Arqueología - Vitoria-Gasteiz.


 
 

 

 

Como mediador en los discursos escultóricos actuales, el animal.

TESIS DOCTORAL.

MEMORIA PARA OPTAR AL GRADO DE DOCTOR.

Sonia Cabello García.

Directora: Consuelo de la Cuadra González-Meneses.

Madrid, 2016.


El animal como mediador en los discursos escultóricos actuales.

ÍNDICE.

Resumen. Español/Inglés.

Introducción.

Metodología.

Contenido.

3 / Símbolo de la trascendencia.

Reutilización del símbolo. Comportamiento simbólico y sentimiento poético.

Anamnesis-viaje de iniciación.

El animal-espíritu auxiliar.

La abstracción-captación de la esencia.

La materia-vehículo sagrado.

La inmortalidad-trascendencia del ser.

El vuelo- ascensión cósmica.

Referente-Artistas.

4 / Mediador en el discurso político-social.

La mediación en el discurso social. El concepto chamánico vinculado a la acción. (performance, happening, acciones).

Variantes del discurso político-social: mediador, redentor, payaso sagrado.

Referente-Artistas.

5 / Mediador en procesos terapéuticos. Experiencia catártica.

Método catártico, psicoanálisis y arte.

Terapia de autosanación.

Catarsis hacia el interior.

Catarsis hacia el exterior.

Referente-Artistas.

6 / Mediador en el cuestionamiento ecológico.

El animal vivo. El arte transgénico en la concepción de seres únicos.

El cadáver del animal. La materia muerta en la creación de fábulas.

Creaciones taxidérmicas.

Creaciones frankenstein.

Creaciones Cyborg.

La transgresión de los límites.

La obra al servicio del animal.

El artista como mediador de la denuncia.

El artista-chamán y el bienestar de los animales.

Referente-Artistas.

7 / Mediador en la creación de mundos ficticios.

Creaciones animistas.

Visiones futuristas.

Mundos paralelos.

Universos lúdicos.

Referente-Artistas.

8 / El animal en el discurso formal y estético.

Reciclado constructivo.

Expresividad de la materia.

Referente-Artistas.

9 / Mediador de discurso escultórico personal.

La relación emocional del Ser Humano con la Naturaleza y la Animalística.

El Mito poético: Poema, Personaje, Poesía, Dignidad..

Obra personal.

Líneas de trabajo: bersos simples, bersos compuestos y fábulas.

--Bersos simples.

--Bersos compuestos.

--Fábulas.

Proyección.

Apéndice: Diccionario de terminología del Mito Poético "animalista".

Conclusiones.

Bibliografía y otras fuentes documentales.

Anexo.

Catálogo. Obra Personal.

 

RESUMEN.

La tesis El animal como mediador en los discursos escultóricos actuales, aúna la investigación sobre los procesos de creación en torno a la animalística durante los siglos XX y XXI (documental, gráfica, histórica y conceptual) con el desarrollo de la creación artística personal como sustrato.

Se trata de una investigación marcadamente transversal, que recurre a disciplinas tales como: lenguajes artísticos (en especial la escultura), biología, antro-pología, filosofía, crítica artística, historia del arte, zoología y ética. Todas estas ramas resultan necesarias para abordar un tema de tanta complejidad como lo es la diversidad de discursos que el arte actual establece en relación al tema.

La tesis busca como objetivo establecer un marco desde el que discutir, analizar y proponer el quehacer artístico personal, dialogado y contextualizado, con el arte animalista del momento.

Tras un profundo estudio del panorama, que se encuentra muy escasamente desarrollado en España, se establecen siete territorios discursivos (incluido el propio personal) cuyo denominador común es recurrir al animal; en unos casos como instrumento para transmitir el discurso de los artistas y, en otros, como eje central de las obras.

En ellos se otorga especial interés a aspectos como: la metodología chamánica, empleada por los actuales artistas con un afán sanador y una preocupación por la relación arte/vida; las consideraciones relativas al símbolo y la transcendencia; la mediación del animal para los discursos políticos sociales; el valor terapéutico, incluyendo en ellos los procesos catárticos; y la metáfora que suponen para los alegatos ecológicos. 

