Arqueología - Vitoria-Gasteiz.


 
 
 

 

ARTISTA, IMAGEN Y ENFERMEDAD EN LA CREACIÓN PLÁSTICA.

TESIS DOCTORAL.

MEMORIA PARA OPTAR AL GRADO DE DOCTOR.

NIEVES SÁNCHEZ GARCÍA.

Director: Dr. Pablo de Arriba del Amo.

Madrid, 2012.


IMAGEN, ARTISTA Y ENFERMEDAD EN LA CREACIÓN PLÁSTICA:

1. LA LEYENDA DEL ARTISTA.

Hasta el momento presente, han sido numerosos los estudios que han tratado de exponer, desde ángulos diferentes, los rasgos diferenciadores que inciden comúnmente en la personalidad creadora y que, en su conjunto, constituyen lo que denominamos la leyenda del artista. 

El término “leyenda” es una relación de sucesos que presentan entre sí más de aspectos maravillosos que de verdaderos  ( 5 ). 


( 5 ) - RAE: DRAE, 2001.


 

Esta definición ilustra a la perfección lo que los diferentes estudios consultados verifican: no podemos establecer una determinada tipología del ser creativo, pues cada ser humano es un mundo en sí mismo en relación con los demás, por lo que el “tipo artista” está sujeto a múltiples condicionantes personales y sociales que, en cada caso concreto, interaccionarán de manera diferente configurando una determinada personalidad creativa.

Pero, si hacemos caso a la “leyenda”, podemos encontrar ciertos rasgos comunes a la personalidad del artista que, en cierta manera, la configuran, ya que estos se han convertido en legendarios al irse construyendo a lo largo de la historia de la humanidad y por ello, actualmente, se encuentran presentes en nuestra sociedad. La “leyenda” se ha ido configurando a la par que el artista ha ido elaborando su propio “yo” creativo y su propia obra. 

Si preguntáramos a los individuos de hoy en día qué entienden por una “personalidad artística”, estamos seguros de que encontraríamos en sus respuestas muchos de los rasgos que apuntan los estudios analizados sobre la leyenda del artista. La imagen de “artista” está sujeta a unos determinados clichés que se han ido transmitiendo a lo largo de la Historia por medio de la “leyenda” y de la mitología del artista. 

Aún así, aunque la imagen de artista actual bebe de la leyenda, también ha experimentado transformaciones a lo largo de los años conforme a la evolución de la sociedad que han incidido en la visión actualmente tenemos de la “leyenda del artista”. La imagen que se tenía del artista en el Mundo Clásico no es la misma que aparece en la Edad Media, ni en el Renacimiento, ni en la época Romántica, ni en el mundo de la bohemia, ni por supuesto, en la época actual.

El pasado siglo XX, además de recoger la tradición “legendaria” de los siglos anteriores, aportó a la configuración de la imagen del artista los planteamientos derivados de la puesta en práctica de la teoría del psicoanálisis, de los nuevos planteamientos de la psiquiatría y del extraordinario desarrollo tecnológico.

El siglo XXI, en su etapa inicial, es hasta la fecha el último eslabón en dicha configuración que, por consiguiente, proyecta la “imagen” heredada por la tradición más próxima que tiene la sociedad presente del “artista”, y, además, destaca la práctica artística real del artista; práctica que en algunos casos coincide y en otros, no con la imagen legendaria creada a lo largo de la Historia y que se encuentra muy arraigada en la sociedad actual.

En este capítulo expondremos en primer lugar un breve recorrido histórico de los aspectos que han ido configurando la leyenda del artista, es decir, de lo que se ha ido entendiendo por “artista” (y su imagen) a lo largo de la Historia, para analizar, a continuación, los temas biográficos fijos que, según Kris y Kurz, constituyen los rasgos comunes que aparecen en las biografías de los artistas y forman parte de la propia leyenda.

