Arqueología - Vitoria-Gasteiz.


 
 

 

HISTORIA DEL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE ESTÍVALIZ.

CAPÍTULO XV. DEL LIBRO HISTORIA ECLESIÁSTICA DE LA M. N. Y M. L. PROVINCIA DE ÁLAVA.

POR DON JOAQUÍN JOSEF DE LANDÁZURl, y Romarate, hijo de la misma Provincia,  Año de 1797.

EXTRACTO DEL LIBRO.


A el ver que en la lglesia del Santuario de Estivaliz sin embargo de no haber otra casa en su territorio que la que está contigua á él, y sirve de habitacion a el Pater que cuida del aseo, y limpieza de la Basílica, habia en ella Sacramento, y  Pila Bautismal, hace muchos tiempos que recelé, si en siglos  huvo poblacion en este sitio, y á la que sirvió de Iglesia Parroquial este mismo Santuario. 

Este recelo pasó á ser realidad posteriormente por medio de auténticos documentos que acreditan huvo poblacion en Estivaliz titulada Villafranca de Estivaljz, para distinguirla de otras poblaciones con el nombre de, Villafranca. 

En la donacion que dexamos copiado e hizo al Monasterio de Nájera Doña María Lopez, se expresa esta Villa con toda claridad contrayéndola al Santuario de Estivaliz y asi dice: Aquella Villafranca de Estívaliz después de haber hecho expresion del Santuario. Confirma esto mismo una escritura del Rey de Castilla Don Alonso VIII. dada á favor del Monasterio de San Pedro de Clunia en consecuencia á ser filiacion suya el de Nájera, la qual estampó literal el P. M. Yepes en el tom. 6. de su Cronica de San Benito y es la escritura 25. 

Este documento relacionando las posesiones del Monasterio de Nájera, y confirmandolas el Monarca dice:

In Alava S. Mariam de Estivaliz cum ipsa villa ex omnibus  suis Apendices. 

En Álava Santa Mana de Estivaliz con su Villa y todas sus dependencias. 

Esto mismo se repite aun con mayor expresion en otro documento que copió del Archivo de Santa María de Nájera el P. Fr. Gregorio de Argaiz. 

Quejabase el Abad de Nájera Don Gimeno que governó aquel Monasterio por el año de 1200. a su prelado diocesano de que los Parroquianos de Villafranxa de Estívaliz, y otras Iglesias se pasaban a Vitoria-Gasteiz, y a otras partes. 

En este tiempo pertenería como hemos visto el Santuario, y territorio de Estívaliz al Monasterio de Santa Maria de Nájera, por lo que clara, y evidentemente se demuestra por el contesto de los citado documentos, que en el expresado tiempo hubo Villa, y poblacion en el sitio de Estivaliz, y de la qual era Parroquia el Santuario que hoy permanece con este nombre (196).



 

En el siglo 17. se intentó fundar Convento de Recoletos del Patriarca San Francisco en este Santuario de Estivaliz, para cuyo efecto se otorgó por el Ayuntamiento de la Ciudad de Vitoria-Gasteiz en el año de 1608. una escritura á favor de esta fundacion. Capitulóse por ella, que el número de Religiosos que había de haber fuese de doce, y que el territorio que comprehendiese su Guardianía, incluyese veinte y ocho Pueblos. 

Que todos los miercoles del año pudiesen hacer la postulacion de pan cocido en las casas de la Ciudad de Vitoria-Gasteiz, pero con la limitación de que fuesen posteriores en la postulacion de la limosna á los Religiosos del Convento de S. Francisco de Vitoria. 

Convino en esta capitulacion el dífinitorio de la Provincia de Cantabia, como advierte el R. P. Fr. Melchor Amigo su Cronista en el Paraíso Cantabro; y añade, que después de otros tratados dió la Ciudad el uso de Santuario de Estivaliz á los Religiosos de San Francisco, obligándose á conferirles la actual posesión luego que consiguiesen las otras licencias que les faltaban para verifícar esta fundación, asi como la habían conseguido del R. P. Fr. Pedro. Gonzalez de Mendoza Comisario General en esta Cismontana familia. 

Este proyecto no tuvo efecto, y se persuade el R. P. Amigo en la citada obra, á que es muy verosimil el que por el motivo de haberse verificado la fundacíon del Convento de Recoletos titulariedad de la Purisima Concepcion en la Ciudad de Vitoria-Gasteiz en el. año de 1611, y del qual se darán noticias en el Capitulo 25. de éste libro, no tendrá efecto el de Estívaliz, porque saldrian al encuentro en el de 1608. 