Todo esto sin olvidar la enorme sugerencia formal que los animales aportan como objetos estéticos, y como sugerencias para la creación de mundos fantásticos. Las inquietantes e interesantes propuestas que se han analizado determinan, en último extremo, el posicionamiento de la autora de la tesis dentro de un discurso a favor del animal, su dignidad, su valor sanador y su poder como aliado.

Tras el estudio de 94 artistas reconocidos en este campo, se alcanza a ofrecer un horizonte clarificado de los mecanismos que operan en la animalística, dividiendo su estudio en los siguientes 7 apartados:

En un primer capítulo, dedicado al símbolo de la trascendencia, se analiza la reutilización del símbolo, lo que conduce a determinar el comportamiento simbólico y el sentimiento poético; se recorren los diferentes procedimientos de anamnesis y viajes de iniciación propios de las tradiciones religiosas; y se observa el papel que juega el animal como espíritu auxiliar, recorriendo dentro de la escultura un camino hacia la abstracción y por tanto hacia la captación de la esencia. 

En estos desarrollos la materia es utilizada como vehículo de lo sagrado, de tal modo que la creación artística aspira a la inmortalidad y a la trascendencia del ser.

Avanza el estudio con el animal como mediador en el discurso político-social, encuadre en el que se explora el concepto chamánico que aparece vinculado al arte de la acción (performance, happening y acciones). De este análisis surgen categorías diferentes a la hora de plantear este tipo de problemáticas, definiendo a los artistas como mediadores, redentores o payasos sagrados.

De la mano de estas categorías redentoras, la investigación plantea el papel del animal como mediador en los procesos terapéuticos, a través de experiencias catárticas aplicadas por medio del psicoanálisis a la producción artística. 

Esto conlleva a diferentes terapias de autosanación que dividimos para su estudio en catarsis hacia el interior y catarsis hacia el exterior.

En la tesis son revisadas también las aportaciones escultóricas que, partiendo de la capacidad de sugerencia del animal, lo introducen como mediador en la creación de mundos ficticios. Estas creaciones se diversifican en: animistas, visiones futuristas imaginadas, mundos paralelos al nuestro o universos lúdicos.

Al final se profundiza en el animal como elemento sustentador de los discursos formales y estéticos. El riesgo de objetualización asociado a ellos depende del buen empleo de la expresividad de la materia, que siempre puede ayudar a recuperar para el animal representado la dignidad que le es propia.

La indagación bibliográfica llevada a cabo consigue centrar gran parte del estudio en el valor del animal como mediador en el cuestionamiento ecológico.

Desde planteamientos muy diversos, con el animal vivo o muerto, los artistas colaboran con científicos dentro del arte transgénico para la concepción de seres únicos, o utilizan la materia muerta en la creación de seres híbridos de ficción.

Todo el compendio de ideas barajado lleva a preguntarse por la transgresión de los límites y los valores éticos que marcan las diferentes propuestas.

La primera conclusión final de la tesis, a partir de este análisis de los diversos modos de abordar la creación con el animal, es la siguiente: que el verdadero sentido de la obra artística animalista es intermediar por el propio animal, como sucede en el caso de Temple Grandin, especialista en el leguaje y conducta animal; que queda aquí reconocida por primera vez como artista-chamán, y que proponemos como referente para aquellos futuros artistas que deseen comprometerse con la manifestación de la dignidad del animal y con su bienestar.

La segunda conclusión clave de la tesis, consecuencia directa de la primera, es una metáfora para entender la relación emocional del ser humano con la naturaleza, y la profundización y compromiso en el área de la animalística. Se desarrolla en el capítulo del animal como mediador del discurso escultórico personal, y se enuncia bajo el nombre de mito poético: poema, personaje, poesía y dignidad.

 


ABSTRACT.

The thesis The Animal as Mediator in the Present Sculptural Discourses, combines the research about the processes of creation in relation to animal art during the 20th and 21st centuries (documental, graphic, historic and conceptual) with the development of the personal artistic creation as substratum.

