Vitoria-Gasteiz Arqueológica.


 
 

 

Arkeologi Ikerketa-Investigación Arqueológica.

A.20.2. El Riberón-Ruines.

Dirección: F. Rafael Varón Hernández.

Financiación: ICMA-PROARKIS (Grupo Ortiz)


The conducting of 10 archaeological sondages to verify the damage caused to the El Riberón-Ruines site concluded that said damage was serious and irreparable.

 

Por parte de la empresa promotora de los trabajos se nos encargó la apertura de 200 m2 de excavación arqueológica en el yacimiento de El Riberón-Ruines.

El motivo de este encargo fue la exigencia de la Diputación Foral de Álava de documentar los daños producidos por el uso de una de las parcelas que componen la zona arqueológica como cantera de áridos para la construcción de un paso elevado sobre la cercana línea férrea Bilbao-Miranda de Ebro.

 

El Riberón-Ruines. Zona de afección y distribución de los sondeos arqueológicos practicados.

 

El planteamiento pasó por el reconocimiento visual del espacio que deparó la desoladora imagen del desbroce mecánico de la mayor parte de la parcela y de la excavación en su interior de un espacio de más de 5.000 m2 en profundidades variables, pero con la característica común de haber alcanzado y superado el nivel geológico, haciendo desaparecer cualquier resto arqueológico subyacente que hubiese existido.

La distribución de los sondeos se realizó siguiendo una pauta aleatoria pero organizada en derredor de la zona de destrucción abriendo, finalmente, 10 sondeos de 20 m2 de área por métodos mecánico manuales.

Tal y como enuncia la bibliografía existente al respecto de este yacimiento, que ya fue reconocido, excavado, publicada su memoria y entrado en el debate historiográfico sobre su funcionalidad ­con posicines sobre su asignación militar o civil­, localizamos restos en los bordes exteriores del tremendo cráter y en los cuatro puntos cardinales, aunque en distinto grado de conservación.

Entre los resultados más interesantes cabe destacar que con los materiales cerámicos recuperados, podemos entender que este sector del yacimiento creció durante el Alto Imperio Romano, y que la ausencia de elementos cerámicos bajo imperiales parece afirmar que en ese periodo ya no había uso aquí ­lo que no descarta su permanencia en otras áreas del yacimiento no exploradas por nosotros­.

 

A la izquierda: trabajos iniciales en el sondeo 9, con localización de muros. A la derecha: vista final de la excavación del sondeo.

 

Desde el punto de vista estructural cabe destacar la localización de algunos apoyos para poste y columna y los restos muy alterados de algunos muros. No obstante también hemos podido recuperar, en dos sondeos, estructuras que muestran la complejidad del lugar.

En uno de ellos hemos podido exhumar restos de muros en los que se insertaba lo que parece un pequeño horno de fundición, al que podemos relacionar algunos restos metálicos interesantes, entre los que sobresale un ejemplar fragmentario de hacha-martillo.

Bajo las estructuras constructivas exhumadas en este sondeo también se han localizado agujeros de poste, recuperándose algunas cerámicas de aspecto celtibérico.

Otro de los sondeos en los que se han obtenido resultados destacables ha supuesto la recuperación de estructuras murarías, con una altura conservada de unos 60 centímetros, que forman una habitación de la que se ha documentado su acceso, parte de su compartimentación interna, solados y su inserción dentro de lo que parece un sistema viario.

En uno de los derrumbes asociado a este espacio se ha obtenido un capitel de suspensura hecho en cerámica, pieza que, en su posición original, se encuentra soterrada y su función es sostener un suelo sobre un espacio calefactado, por lo que podemos establecer, sin dejar margen a muchas dudas, que en este asentamiento existían ­quizás todavía permanezca­ sistemas de calefacción subterránea y/o dedicados a terma.

Finalmente nos queda por relatar la localización de lo que parece un espacio dedicado a basurero del que hemos recuperado abundantes restos cerámicos altoimperiales, tanto TSH como cerámica común.

Los trabajos arqueológicos finalizaron con el control de la regeneración biológica de la parcela. La protección de los restos subyacentes localizados en los sondeos se ha hecho mediante la colocación de láminas de geotextil sobre ellos y se ha procedido al rellenado con arcilla expandida hasta los bordes superiores de los sondeos.

 

 

F.R. Varón Hernández.

 


 

 


SALVATIERRA / AGURAIN.