Vitoria-Gasteiz Arqueológica.


 
 

 

Arkeologi Ikerketa-Investigación Arqueológica.

A.27.2. Carretera A-3314 (Kuartango, Ribera Alta).

Dirección: F. Javier Ajamil Baños.

Financiación: UTE Andagoia.




Prior to the construction of a platform and the improvement of the stretch of the A-3314 road between Subijana-Morillas and Andagoia, the whole zone affected by the proposed works was prospected. Special attention was paid to the zones of presumed archaeological importance located within the area of study, as well as to other sites in which remains of interest were thought to be located. The archaeological monitoring of the works themselves revealed that no archaeological remains were disturbed. No measures were therefore proposed over and above the established monitoring procedure.

 

Como consecuencia de la realización de las obras de construcción de mejora de trazado y ampliación de plataforma de la carretera A-3314, entre Subijana-Morillas (Ribera Alta) y Andagoia (Kuartango), se llevó a cabo una prospección previa para valorar el grado de afección de éstas sobre los elementos de interés patrimonial y las zonas de presunción arqueológica que la carretera atraviesa, así como para constatar que no se iban a ver afectados otros no identificados hasta la fecha. Estos eran:

­«El Palacio», casa señorial barroca situada en Subijana-Morillas que, al parecer, sirvió de alojamiento al Duque de Wellington en los días previos a la Batalla de Vitoria, en 1813. Elemento inventariable afectado por el retranqueo de un muro perimetral de su jardín y de parte de la superficie de éste y que finalmente no se ha producido.

­Z.P.A. nº 67 de Kuartango: «Asentamiento de Echavarri-Cuartango». Localizado al oeste de la localidad del mismo nombre que consta como del periodo cronológico Eneolítico-Bronce, según la Carta Arqueológica de Álava.

­Z.P.A. nº 14 de Kuartango: «Ermita de San Juan Bautista». Situada al suroeste de Katadiano, junto al acceso al pueblo. Ermita citada en el año 1713 pero de la que deja de haber noticias desde el año 1826.

Había otras zonas de presunción arqueológica que no estaban incluidas en la traza de las obras de construcción de la carretera que también se prospectaron por precaución.

También se mostró un especial interés en la zona del desfiladero de Techa, ya que por su origen kárstico podía albergar alguna cueva similar a otras halladas en el entorno y que podría contener restos arqueológicos. Además se añadieron algunos términos cuyos topónimos podrían estar indicando lugares de interesante potencial arqueológico. Por último se debe hacer referencia a que el Ayuntamiento de Kuartango alertaba de la posibilidad de la existencia de fosas comunes que se remontarían a la época de la Guerra Civil Española (1936-1939), en el término de Ilunbe, zona situada al final del trazado, junto al puente que salva el río Bayas aunque no existe documentación escrita al respecto.

Tras la prospección se emitió un informe en el que se recomendaba como medida más adecuada el control arqueológico de las obras, ya que no se encontraron evidencias de que éstas afectaran a estructuras, manchas en el terreno o acumulaciones especialmente densas de materiales en superficie. Aún así, se puso un especial énfasis en el seguimiento de las obras en los lugares citados antes, pese a que el control se realizó sobre todo el trazado.

El seguimiento de la obras en la zona del desfiladero de Techa no pudo iniciarse hasta que se retiró el escombro suficiente como para permitir el paso. Las obras afectaron aquí a la ladera del desfiladero, en el lado derecho de la calzada, y directamente sobre la roca, que alcanza en esta zona una gran altura. Se procedió a la revisión de los perfiles resultantes de los desmontes y, aunque no se constató visualmente ningún elemento arqueológico, sí se sacaron a la luz diversas oquedades pertenecientes al sistema kárstico por disolución de la caliza.

Frente a la intersección de la A-3314 con la carretera que se dirige a Jokano, dentro ya del caso urbano de Zuazo de Kuartango, los trabajos de eliminación de una curva muy cerrada provocaron unos importantes desmontes sobre un nuevo afloramiento rocoso. Bajo éste discurría un arroyo canalizado que ya se documentó durante la prospección previa, aunque no constaba como elemento de interés arquitectónico. Todo parece indicar que vertía aguas al Río Bayas, y su cercanía a la Z.P.A. nº 36 de Kuartango: «Molino de Zuazo de Kuartango» nos hizo sospechar en un primer momento que pudieran tener relación.