It is a marked transversal research, which resorts to disciplines such as: artistic languages (especially sculpture), biology, anthropology, philosophy, artistic criticism, art history, zoology and ethics. All these branches turn out necessary to address an issue of much complexity as the diversity of discourses that contemporary art sets around the theme is.

The thesis searches as aim to establish a framework from which to discuss, analyze and propose the personal, dialogued and contextualized artistic work, with the current animal art.

After a thorough study of the situation, which has been very poorly developed in Spain, seven discursive territories (including my own personal one) which common denominator is to resort to the animal; in some cases as a means to transmit the discourse of the artist and, in others, as the core of the creations. In them, special attention is given to aspects such as: the shamanic methodology, used by the contemporary artists with a healing effort and a concern about the art/life relationship; the considerations of the symbol and the transcendence; the mediation of the animal for the sociopolitical speeches; the therapeutic value, including in them the cathartic processes; and the metaphor that they pose to the ecological arguments. 

All this without forgetting the huge formal suggestion that animals provide as aesthetic objects, and as suggestions for the creation of fantastic worlds. The intriguing and interesting proposals that have been analyzed ultimately determine the stance of the author of the thesis within a discourse in favor of the animal, its dignity, its healing value and its power as an ally.

After the study of 94 recognized artists in this field, it is possible to offer a clarified horizon of the mechanisms that operate in the animal art, dividing its study into the following 7 sections:

In a first chapter, dedicated to the symbol of the transcendence, the reuse of the symbol is analyzed, which then leads to determine the symbolic behavior and the poetic feeling; different procedures of anamnesis and initiating travels common among religious traditions are covered; and the role the animal plays as an auxiliary spirit is observed, crossing into the sculpture a path to the abstraction and therefore towards the grasp of the essence. In these developments the matter is used as a vehicle for the sacred, in such way that the artistic creation aspires to the immortality and to the transcendence of the being.

The study continues with the animal as a mediator in the sociopolitical speech, frame in which the shamanic concept that appears linked to the art of the action (performance, happening and actions) is explored. From this analysis different categories arise when raising this type of problems, defining the artists as mediators, redeemers or sacred clowns.

From the hand of these redeeming categories, the research raises the role of the animal as mediator in the therapeutic processes, through cathartic experiences applied by means of the psychoanalysis to the artistic production. This leads to different self-healing therapies that we divide into inwards catharsis and outwards catharsis to study them.

The thesis also revises the sculptural contributions that, starting from the capacity of suggestion of the animal, introduce to the animal as a mediator in the creation of fictional worlds. These creations are diversified in: animists, futuristic imagined visions, parallel worlds to ours or ludic universes.

In the end, the thesis delves into the animal as sustaining element of the formal and aesthetic discourses. The risk of turning into object associated with them it depends on the good use of the expressivity of the matter, which always can help to recover for the represented animal the dignity of its own.

The conducted bibliographic inquiry gets to focus a major part of the study on the value of the animal as mediator in the ecological matter. From very different approaches, with the live or deceased animal, the artists collaborate with scientists within the transgenic art for the conception of unique beings, or they use the deceased matter in the creation of hybrid beings of fiction. All the compendium of ideas that have been taken into account leads to wonder about the transgression of the limits and the ethical values that mark the different proposals.

The first final conclusion of the thesis, from this analysis of the various ways of dealing with the creation of the animal, is this: that the true sense of the animal art work is to intermediate for the animal itself, as in the case of Temple Grandin, a specialist in animal language and behavior; who is recognized here for first time as an artist-shaman, and whom we endorse as an example for those future artists who wish to commit themselves with the manifestation of the dignity of the animal and its welfare.

The second key conclusion of the thesis, a direct consequence of the first one, is a metaphor for understanding the emotional connection of the human being with nature, and the deepening and commitment in the area of the animal art. It is developed in the chapter of the animal as mediator in the personal sculptural discourse, and it is enunciated under the name of poetic myth: poem, character, poetry and dignity.

 

I N T R O D U C C I Ó N.

La investigación realizada para una tesis doctoral, por lo que supone de búsqueda de profundidades, marca un antes y un después en la madurez del propio investigador. Se trata de una evolución, pero se podría hablar incluso de una revolución, máxime cuando el objetivo final nace de la previa inquietud artística, pues entonces la vibración acontece a nivel de todos los órdenes vitales.