Los Ilustres Señores de la Casa de Álava Patronos del Convento de Recoletos de Vitoria-Gasteiz, pidiendo a la Ciudad y Provincia de Cantabria el desistimiento en su determinacion; pues calmada esta podrian tener sus corazones fervidamente devotos para la Religion Seraphica algun desahogo con la   fabrica de este otro Convento y los religiosos  menos incomodidad que en la otra viviendo con el pobre y corto termino que se le asignó por Guardiania. 

Así reflexionó en el asunto el Cronista Cantabro, sin que tengamos otra noticia alguna en el particular.

En la Iglesia del Santuario de Estívaliz una de aquellas antiquísimas arquitecturas que se notan en algunas pocas Iglesias de la Provincia de Álava. Es de sola una nave con su crucero, construida en todas sus partes de piedra de Sillería muy hermosa, y bien trabajada, de modo que como la. parroquia de San Andrés de Armentia de que hicimos expresion en el Capitulo 11, es en toda su construccion de piedra; pues aunque la cima de la Capilla diestra del crucero, tiene actualmente alguna maderamen, es de resulta de haberse reparado modernamente alguna ruina que padeció por aquella parte la obra. 

La Sacristia que no es de la mayor extension, es de las mismas circunstancias que la lglesia. En la puerta principal de esta permanecen algunos vaxos reliebes, cuya configuracion está demostrando la mucha antigüedad del edificio. 

Contigua á la Iglesia, y con comunicacion á ella por puerta distita de la principal , se pasa á un patio que tiene toda la estructura de un claustro, con una orden de columnas de piedra en la misma conformidad, que el que existió en la Iglesia de San Andrés de Armentia, y en otras, en las quales no se descubre el menor motivo para persuadirse, á que haya pertenecido su uso en tiempo alguno á Comunidad de Regulares; por lo que no tiene fundamento, ni apoyo la vulgar pretension de algunas gentes ignorantes en esta materia, que creén haber habido en los siglos antiguos en el Santuario de Estivaliz Comunidad Religiosa.

Ha podido dar motivo á esta equivocacion no solamente el ver el claustro, sino es tambien el persuadirse á que siempre que se halle titulada alguna Iglesia, ó Basilica antigua con este nombre de Monasterío, como hemos visto que sucede con Estívaliz, es por haber sido habitada de Monges; pero está plenamente decidido lo contrario por la repetida experiencia, y practica que se reconoce por los documentos antiguos, en los quales es visible que se da el nombre de Monasterios á Iglesias que únicamente son Parroquias seculares de los pueblos, en que se hacen las donaciones á Monasterios de Regulares: lo que se ha podido notar con mucha frecuencia en esta obra. 

Eran pues semejantes Patios destinados para hacer en ellos las Procesiones que anualmente se ofrecian sin respeto á Comunidad religiosa. Los altares de esta Iglesia son quatro, incluso el mayor dedicado á la Reyna de los Angeles, cuya sagrada Imagen titulada de Estivaliz, ocupa el centro. Asi el altar principal como los otros tres restantes bien adornados, y toda la Iglesia se halla con la mayor decencia. Su cuidado corre por cuenta de la Ciudad de Vitoria, quien por medio de su Sindico Procurador general dá todas las providencias relativas á su manutencion, y conservacion.

Hay en esta Iglesia, como yá se ha notado, Pila Bautismal, y Sacramento: y para la renovacion de éste asiste de ocho en ocho días un Sacerdote de las inmediaciones, á quien se paga de los fondos del Hospital de Santiago de la Ciudad de Vitoria-Gasteiz, conforme al ajuste. Fuera de esto mantiene la Ciudad para la custodia, y aseo de la Basílica á una persona, que con el titulo de Pater de Estivaliz, vive en una casa contigua á el Santuario, que es la única que hay en todo aquel territorio; y que es de bastante extension: el qual juntamente con su familia cultiva las heredades que tiene inmediatas pagando la renta anual, (en que se arrienda ) de fanegas de trigo aplicadas á el Hospital de Santiago de la Ciudad de Vitoria-Gasteiz, a quien esta agregado el Santuario de Estívaliz. 

La funcion de esta Iglesia, y Santuario se celebra en el día primero del mes de Mayo, sin que pueda darse la razon de estarle dedicado este día; pues  el recurrir á el destino que se supone en los siglos antiguos de la cumbre de Estívaliz en el primero dél mes de Mayo para las lides y batallas de los Alaveses, no tiene verosimilitud alguna, como se probará en otro tomo.

El concurso al Santuario de Estivaliz en el dia primero del rnes de Mayo es siempre muy numeroso: y para evitar los desórdenes que pudieran ocurrir con este motivo, va uno de los Ministros de la Ciudad para autorizar las funciores, y regocios, y evitar los disenciones, y alborotos.