Vitoria-Gasteiz Arqueológica.


 
 

 

Arkeologi Ikerketa-Investigación Arqueológica.

A.23.3. Cabaña de pastores de la Mesta (Parque Natural de Valderejo).

Dirección: F. Rafael Varón Hernández.

Financiación: Diputación Foral de Álava Sección de Parques Naturales.



The archaeological documentation of a structure sheltering a cabin of the Honoured Council of the Valderejo Valley Association of Sheep and Cattle Farmers.

Durante el siglo XVIII y el XIX pastores de la sierra riojana, que cuidaban rebaños ovinos del Honrado Concejo de la Mesta eligieron Valderejo para pasar los meses de verano ­entre San Juan en junio y San Miguel en septiembre­ en un ejercicio de trashumancia de largo recorrido más reconocido en la historio- grafía por los largos desplazamientos por Castilla que del norte húmedo.

En nuestro caso el deseo de las autoridades del Parque Natural de Valderejo han querido recuperar parte de un patrimonio poco conocido, por lo que decidieron la realización de un campo de trabajo que se ocupase de la recuperación de este lugar, propuesto por la bibliografía como cabaña de pastores mesteños.

El estado de la estructura era bastante lamentable ya que se presentaba el perfil de un amontonamiento de piedras en el que se advertía, a duras penas, que formaban parte de una construcción.

Cabaña de pastores de la Mesta. A la izquierda: propuesta de reconstrucción de la cabaña, planta y perfil. A la derecha: cabaña después de la excavación.

 

Los trabajos consistieron en la retirada de vegetación y de escombros que disimulaban tanto el exterior como el interior del recinto y la excavación arqueológica de su interior y de puntos significativos del exterior.

La limpieza vegetal y el desescombro inicial pusieron de manifiesto que nos encontrábamos con una estructura exenta, de planta circular, con un muro único realizado a base de bloques recogidos del entorno próximo, que ha incluido el desmonte de un túmulo prehistórico inmediato a nuestro emplazamiento, colocados en seco, de casi un metro de espesor, buscando mantener algunas hiladas horizontales que presentasen caras planas hacia el exterior e interior,

pero sin más trabajo de albañilería que la colocación de ripios para colocar las piezas y la construcción de una pequeña hornacina interior.

La puerta, único punto de acceso y de entrada de luz natural, está colocada con orientación sur, y formada a base de grandes bloques, en los que quizás podamos ver algún trabajo de afine de las caras externas, pero que no forman su rasgo más destacable.

La excavación del interior puso de manifiesto la existencia de dos fases de ocupación ya que se han detectado los restos de dos niveles de tierras apisonadas superpuestos en los que se han insertado sendos agujeros de poste, para la sujeción de la cubierta.

Estos agujeros de poste, uno por fase, se situarían en una posición central de la cabaña, aunque no en su centro exacto, y sostendrían una techumbre realizada en materiales perecederos, posiblemente tierra y vegetación mezclada, puesto que no hemos recuperado ni tejas ni lajas de cubierta en el interior de la cabaña. La localización de una posible pesa de piedra nos permite hipotetizar con la idea de que la cubierta se sujetase mediante el cruce de cuerdas de las que colgasen estas piedras.

Tampoco hemos podido localizar un punto de hogar, aunque la concentración de cenizas en un punto concreto del recinto podría estar abogando por esta posibilidad.

El registro material se ha reducido a algunos fragmentos de cerámica vidriada que estarían acordes con las fechas de ocupación propuestas por la bibliografía que existe sobre el lugar.

Si bien hemos de considerar esta actuación como modesta nos mostramos muy satisfechos de los resultados obtenidos puesto que se van a tomar medidas de puesta en valor del lugar, mediante la colocación de paneles, lo que va a permitir a los visitantes tener un elemento cultural y patrimonial más que les permita una interpretación del paisaje que se puede apreciar dentro del Parque Natural de Valderejo. Esta cabaña se inserta en el complejo de majadas que los pastores mesteños construyeron en el Valle, del que hoy se conservan restos de los muros de las majadas, de corrales y cabañas y un buen número de topónimos que ponen de manifiesto la importancia de un fenómeno que duro poco más de un siglo.

 

F.R. Varón Hernández.


 

 


Regadío en la zona de Valles Alaveses. Zona 4.