Guiados por la intención de que resultara una investigación propia de las Bellas Artes, y que no nos derivara hacia la crítica artística, la estética o la historia del arte, determinamos que el proceso debía ser teórico­práctico, no dejando de lado, en ningún momento, los aspectos creadores en el ámbito de la escultura. En base a ello, para introducirnos en el desarrollo argumental de trabajo, las indagaciones teóricas y la experimentación plástica debían retroalimentarse y crecer conjuntamente.

Dado que el estado de la cuestión nos revelaba que existía una total laguna en la documentación sobre esta área, al menos en España, tuvimos pronto la certeza de que resultaría un proyecto duro y ambicioso. 

Duro, porque parte importante de la bibliografía debería ser traducida; y ambicioso, porque observamos que el tema se revertía en múltiples disciplinas, como ocurre en la mayor parte del conocimiento actual, nutrido por una amplia interconexión multidisciplinar. Se puede decir que, en numerosas ocasiones, abordar actualmente determinados problemas, fuera de equipos de trabajo, supone un reto considerable, y produce bastante vértigo pensar en la osadía que ello puede significar.

Como ventaja, pensamos que cuando se aborda con una mirada nueva, los enfoques dados por otras ramas del conocimiento, ello reporta casi siempre savia fresca sobre conceptos que se mantenían en exceso extáticos.

El área de nuestro interés, la animalística, que en principio suponíamos tema de atención de una minoría, pronto comprobamos que constituye, sin embargo, un tema de gran actualidad, en el que se ven reflejadas todas las preocupaciones del artista contemporáneo.

Gracias al estudio, vimos la posibilidad de abrir una ventana, para airear y dar luz sobre las herencias recibidas, esencia de una sabiduría que puede llegar a desvanecerse si no somos capaces de infiltrar en ella poesía regeneradora. A nuestro sentir, esta poesía es más brillante cuando resuena a través de la experimentación personal, y se interiorizan por propio ensayo, los consejos, procedimientos y teorías ajenas.

Con el objetivo de establecer un marco discursivo de la animalística de los siglos XX y XXI, realizamos todo tipo de lecturas, traducciones, ordenación-relación de datos y ensayos de escritura; exploramos nuevas técnicas, materiales y procedimientos; y analizamos las conexiones de las diferentes disciplinas en su acercamiento al problema.

Es así, como fuimos abordando estudios en los que el desarrollo conceptual se apoyara en la producción artística, estableciendo un proceso de realimentación entre ambos.

Sabíamos que nuestro objetivo, una vez logrado, generaría incertidumbres y plantearía nuevas preguntas, dispuestas en bandeja a investigaciones futuras.

Algo muy interesante para potenciar un mayor reconocimiento del tema animalista en el panorama español.

Por otra parte, no eludimos el compromiso de definir el punto de vista personal. Tras sumergirnos en los diferentes planteamientos y aprehender de ellos, tuvimos que, por posicionamiento ético y auto-afirmación, explicar desde qué posición realizamos el estudio y con qué criterios.

Todo ello enraizó con profundidad y apasionamiento en el sentido y la forma de la creación artística, haciéndome sentir, a título personal, afianzada dentro de las corrientes artísticas actuales.

Esta es ahora mi realidad: en atención plena, desde aquella ventana que abrimos, viendo hacia dentro una trayectoria que me considero capaz de defender, y vislumbrando hacia afuera el camino que deseo seguir.

 

M E T O D O L O G Í A.

La metodología seguida en el desarrollo de esta tesis oscila entre dos caminos que resultan sustanciales para el planteamiento de una investigación. Uno es el método lineal, según el cual se construye el cuerpo teórico del trabajo a través de la recogida y estudio de bibliografía, exposiciones, y datos documentales; gracias a él unos desarrollos van llevando a determinadas conclusiones, y éstas a su vez, ayudan a establecer nuevas directrices. 