Para la elaboración de este capítulo hemos utilizado como fuentes imprescindibles los siguientes libros:

1. Nacidos bajo el signo de Saturno ( 6 ). 

El recorrido histórico sobre la leyenda del artista abarca desde la época clásica hasta de la Revolución Francesa;

2. La leyenda del artista  ( 7 ). 

Los autores exponen un recorrido histórico similar, pero, además, parten de los preceptos propios del psicoanálisis para analizar en qué consiste dicha leyenda. Como afirman los autores, es necesario: “Establecer la relación entre la leyenda sobre el artista y los rasgos invariables de la psicología humana que habían comenzado a vislumbrar los psicoanalistas” ( 8 ). 

En este punto, creo que es necesario señalar la gran importancia que ha tenido el desarrollo de la psicología evolutiva y cognitiva para tratar de explicar y, por consiguiente, de comprender mejor los comportamientos del individuo en general, y en el caso de nuestro estudio, del individuo creativo, del artista. Si analizamos además las circunstancias de cada individuo, podemos entender mejor su comportamiento y sus reacciones ante determinadas situaciones y condicionantes: padecer una enfermedad puede llegar a condicionar tu vida.

3. Mitos de artista, Estudio psicohistórico sobre la creatividad  ( 9.) 

Es un estudio formulado también a partir del psicoanálisis que analiza los casos de artistas contemporáneos, siendo sumamente interesante el cuestionamiento que su autor expone en el prólogo: “¿Dónde comienza la autonomía en el autoconocimiento artístico? ¿Sigue siendo ésta un mito o se puede obtener con el análisis de los modelos de identidad? ¿Quién ha sacado provecho de los mitos de artista y qué función desempeñan éstos? ¿Es, ciñéndose a los hechos, la identidad una mentira socialmente aceptada? ( 10 ) 

Preguntas generales y atemporales que el autor analiza en su estudio con la finalidad de esclarecer la determinación social de los modelos de identidad de los que se sirven los profesionales del arte, conscientemente o no, para la conformación de su identidad.

4. El genio y la locura ( 11 ). El autor centra su estudio en el análisis de la tan conocida ecuación entre el genio y la locura; ecuación que, sin lugar a dudas, tiene un papel decisivo en la leyenda del artista, pues constituye uno de los puntos clave de la misma y, en cuanto a lo que concierne al presente trabajo, es de suma importancia por estar estrechamente relacionada con el tema de la enfermedad.


( 6 ) - Wittkower, R, y M.: Nacidos bajo el signo de Saturno, Madrid, Cátedra, 1985.

( 7 ) - Kris, E. y Kurz, O. : La leyenda del artista.

( 8 ) - Kris, E. y Kurz, O. : Ibídem, p.13.

( 9 ) - Neumann, E.: Mitos de Artista, Madrid, Tecnos, 1992.

( 10 ) - Ibídem., p. 9.

( 11 )- Brennot, Ph: El genio y la locura., Barcelona, Ediciones, 1998, p. 6.





1.1. LA CONFIGURACIÓN DE LA LEYENDA DEL ARTISTA A LO LARGO DE LA HISTORIA.

En primer lugar, hay que señalar que, en todos los estudios mencionados, se alude a las biografías (de los artistas) como factor importante y decisivo en la configuración de la leyenda del artista. Como afirman Ernst Kris y Otto Kurz: “Nuestra principal fuente es cómo juzgaron sus contemporáneos y la posteridad al artista -su biografía en el propio sentido de la palabra. El núcleo de esto es la leyenda sobre el artista” ( 12 ). 

Afirmación que explican de la siguiente manera: “Nuestra teoría es que a partir del momento en el que el artista aparece en los documentos históricos, algunas nociones estereotipadas fueron relacionadas con su obra y su persona (prejuicios que no han perdido nunca su significado y que siguen influyendo en nuestro juicio de lo que es un artista)” ( 13 ).

Rudolf y Margot Wittkower plantean incluso una revisión histórica de la literatura biográfica desde la antigüedad, para explicar el proceso mediante el cual el artista pasó a erigirse como tal en la sociedad y afirman que: “No fue hasta finales del S IV a. C. cuando el historiador Duris de Samos escribió sus libros sobre las Vidas de pintores y escultores. Esta obra inauguró la literatura biográfica sobre el “artista” y demostró, por primera vez, una cierta curiosidad hacia su personalidad y conducta” ( 14 ).

 

Fig. 1.1. - I´m a real artist, Keith Arnatt, 1972.

