Vitoria-Gasteiz Arqueológica.


 
 

 

Arkeologi Ikerketa-Investigación Arqueológica.

VITORIA-GASTEIZ.

A.24.1.6. Fray Zacarías, 7. Palacio Escoriaza-Esquivel.

Dirección: Agustín Azkarate Garai-Olaun.

Financiación: Departamento de Cultura del Gobierno Vasco; Agencia para la Revitalización Integral de la Ciudad. Histórica de Vitoria-Gasteiz.

 

In light of the future renovation of Escoriaza-Esquivel Palace, a series of assessment sondages were carried out in different areas of the plot, with the aim of evaluating the archaeological potential of the subsoil. The results revealed a rich construction evolution underneath the current site, with important material remains dating from, at
least, medieval times.

 

El palacio Escoriaza-Esquibel es un rico archivo de información histórica sobre la ciudad, no sólo por ser una joya renacentista de mediados del siglo XVI, sino por haberse levantado sobre los restos de la primitiva aldea de Gasteiz, apoyándose sobre la vieja muralla que, desde finales del siglo XI o inicios de la centuria siguiente, rodea Villa Suso.

En lo que a la intervención arqueológica se refiere, se proyectaron dos sondeos: el primero, con unas dimensiones de 12 m2 y ubicado en la zona del sótano junto al lienzo de muralla, no ofreció ningún resultado relevante; el segundo en cambio, con unas dimensiones de 43 m2 y emplazado en el patio interior del palacio adyacente al edificio del Seminario Conciliar, confirmó la enorme potencialidad de un subsuelo que conserva todavía restos medievales que mantienen alzados significativos.

 


Antecedentes.

Desde que en el año 2004 comenzaran los trabajos de puesta en valor del tramo de muralla comprendido en las traseras de la calle Correría, han sido dos las actuaciones que se han efectuado en el entorno del palacio Escoriaza Esquivel. En la primera se realizó la lectura estratigráfica del tramo de muralla situado en las traseras del palacio (entre los portales 60 al 104 de la calle Correría) así como la limpieza y documentación arqueológica del espacio ocupado por los antiguos mataderos municipales. La segunda se desarrolló en el año 2007 y tuvo como objeto la excavación de un contrafuerte levantado en el siglo XIX (Cfr. Arkeikuska 2004, 2007).

 

Ubicación en planta de los sondeos realizados.

 

Vista de los rellenos de destrucción de la construcción en el que se aprecian las maderas de la estructura carbonizadas, con sendos detalles del muro de fachada y del pozo.

 

El urbanismo Bajomedieval.

En lo que en la actualidad es un gran patio interior perteneciente al palacio, en época bajomedieval existió un interesante urbanismo articulado sobre un eje viario norte-sur que, habiendo nacido en el cambio de milenio, iba a ordenar esta parte alta de la ciudad hasta el mismo siglo XXI. El sondeo ha confirmado la afortunada conservación de ese entramado del que, sin embargo, apenas intuimos sus rasgos principales puesto que se optó por no continuar con la intervención arqueológica a la espera de una futura intervención en extensión. Aún así, es posible inferir algunos detalles configuracionales y constructivos a partir de las evidencias más superficiales y los rellenos de destrucción de las estructuras constructivas.

Sabemos por ejemplo que, en el lugar del segundo sondeo, existió una casa de periodo bajomedieval, con su fachada principal orientada a la calle Fray Zacarías Martínez, con muros de mampostería de caliza sin apenas ligantes en su planta baja y alzados a base de madera y adobe, tal y como cabe deducir de los materiales recuperados en el relleno de destrucción. El suelo de la edificación sería de arcilla y tierra prensada y la cubierta estuvo protegida con teja. A nivel configuracional pude apuntarse también que la parte delantera del solar estuvo ocupada por la vivienda, mientras que la mitad posterior ­entre la fachada trasera y el lienzo de muralla­ se destinó a corral o huerta con un pozo que abastecería de agua a la unidad familiar. Desconocemos si contaba con sótano o semisótano, ya que el relleno que la amortiza no ha sido excavado todavía.

 

La monumentalización de la colina: el palacio de Escoriaza-Esquivel.

En el tránsito al siglo XVI todo ello va a ser objeto de una profunda transformación, tal y como se constata en un documento de 1539 en el que el Comendador Escoriaza solicita al Ayuntamiento, en nombre de su padre el doctor Escoriaza, autorización para construir su palacio en «...suelo que hubo de doña Catelina de Álaba e sus fijos...» (M. A. Martín Miguel, 1998, Arte y cultura en Vitoria durante el siglo XVI, Vitoria, p. 109). El lugar, no obstante, debió continuar durante un tiempo en uso, tal y como se colige de la reparación del pozo realizada sobre los rellenos de destrucción, muy probablemente para utilizarlo durante las obras del nuevo palacio. Posteriormente toda la zona se niveló con potentísimos paquetes de relleno hasta alcanzar, prácticamente, la cota de suelo visible hoy en día.

 


El Seminario Eclesiástico de Aguirre.

El patio del palacio permaneció sin modificaciones durante largo tiempo, tal y como consta en la escritura de fundación del Seminario de Aguirre en 1853 (Ana Rosa López Adán, 2007), El Seminario Eclesiástico de Aguirre en el palacio Escoriaza-Esquivel (1846-1880), Jornadas Congresuales homenaje a Micaela Portilla Vitoria, Vitoria, p. 367) y atestigua, asimismo, la cartografía histórica. Será a partir del siglo XIX con la creación del Seminario cuando se lleven a cabo algunas obras, como la del enlosado que pavimentó el patio, y ya avanzado el siglo XX (81968) con la conversión del Seminario en residencia de las Escuelas Diocesanas en 1968 (M. A. MarTín Miguel, 1998, Arte y cultura en Vitoria durante el siglo XVI, Vitoria, p. 112), cuando se coloque la solera de hormigón visible todavía en la actualidad.


A. Azkarate Garai-Olaun.


 


VITORIA-GASTEIZ. Las Escuelas, 10. Escuela de Artes y Oficios.