El otro, que llamamos método radial, posee un carácter imaginativo y bastante azaroso, de tal forma que la intuición es el elemento sustentador; por esta razón suele asociarse a los procesos de creación artística. En La presente investigación, ambos métodos, lineal y radial, han interactuado con flexibilidad, puesto que la intuición y la sensibilidad son factores determinantes a la hora de captar una idea o de relacionar imágenes con determinados discursos. Los dos enfoques no solo se complementan sino que, en muchas ocasiones, se iluminan entre sí.

Tal y como comentamos en la introducción, en la raíz esencial del tema escogido, siempre ha estado latente la creación artística en el campo escultórico, con, en y por el animal. La empatía que este mundo nos aporta ( 1 ), la atracción hacia sus formas y modos de desarrollo, así como la riqueza que observamos, no solo expresiva, sino también comunicativa, ha sido el origen y fuente de motivación desde la concepción inicial de la presente tesis.

Indagar en los desarrollos existentes sobre el tema es una cuestión prioritaria a todo estudio, por ello, el procedimiento inicial fue bucear en todo aquello que tratara específicamente la animalística, incorporando de esta manera un conocimiento que nos posibilitara alcanzar una cierta perspectiva acerca del área. Así fue como iniciamos una exploración en los Museos Vaticanos, en concreto en la Sala degli animali o Zoo de piedra del Museo Pío-Clementino, y en la escultura francesa de los artistas Animaliers del XIX.

Mi relación creativa con el mundo animal me permitió profundizar en el contexto mediante proyectos mixtos entre Bellas Artes y Parques Naturales como el Zoo-Aquarium o Faunia. Esta circunstancia me facilitó la incorporación al grupo de investigación UCM, Arte Ciencia y Naturaleza, donde continuo desarrollando este tipo de investigaciones ( 2 ).


( 1 ) Desde que se realizaran los estudios directos en el Zoo a través de la asignatura Idea, concepto y proceso en la creación escultórica y las diferentes aproximaciones plásticas al animal en las exposiciones colectivas itinerantes derivadas de la colaboración entre la Facultad de Bellas Artes y el Zoológico de la Casa de Campo de Madrid.

( 2 ) En el mismo periodo comencé una labor de colaboración mediante trabajos escultóricos y de ilustración con el Equipo de Investigación de Atapuerca del Centro UCM ISC III, dirigido por Juan Luis Arsuaga, orientada a la apertura de nuevos frentes de interpretación plástica hacia la vida en el pasado. De manera similar fue consolidándose la especialización en proyectos plásticos sobre Arte y Biología, Vida Animal y Antropogénesis junto al Equipo Bionomos de la Facultad de Filosofía de la UCM.


 

En el trascurso de la búsqueda de horizontes dentro de la animalística, fue el panorama de la actualidad el que nos resultó más enriquecedor, tanto a nivel documental como artístico. De este modo la creación personal se convirtió en el punto de partida para analizar los diferentes modos de abordar los discursos con el animal en el arte contemporáneo, tanto desde una perspectiva formal y técnica, como desde los aspectos procesuales y conceptuales.

Esa superposición de los métodos lineal y radial que expusimos en un principio, nos condujo a reorientar, no solamente el concepto de la tesis, sino también el de la propia creación artística, al constatar como el arte objetual en el que nos iniciamos y en el que trabajábamos, iba perdiendo protagonismo frente al discurso conceptual, donde el animal pasa de ser un objeto artístico a convertirse en un médium: símbolo trascendente, medio de sublimación.

La metodología, atendiendo al nuevo enfoque, comenzó analizando los estudios que enlazaban el arte, los mitos y la simbología que, de la mano de escultores como Brancusi, nos introdujeron en los ensayos del historiador de las religiones Mircea Eliade, enclave desde donde pudimos marcar un contexto inicial. 

Esta referencia, en ese camino lineal de indagación del que hablábamos, nos resultó básica para desarrollar la relación del artista-chamán, concepto fundamental que sostiene esta tesis. De los estudios de Eliade ( 3 ), asimilamos para nuestro enfoque sus paralelismos entre el "chamán tradicional" y el "artista plástico", sus precisiones en torno al papel del animal en los rituales chamánicos, tanto como psicopompo o medium para el "chamán tradicional" o "medicine man", como mediador para el "artista chamán", falso o verdadero según los casos.