Así pues, los orígenes de la configuración de la leyenda del artista se establecen a partir de la aparición de las biografías de los artistas, como testimonio de la evolución de un proceso mediante el cual el creador de una obra pasó a desligar su trabajo tanto de la función religiosa, como de la mera función artesanal. 

Además de tener en cuenta la propia postura personal del individuo creativo para sí mismo como elemento importante en la configuración de la leyenda del artista, hay que destacar la gran relevancia que tiene la postura de la sociedad hacia el propio artista en la formación de dicha leyenda, pues esta postura implica una determinada atención y valoración del artista por parte de la sociedad. 

Fig. 1.1 a) - Firma de Salvador Dalí.

Por lo tanto, en la formación de la leyenda del artista es de suma importancia conocer cómo juzgaron sus contemporáneos y la posteridad al artista a través de sus biografías y cómo se repiten ciertos prejuicios acerca de los artistas en todos los relatos que tienen un origen común y que, por consiguiente, se detectan desde el comienzo de la historiografía  ( 15 ).


( 12 ) - Kris, E. Y Kurz, O: Op. cit., p. 22.

( 13 ) - Kris, E. Y Kurz, O: Op. cit., p. 23.

( 14 ) - Wittkower, R. y M.: Nacidos bajo el signo de Saturno, p. 15.

( 15 ) - Es de destacar la visión que, al respecto, dicta el Renacimiento con la exaltación del individuo creador


 

Si los contemporáneos del artista no hubiesen tenido en cuenta la relación entre una obra de arte y el nombre de su creador, el “hombre artista”, el artista hubiese seguido trabajando en la sombra sin posibilidad alguna de manifestarse, de erigirse a sí mismo como tal, como artista reconocido y admirado. 

La imagen del artista viene determinada en el grupo social por un conjunto de características diferenciadoras que lo delimitan y lo diferencian entre los diferentes grupos que componen la estructura social a lo largo de los siglos. 

Como afirman Rudolf y Margot Wittkower: “Lo que emerge es un patrón válido para todas las relaciones humanas: Se compone de mito y realidad, de conjeturas y observaciones, de creencias deseadas y experiencias, que determinaron, y todavía determinan, la imagen del artista” ( 16 ).

Así pues, las biografías son el punto de partida fundamental en la configuración de la leyenda del artista, pero hay que tener en cuenta lo que afirma Neumann sobre el grado de veracidad de muchas bibliografías: “Sin más, el antiguo material histórico genera una serie de anécdotas superficiales acerca de lo más llamativo, lo particular y las capacidades singulares de los hombres famosos, lo que ya en su época dio lugar a incorrectas interpretaciones, toda vez que en ellas se comprobaron estructuras míticas y repetitivas que hicieron decrecer el contenido de verdad del antiguo arte biográfico” ( 17 ). 

También los autores Kris y Kurz parten de la base de que en las biografías hay una gran carga anecdótica, la anécdota como fuente para escribir la historia; tal y como dijo Nietzsche se podría resumir el carácter de cualquier personalidad histórica con la ayuda de tres anécdotas. Estos autores afirman que: “[...] 

La anécdota puede ser considerada como “célula base” de la biografía”. Si esto es claramente válido para las biografías en general, es particularmente auténtico y probado históricamente en el caso de las biografías de artistas. Por lo tanto, de la anécdota se pueden concluir temas biográficos fijos, y éstos, a su vez, conforman la leyenda del artista ( 18 ).


( 16 ) - Wittkower, R. y M.: Nacidos bajo el signo de Saturno, p. 18.

( 17 ) - Neumann, E.: Mitos de artista, p. 154.

( 18 ) - Kris, E.y Kurz, O. : La leyenda del artista, p. 28.


 


Fig. 1.2. - El urinario con la firma de Duchamp, 1917.

 

 



Fig. 1.3. - Página del diario de Frida Kahlo con su firma.

 

 

 

 

Fig. 1.4 .- Boceto de Salvador Dalí para la película de Hitchcock Spellbound.

 

 

 

 

 

Fig. 1.5.- Afrodita hecha por Menofanto, detalle de la inscripción. S. I a.C. Museo nacional Romano.