Vitoria-Gasteiz Arqueológica.


 
 

 

Arkeologi Ikerketa-Investigación Arqueológica.

A.27.3. Prospecciones geofísicas en yacimientos alaveses.

Dirección: Armando Llanos Ortiz de Landaluze.

Financiación: Ministerio de Cultura. Gobierno de España.

 

As part of the research activities of the Alavan Institute of Archaeology, within the programme Ondare, during 2011 a series of geophysical prospections were planned using magnetometry. The work focused mainly on Iron Age settlements and burial mound structures.

 


Las obras de instalación eléctrica de baja tensión para el alumbrado exterior público abarcaban todo el entramado urbano de la villa, incluyendo el interior de su recinto amurallado. No obstante, la conducción eléctrica se ha hecho aprovechando las canalizaciones soterradas y las arquetas ya existentes, por lo que la afección al subsuelo ha sido nula. Sólo por la parte trasera de la iglesia de San Miguel se procedió a abrir una zanja nueva. Los resultados del control arqueológico aquí fueron igualmente nulos.

Formando parte de las actividades de investigación del Instituto Alavés de Arqueología, englobadas en el programa Ondare, se programaron durante el año 2011, una serie de prospecciones geofísicas mediante magnetometría, en ciertos yacimientos, principalmente poblados de la Edad del Hierro y estructuras de carácter tumular.

Fueron varios los objetivos perseguidos. En unos casos, en aquellos poblados ya excavados en parte, se trataba de completar el supuesto trazado, no puesto al descubierto en los trabajos de excavación realizados, obteniendo así un conocimiento del conjunto, mediante la detección de las estructuras constructivas existentes.


Poblado de La Hoya (Laguardia. Álava). Resultado de la prospección, sobre ortofoto del yacimiento.

 

Túmulo de Eskalmendi (Durana. Álava). Resultados procesados posicionados sobre la ortofoto del yacimiento.

 

Esto se realizó en el Poblado de La Hoya (Laguardia) y en el Castro de Kutzemendi (Mendiola) contando desde ahora con una planimetría de ambos que reflejan el potencial de los conjuntos, pudiendo conocer y tener una idea global de ambos, de cara a futuras investigaciones o al control de intervenciones no programadas. En los poblados, de Urisolo (Letona) y de Aldaia (Mendibil), en los que se pensaba realizar sondeos estratigráficos se trataba de controlar los posibles espacios de interés estructural como apoyo a la planificación de los trabajos.

Otro de los objetivos se enfocaba a comprobar si unas estructuras tumulares de gran porte, conocidas desde hace muchos años, se debían a un fenómeno natural o si bien se formaron como acumulaciones artificiales cubriendo algún tipo de construcción. Para ello se prospectaron los túmulos de Eskalmendi (Durana) y Monte Redondo (Vitoriano).

Todas las intervenciones fueron llevadas a cabo por Fran Valle y Emma Bonthorne de la empresa Aditu Arkeologia Zerbitzuak, bajo la dirección del Instituto Alavés de Arqueología.

Los resultados resultaron positivos, pudiéndose considerar, en ciertos casos como espectaculares. Siempre hay que tener en cuenta que los resultados que ofrecen las prospecciones geofísicas, son una aproximación al conocimiento de las estructuras enterradas que necesitan confirmación posterior mediante intervenciones arqueológicas.

En el poblado de La Hoya, se ha podido confirmar que la estructura urbana de la zona no excavada, prevista pero no confirmada, cubre por completo el espacio delimitado por la defensa murada, en un trazado concéntrico de calles y plazas. Otro tanto ocurre en el Castro de Kutzemendi, donde además de las estructuras pertenecientes al establecimiento inicial del Bronce Final/Edad del Hierro, parece existir una construcción con aspecto de torre, quizá de época más moderna.

Los resultados en los castros de Urisolo y Aldaia, permitieron, en primer lugar, obtener un apoyo para poder fijar los sondeos, así como complementar la visión de lo obtenido mediante los sondeos estratigráficos.

Sobre las estructuras tumulares son dos los resultados obtenidos. En el caso de Monte Redondo, se ha podido conocer, ­con las limitaciones que marcó el que una parte estuviese cubierta por arbolado­ que realmente el túmulo cubre una construcción con aspecto de cámara y pasillo perimetral. Sin embargo en el túmulo de Eskalmendi ­al ser un espacio abierto y libre de vegetación, por corresponder a tierras cultivables, los resultados fueron determinantes, marcándose una edificación con cámara central y habitáculos radiales, englobados en el interior de un túmulo de unas dimensiones de 70 m de diámetro, que parece corresponder al desaparecido dolmen de Eskalmendi del que existe bibliografía, pero que se daba por destruido.

Los informes completos de cada una de estas prospecciones, se han publicado en Estudios de Arqueología Alavesa, tomo 27.

 


A. Llanos Ortiz de Landaluze.