Fue una revelación constatar que gran parte de los diferentes discursos escultóricos actuales en el área de la animalística utilizan el chamanismo como recurso metodológico. Para progresar en este ámbito, nos apoyamos en los escritos de Carlos Castaneda ( 4 ), centrados en el papel del chamán y su circulo de actividad.

Su profundización en el chamanismo nos facilitó la comprensión del proceso de transformación del hombre a chamán (crisis y ritos iniciáticos e importancia de los espíritus auxiliares animales durante los mismos) dándonos determinadas herramientas de conocimiento.

Pero los aliados de la intuición y el azar, operantes dentro de los métodos radiales, nos condujeron a la exposición Maestros del caos: artistas y chamanes ( 5 ), celebrada en el Caixa-Forum de Madrid en 2013; una muestra en la que la correlación de métodos entre artistas y chamanes nos quedó claramente manifiesta, resultando ser en esencia una perfecta ilustración para nuestro desarrollo. ( 1 ) 


( 3 ) (Eliade, M., 1955), (Eliade, M.,1981), (Eliade, M., 1995), (Eliade, M., 2001).

( 4 ) (Castaneda, C., 2002a), (Castaneda, C., 2002b), (Castaneda, C., 2002c), (Castaneda, C., 2002d).

( 5 ) Cat. exp: "Les Maîtres du Désordre", París, Coédition muséedu quai Branly / éditions de la Réunion des musées nationaux - Grand Palais, 2012. La exposición fue concebida y producida por el Musée du Quai Branly de París y organizada por la Obra Social "la Caixa", con la colaboración del Kunst- Und Ausstellungshalle der Bundesrepublik Deutschland (Bonn, Alemania), y presentaba entre sus obras creaciones de artistas contemporáneos como Annette Messager, Thomas Hirschhorn y Jean-Michel Basquiat, mostrando la vigencia del caos ancestral, reflejo del inconsciente humano.


 

En dicha exposición se mostraba: cómo la lucha entre orden y caos ha sido un punto de referencia en numerosas culturas; el modo en el que a través de tres grandes temas (el caos en el mundo, el dominio del caos y la catarsis) se desarrollaron los mitos que han querido explicar la tensión entre caos y orden con los ritos practicados para su contención; y el papel fundamental de los mediadores que, como protectores de los humanos, los apartan de las desgracias y el infortunio provocados por la imperfección del mundo (los llamados maestros del caos).

Hemos podido comprobar el alcance de estas cuestiones ancestrales, que inspiran aún a los grandes artistas actuales, cuyos trabajos abordan temas inherentes a la conciencia humana. Las instalaciones de los artistas como Joseph Beuys, los hacen legibles en un lenguaje contemporáneo, y gran parte de los discursos
artísticos actuales dentro de la animalística desarrollan este tipo de ceremonias que pretenden ser practicadas para contener el caos. 

De este modo aparecen los artistas mediadores, de cara a interceder ante las fuerzas peligrosas y proteger a los hombres de las desgracias provocadas por un entorno viciado, sumándose a los maestros del caos, con el animal como auxiliar y compañero, armados con objetos de poder e imitando comportamientos rituales, todo ello en una lucha por recuperar el equilibrio ancestral.

En la misma dinámica, entrelazando el método racional con el intuitivo, se construyó poco a poco el orden de los discursos escultóricos, y paralelamente a su fundamentación, se fue gestando un importante elemento conclusivo, el que hemos llamado mito poético, una sencilla metáfora para describir e interpretar la percepción personal de los animales y su mensaje y, por extensión, entender el mundo. 

El desarrollo del mito poético, con los conceptos abrazados a él: Poema, Personaje, Poesía y Dignidad, ayudó a tomar conciencia sobre el propósito latente en la propia creación artística. Identificada la intención, se pudieron distinguir tres categorías de trabajos principales: bersos simples, bersos compuestos y fábulas. Por otra parte, fue posible determinar dos tipos de posturas en torno a los artistas y a la mediación: una en la que el animal es utilizado de transmisor del discurso, y otra en la que el artista es el portavoz del animal, constituyendo este último el verdadero mensaje.

