Vitoria-Gasteiz Arqueológica.


 
 

 

Arkeologi Ikerketa-Investigación Arqueológica.

VITORIA-GASTEIZ.

A.24.1.3. Cuchillería, 45 y 47. Patios traseros.

Dirección: José Manuel Martínez Torrecilla.

Financiación: Agencia para la Revitalización Integral de la Ciudad Histórica de Vitoria-Gasteiz

 

The intervention involved the carrying out of two sondages to assess the condition of the old town wall and the archaeological potential of the plots, located in the context of the second period of expansion in 1256, during the reign of Alfonso X. A series of deposits were found, along with structures dating from (according to the stratigraphic study and the materials recovered) the 18th century. We were not able to study the whole stratigraphy, although we did reach natural rock in the foundations of the wall.

 

Las parcelas de los números 45 y 47 de la calle Cuchillería se ubican al exterior de la primitiva muralla de Vitoria-Gasteiz, en relación directa con ella, dentro del contexto de la segunda ampliación de la fortificación de la villa, realizada en 1256 durante el reinado de Alfonso X.

El motivo de la intervención fue la evaluación del potencial arqueológico de los solares intervenidos y el espesor de la estratificación, así como del estado de conservación de la muralla, para establecer las medidas correctoras apropiadas que se deberán determinar de cara a futuras intervenciones que afecten a estos solares.

Se realizaron dos sondeos valorativos, a los pies de la muralla, en los patios traseros de las parcelas mencionadas con unas dimensiones de de 3x3 metros en el solar del número 47 y de 2x1 metros con orientación este-oeste en el solar del número 45.

La estratificación del Sondeo 1 constaba de un relleno superficial de escombros, bajo el que se documentaron una serie de depósitos asociados al derrumbe de una edificación de ladrillo, de la que se conservaban parcialmente los restos de la pavimentación con una serie de agujeros de poste. Nivelando este suelo había un relleno bajo el que se documento parte de un pozo ciego que afectaba al estrato natural a los pies de la muralla, por debajo de su cimentación. El Sondeo 2 constaba de una superficie de hormigón sobre una serie de depósitos que cubrían un muro de piedra con orientación este-oeste. Este muro estaba apoyado sobre otro relleno que cubría los restos de un empedrado.

La estratigrafía de cada uno de los sondeos se sintetizó en 9 actividades con una serie de características comunes que nos permitieron establecer una periodización común.


Época medieval.

No se han identificado otras evidencias de época medieval relacionadas con el momento de fortificación de la villa que la propia muralla. Al exterior de la misma encontramos una estratificación con cronología posterior al siglo XVIII, en base a las características de cada Unidad Estratigráfica y al material recuperado en cada una de ellas. Sin embargo, no es posible situar cronológicamente la construcción elementos como el empedrado del Sondeo 2 o el pozo del Sondeo 1, ya que en estos casos no se ha podido excavar hasta agotar la estratigrafía y el material hallado solo permite establecer su momento de abandono.


Siglos XVIII-XIX.

En ambos sondeos nos encontramos con un primer nivel de uso tras el que se producen sendas actividades de destrucción mediante un incendio y el derribo de una estructura de ladrillo en el Sondeo 1 y un corte en los elementos previos seguido de un relleno de amortización en el Sondeo 2. En actividades posteriores se recupera la actividad constructiva evidenciada en ambos sondeos mediante la construcción de muros de piedra y ladrillo. Tras el desmonte de estas estructuras y una actividad intermedia de fundición en el Sondeo 1, ambos sondeos aparecen amortizados con rellenos de arcillas blanquecinas asociadas a una capa de gravilla o argamasa anaranjada y a otra fina capa caracterizada por la abundante presencia de carbones. A pesar del mal estado de conservación y la irregularidad de estos depósitos, ambos se han identificado como posibles restos de un suelo.

 

A la izquierda imagen de la cara exterior de la muralla en el solar del número 45 de la calle Cuchillería. A la derecha la parte exterior del tramo de muralla en la parcela del número 47.

 

Siglo XX.

Posteriormente se construyen en ambos espacios dos muros realizados con ladrillos macizos de similares características en cuanto a su morfología, sus cotas y su ubicación como elementos de separación de parcelas. Finalmente, las actividades más superficiales de nivelación del terreno, son igualmente equiparables.

 


Conclusiones.

Las labores de excavación de los sondeos valorativos han permitido cumplir los objetivos planteados.

Primero se ha evaluado el espesor medio de la estratificación, llegando hasta la roca caliza, donde se asienta la estructura de la muralla. Esto nos marca una cota máxima de rebaje para futuras actuaciones sin afectar a la estabilidad de ese elemento.

En segundo lugar se ha documentado la propia muralla prefundacional, confirmando que al menos las hiladas inferiores del muro zaguero de los patios, dada la tipología de su cimentación y de parte de su alzado, corresponde a este elemento.

Además se ha documentado una secuencia de ocupación de la zona que ofrece cronologías desde el siglo XVIII hasta la actualidad. Todas ellas, excepto quizás el empedrado correspondiente al Sondeo 1, parecen corresponder a espacios auxiliares a la vivienda o a actividades artesanales, entre las que destaca la existencia de un taller de fundición de bronce. Las más antiguas de estas actividades se sitúan a cotas inferiores a la cimentación de la muralla, que en algunos momentos debió encontrarse expuesta como fruto de la erosión de la ladera, lo que ha supuesto la perdida, junto a la muralla, de la estratificación correspondiente al momento de construcción de la misma y la ocupación correspondiente a la ampliación medieval de la villa en este lado.

Esta perdida de estratificación junto a la muralla no implica necesariamente, por la propia dinámica de la ladera, la completa desaparición de la evidencias de estos periodos en la parte más baja de la ladera, hacia el este o la posibilidad de que existan partes rupestres de las construcciones (sótanos, agujeros de poste) que todavía se conserven.

 


J. Manuel Martínez Torrecilla; B. Renedo Villarroya; V. Martínez Ferreras.

 


 

 


VITORIA-GASTEIZ Cuchillería, 92