es la altura a la que aparece el muro UE 1 respecto a la base del mismo muro: por debajo hay una altura equivalente a la que hay en el solar lindante al norte; por lo tanto, hay toda una planta (visible desde dentro del almacén al este de la Escuela de Artes y Oficios) de muro (hoy enfoscado) que podría albergar aún restos de muralla.

Por otro lado, contamos con intervenciones arqueológicas recientes que han sacado a la luz otros tramos de muralla de esta época en la misma línea de encintado: la más cercana es la documentada en las traseras de la calle Cuchillería 45 y 47, dos solares más allá de los afectados por el estudio actual.

Esta muralla, construida en torno a mediados del siglo XI, mantiene su funcionalidad hasta mediados del siglo XIII, en que se amplía la ciudad hacia el este por parte del rey castellano Alfonso X el Sabio. Es decir que tenemos un lienzo que funciona como tal unos 200 años, hasta que es absorbido por el crecimiento urbano.

 


Momento 2. Reformas anteriores al siglo XIX.

En el tramo que nos ocupa se da una circunstancia particular, ya que el momento que más amplitud cronológica abarca es uno de los que menos unidades estratigráficas permite registrar.

Nos referimos al período que va desde mediados del siglo XIII, momento en que este tramo de muralla deja de funcionar como límite oriental de la ciudad, hasta los inicios del siglo XIX.

Se trata de mucho tiempo, pero lamentablemente no estamos en condiciones de ofrecer una cronología más específica hasta no contar con un estudio más detallado que nos permita datar los elementos pertenecientes a estas etapas.

Los elementos registrados no carecen de importancia. Lo que ocurre en primer lugar es la amortización parcial del torreón, ya que se destruye su muro sur y parte del muro oriental. El tramo de muralla que va del torreón hacia el sur ha debido rebajarse también.

Con posterioridad a estas obras de derribo parcial y reforma, y sin que podamos especificar las fechas de ninguna de estas acciones, se recrece el muro al sur del torreón, introduciéndolo dentro del espacio que había ocupado originalmente dicho elemento. Nos referimos a la UE 1, que en la actualidad sirve de base para el cierre oriental de la Escuela de Artes y Oficios.

 

Ubicación de la zona de estudio. 
Propuesta de trazado de la muralla del siglo XI por el este; en rosa, elementos ya conocidos en otras zonas del Casco Histórico (catedral, murallas occidentales); en verde, la zona registrada en este estudio; en azul, trazado propuesto entre nuestra zona y la catedral.

Arriba: plano con las unidades estratigráficas del estudio.

Abajo: perspectiva con las etapas históricas del estudio.

 

 

Momento 3. Construcción de la Academia de Dibujo (1830).

El tercer momento es la construcción de la Academia de Dibujo, obra proyectada en 1830 y ejecutada casi de inmediato. Es un edificio de planta rectangular que ocupa la esquina de la calle de Las Escuelas con el cantón de San Francisco, y que cuenta en su zona central con una gran sala de dibujo elíptica.

El acceso al edificio es desde el cantón, a través de una puerta adintelada.

 

Momento 4. Construcción de la Escuela de Artes y Oficios (1889).

Una de las acciones más relevantes que modifica por completo la fisonomía de los solares de la zona es la construcción de la Escuela de Artes y Oficios. Se trata en realidad de un proyecto de ampliación de lo que hasta entonces constituía la Academia de Dibujo, construyendo el actual edificio que da a la calle de las Escuelas.

Los proyectos de ampliación se van sucediendo desde el año 1850, pero no es hasta 1889 que se da el visto bueno a uno de los proyectos presentados.

Todo el proceso está muy bien explicado en el libro La Academia de Bellas Artes de Vitoria (1818-1889) (ViVes 2000), donde se aporta gran cantidad de mate- rial documental y gráfico sobre las obras.

Las obras realizadas suponen la construcción del actual edificio, con su fachada de sillería de gran calidad, con cuatro ventanas en la planta baja y una portada central.

 

Momento 5. Construcción del edificio del colegio (finales siglo XIX-inicios siglo XX).

Con posterioridad a la ampliación de la Escuela, si bien no sabemos con precisión la fecha, se construye el edificio actual del colegio situado más al norte.

Este edificio con planta baja de sillería en la fachada y mampostería en el resto, es de ladrillo en las restantes plantas.

 

Momento 6. Siglo XX.

Durante el siglo XX la Escuela va a sufrir numerosas reformas, así como los solares colindantes. Las principales que afectan a nuestra área de estudio son la colocación de una caldera y una reja que separa el edificio del patio trasero.

El hueco del torreón se aprovecha para la construcción de un depósito o cisterna (UE 12) de cemento.

En el solar contiguo al este de la Escuela, se construye un almacén en la planta baja, cuya cubierta sirve de terraza abierta (UE 21, 22). Este almacén de hormigón oculta la cara oriental de la muralla de la planta baja del cierre de la Escuela, lo que nos impide valorar sus características; sin embargo, damos por hecho que detrás del enfoscado hay restos de la muralla original.

 

Momento 7. Reformas 2011.

Las reformas, de la obra que motiva este estudio, no han sido demasiado graves con respecto a los elementos más antiguos, si bien hay elementos que se han visto alterados.

Las reformas más importantes son: el cegado de una pequeña ventana en el extremo sur del paño UE 1 (UE 2, 3), la eliminación y cegado del vano de ventilación para la caldera (UE 15, 16) y el corte para el paso hacia la terraza (UE 19).

 


Conclusiones.

La zona estudiada se ha revelado de gran potencialidad arqueológica, y las obras actuales no han afectado de manera sustancial a sus elementos más antiguos.

Podemos dar como segura la presencia de la muralla primitiva de la ciudad, perteneciente al siglo XI y que cierra la parte alta de la colina. Esta muralla se encuentra en la parte baja del torreón (UE 26, 27), así como en el muro contiguo al norte (UE 30) de la zona estudiada. Sin embargo, bajo los muros de la Escuela deben quedar elementos de esta etapa, aunque en la actualidad se encuentren completamente enfoscados y no podemos verlos.

Esta muralla prestó servicio hasta mediados del siglo XIII, cuando Alfonso X el Sabio manda ampliar la ciudad por el este (1256). Este evento marca la siguiente etapa en nuestro estudio, que será la más larga, ya que llega hasta los inicios del siglo XIX.

El resto de elementos pertenecen a dos obras principales: La Academia de Dibujo (1830), y la escuela de Artes y Oficios (1889).



L. Sánchez Zufiaurre.

 


 


Vitoria-Gasteiz. Nueva Dentro, 27-29.