Para este personal enfoque, fue decisivo el descubrimiento azaroso (de nuevo metodología radial) de la película biográfica sobre Temple Grandin, del año 2010, dirigida por Mick Jackson y protagonizada por Claire Danes (2). 

Un testimonio que nos puso en conocimiento de la labor de esta zoóloga autista, doctorada en Ciencia Animal por la Universidad de Illinois y profesora de comportamiento Animal en la Universidad de Colorado, artífice de una revolución en el diseño de los mataderos y nuevas prácticas en el manejo del ganado: una gran aportación motivada por su profunda preocupación por el bienestar animal.

El encuentro de Temple Grandin ( 6 ), nos despertó un profundo interés por sus escritos de divulgación, los cuales permitieron constatar la ética de un pensamiento constructivo orientado al entendimiento con animal. Utilizando los parámetros desarrollados en la tesis, evaluamos su trabajo como una valiosa contribución artística a la sociedad. Así, reconociendo en ella un postura vital plenamente creativa (independientemente de la naturaleza de su disciplina), determinamos atribuirle el rol de "artista" e incorporarla al conjunto de nuestro grupo de referentes.

A partir de una amplia indagación analítica a través de la bibliografía artística actual sobre los diferentes artistas y críticos especializados en la materia (incluyendo webs y catálogos de exposiciones), pudimos realizar una clasificación categórica que fue sustantivando la tesis que defendemos, a saber: la animalística escultórica actual necesita del animal, no tanto como objeto de admiración contemplación o expresión, sino como medio para vehicular sus diferentes discursos. La dirección, entidad, y propósito de los mismos constituyen el proyecto desarrollado en esta investigación, así como su crítica o defensa según nuestros argumentos y sensibilidad. 

También lo es el reconocimiento, como posibilidad real, de un ejercicio artístico que pueda considerarse como legítima práctica artístico-chamánica.

La maduración del proceso en la consolidación de las diferentes hipótesis pasó por el desarrollo de una amplia sucesión de planteamientos entorno a los diversos modos de mediación, tratando de sintetizar y establecer un único eje definitivo, hilo conductor de la tesis.

Descubrimos durante el proceso de análisis al crítico inglés Steve Baker, un ferviente defensor de ciertos artistas posmodernos que trabajan con al animal como mediador. Seleccionamos para nuestro estudio a algunos de sus referentes, manteniéndonos en permanente diálogo con las consideraciones críticas de Baker, aunque, en algunos casos, no fueron coincidentes con las que finalmente determinamos en atención a nuestros criterios ( 7 )


( 6 )  (Grandin, T., 2011), (Grandin, T., y Johnson, C., 2010), (Grandin, T., y Johnson, C., 2012a), (Grandin, T., y Johnson, C., 2012b).

( 7 ) (Baker, S., 1993 ­ 2001), (Baker, S., 2000), (Baker, S., 2013).



1. Cartel de la expo Maestros del Caos (2013). Caixa Forum.

 

2. Cartel del film Temple Grandin (2010). Dirección Mick Jackson.

Cotejando unos esquemas con otros, obtuvimos las pautas generales con las que relacionar grupos de contenido y posturas hacia el discurso escultórico, logrando así reforzar y contrastar nuestra tesis esencial sobre los tipos de mediación, y la postura personal en relación a ellos. Después, trasladamos estas valoraciones a la conclusión final de lo que consideramos arte, a su significado en el mundo actual y hacia aquello que lo convierte en relevante o sustancial.

Quisiéramos por último destacar, desde el punto de vista procedimental y, por lo tanto, metodológico, un elemento que nos resultó clave para la construcción de los guiones y estructuración de la tesis definitiva: la confección y manejo de una base de datos constituida por 94 fichas de artistas. Las principales, sustentadoras del discurso, las presentamos anexionadas al cierre de su capítulo de referencia. 

Las que desempeñaron un papel secundario, pero que también contribuyeron a enriquecer la narración, conceptual y visualmente, decidimos excluirlas del formato ficha, pero están presentes nutriendo las notas a pie de página para completar las diferentes significaciones. Consideramos que este sistema documental facilita la consulta del material, resultando de especial utilidad para otros futuros investigadores interesados en el área de la escultura animalística contemporánea.