Sin embargo, dada la localización de esta Zona de Presunción al otro lado del río, del que recogería las aguas para su rueda, nos inclinamos por identificarla como un muro de contención de los rellenos del terreno de la casa anexa. Esta estructura fue en parte derribada para ampliar el ancho de calzada.

Junto a la localidad de Etxabarri-Kuartango se extiende la Z.P.A. nº 67 de Kuartango: «Asentamiento de Echavarri-Cuartango». Se trata de una extensión de terreno cubierta de vegetación, a una cota más baja que la carretera A-3314 y atravesada por la que lleva a Sendadiano.

La Zona de Presunción está delimitada por el vallado de la Autopista AP-68, por lo que las obras iban a afectar al espacio situado entre éstas y la calzada de las carreteras citadas.

En este tramo las obras se desarrollaron durante varias jornadas, aunque no consecutivas. Primero se desbrozaron los márgenes de ambas carreteras, profundizando entre 80 cm y 1 m, aflorando la roca bajo los rellenos, compuestos de tierra y piedras, pero sin presencia de ningún tipo de material arqueológico. En el lado sur de la calzada, estas remociones de tierra afectaron a una antigua tubería, lo que da idea de la alteración previa que ya había sufrido esta zona. Es más, según testimonio de un vecino de Katadiano, este lugar ya fue zona de acopio durante las obras de construcción de la Autopista AP-68.

En días posteriores se incidió aún más sobre el terreno, observándose, en primer lugar, que en la mitad sur de la Zona de Presunción las obras afectaron hasta la roca natural y, en segundo lugar, que a medida que las remociones de tierra se acercaban a la AP-68, los rellenos de tierra eran muy potentes, pero se trataban de aportes para el recrecimiento del terreno con el fin de construir el paso elevado. Seguramente la extracción de material se hizo desde este mismo lugar, razón por la cual la cota del terreno es más baja que la propia carretera A-3314. En ningún momento se observó ningún tipo de indicio de ocupación humana ni elementos de carácter arqueológico, estando la zona enormemente alterada desde la construcción de la citada autopista.

Pasado el cruce de la A-3314 y la carreterade acceso a Katadiano se localiza la Z.P.A. nº 14 de Kuartango: «Ermita de San Juan Bautista». Su denominación tiene su origen en una ermita citada en el año 1713 con este nombre, pero de la que deja de haber noticias desde el año 1826. Es una zona que presenta una pronunciada pendiente con espesa vegetación arbórea y arbustiva que impedía la visibilidad, aunque se advertían varios muros que delimitaban antiguas huertas y recintos abandonados. Ya durante la prospección previa a las obras, por el estaquillado localizado en el terreno, parecía que los desmontes en las cunetas de la carretera iban a afectar escasamente a esta zona de presunción, como así sucedió. Su límite oeste no alcanza a la carretera y discurre paralelo a un viejo camino hoy prácticamente desaparecido que asciende desde ésta por la parte baja del caserío hacia el norte del pueblo.

En Anda la existencia de la Z.P.A. nº 9 de Kuartango: «Iglesia Parroquial de San Esteban», exigía que se extremaran las precauciones. Sin embargo, los trabajos en el lado norte de la carretera se limitaron a pequeñas obras de acondicionamiento en zonas ya cubiertas de hormigón al desarrollarse dentro del pueblo. Fue en el lado sur de la carretera donde se realizaron los mayores movimientos de tierra, debiéndose retranquear sendos muros de contención construyéndose unos nuevos de hormigón para aumentar el ancho de la calzada.

En el extremo norte de la traza se localiza la zona de Ilunbe, que toma su nombre del puente del mismo nombre, que salva el río Bayas junto a la intersección de la carretera A-3314 y la que se dirige a Andagoia. Según se recogía en la declaración de impacto ambiental de estas obras, cabía la posibilidad de la existencia de fosas comunes de la Guerra Civil en la zona.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Kuartango ya se nos indicó que los enterramientos podrían localizarse más al norte, en dirección a Abornikano. Aquí las obras generaron importantes remociones de tierra no tanto en altura como en extensión, ya que el nuevo tramo de carretera discurrirá por un trazado diferente al actual. Aun así, una vez se despejó de vegetación el entorno se volvió a revisar la zona, comprobándose que la roca caliza afloraba prácticamente en superficie y advirtiéndose la presencia de gran cantidad de escombro y restos de material constructivo.

 

 

F.J. Ajamil Baños.



 


Prospecciones geofísicas en yacimientos alaveses.