Arqueología - Vitoria-Gasteiz.


 
 

 

 

ESTÍBALIZ DOCUMENTACIÓN INÉDITA.

DOCUMENTACIÓN PROPORCIONADA POR P. J. NOVELLA.

VITORIA-GASTEIZ 2010.


 

VITORIA-GASTEIZ DOCUMENTACIÓN DE ESTÍBALIZ.

 

ESTIBALIZ.

Solsticio de verano, año 2010.

P.J. Novella.

 

Estampa hecha a mano. Nuestra Señora de Estíbaliz.

 

 


La Basílica de Nuestra Señora de Estíbaliz, por Manuel Díaz de Arcaya, Cronista de Álava. Vitoria-Gasteiz, Imprenta Provincial de Álava, 1900. El libro perteneció a Jaime Verástegui.

 

 

RESTAURACIÓN DE LA IMAGEN DE LA VIRGEN DE ESTÍBALIZ.

 

Estíbaliz. Grabado, Viaje al País de los Fueros. Año 1879.


"A finales del año 1897, cierto día, previamente comisionados, salieron de Vitoria en un landó, el párroco de San Miguel don Emeterio Abechuco, su sobrino, un coadjutor de la misma parroquia, y no recordamos si alguien más; llegaron a Villafranca, se hicieron cargo de la imagen, y la entregaron en Vitoria al inteligente escultor alavés Lorenzo Viana, que a la sazón tenía el taller en los Arquillos, artista competente y sobre todo prudentísimo, acertado y muy estudioso.

La imagen de referencia, estaba cubierta, toda ella, con un manto de tela, a excepción solamente de las caras de la Virgen y del niño Jesús.

La cabeza de la Virgen era postiza, sujeta al arranque de los hombros por un espigón a modo de cuello, y estaba cubierta con una peluca confeccionada con pelo natural en abundancia. Carecía la citada imagen de sus primitivas manos, que también sustituidas fueron por otras postizas, teniendo en la diestra una manzana.

El Niño de la escultura primitiva, al desaparecer también, fue sustituido por un angelito arrancado de algún altar. Estaba sujeto o adosado a la Virgen de manera inverosímil.

En resumen, que de la antigua imagen de la Virgen sedente sólo quedaban el cuerpo sentado sobre la típica silla, los brazos y los pies.

Bajo el ropaje, apareció sobre su antigua y actual decoración, un amasijo de pintura aldeana, un grosero embadurnado, que con facilidad desapareció.

El respaldo estaba decorado por dos grandes esferas doradas y un sencillo dibujo de cuadros negros sobre fondo rojo oscuro.

Otro adorno de rasgos estrellados con contorno punteado, formaba el cuello o borde del manto, cerrado por un broche. Dicho manto era dorado, liso, plegado bajo los codos, dentro de la silla, dejando ver entre su abertura, el cuerpo esbelto y brevemente redondeado el talle, y cuyo colorido rojo, sin adorno alguno, bajaba hasta la mitad de la falda rematando una lista negra. Era la falda dorada también, con muy sencillos pliegues, por debajo de la cual, asomaban los dos pies en afilada punta, oblicuos y afilados ambos hacia la base.

Hízose por Viana la cabeza coronada, de la imagen, inspirándose el artista no ya en las imágenes de la época, sino en las más próximas del periodo bizantino y bizantino-románico, encajándola maestramente en el cuello que denunciaba el arranque de la primitiva cabeza. 

Colocáronsele manos nuevas empotradas en los huecos respectivos, de los brazos, dándoles el inocente aspecto y algo violenta posición característica, con la típica flor o granada abierta, en la derecha, y el antebrazo y mano izquierdos un tanto encorvados para sostener al niño, que también se hizo nuevo y correspondiente al estilo; detalles todos que si bien al artista moderno peden infundir tal vez alguna repugnancia o resistencia, por el carácter infantil de este arte mediocre, la razón, la pericia, la necesidad, se imponen a esta resistencia, como le ocurrió a Viana, para dar o imprimir a la obra todo su necesario carácter, complementando perfectamente el estilo de la misma, haciendo una restauración de verdad.

La restauración de la obra nueva se hizo siguiendo los vestigios primitivos que aparecieron luego de desaparecido el postizo amasijo de pintura moderna o lo que fuere.

Terminada la restauración, a primeros de enero hubo de ser la imagen entregada y poco después reintegrada a su procedencia accidental de Villafranca…".

En el año 1901 el Hospital de Santiago, propietario de Estíbaliz, cede la propiedad del santuario al Ayuntamiento de Vitoria y a la Diputación, por un canon anual de 250 pesetas, e inmediatamente se inician las gestiones para la restauración del templo.

En el verano del 1904 comenzaron los trabajos, quedando la iglesia abierta al culto en octubre de 1906. El 21 de octubre se organizó una procesión multitudinaria con el fin de trasladar la imagen desde la parroquia de Villafranca al santuario. J. de Izarza Retana lo cuenta en su obra Crónica de Estíbaliz (1920):

"Llegó por fin, la mañana del 21, y para las nueve y media se organizó la procesión en la parroquia de Villafranca con la imagen de la Virgen y por el siguiente orden: (viéndose todo el camino engalanado de mástiles y banderas).

Chistularis tocando la marcha de San Ignacio, Cruces parroquiales de Argandoña, Villafranca, Matauco y Oreitia, Zurbano, Aberasturi, Junguitu, Elburgo, Añua, Gáceta, Alegría, Arcaute, Cerio, Lubiano, Ullibarri de los Olleros, Villarreal, Trocóniz, Hijona, Erenchun, Eguileta; estandartes de varias congregaciones Marianas inclusive las de Vitoria, Centro de obreros católicos con su estandarte.

Crucifijo de talla en madera que perteneció a la basílica, imagen de la Virgen de Estíbaliz, a la que daban guardia los miñones de Álava, señor cura de San Miguel de Vitoria revestido de capa, representaciones oficiales de los Ayuntamientos de Vitoria, Salvatierra, Villarreal, Zuya, Gamboa, Urcabustáiz, Barrundia, Campezo, Apellániz, Lezama, Zalduendo, Aramayona, Elciego, Maestu, Ayala, Añana, Zigoitia, Valdegovía, Amurrio, Salinillas, Bergüenda, Ribera alta, Ribera baja, Peñacerrada, Asparrena, Oquendo, Elburgo, Arceniega, Gauna, Nanclares de la Oca, Arrázua, Llodio, Ullíbarri-Gamboa, Armiñón, Foronda, Alegría, Subijana-Morillas, Iruraiz, Ariñez, Laminoria, Arrastaria, Salcedo, Laguardia, Cuartango; Diputación de Álava,, senador marqués Unzá del Valle, Junta de restauración, Secretario del obispado, etcétera, etcétera.

Una vez en Estíbaliz, siendo imposible permanecer todos en el interior del templo, se acuerda que la procesión penetre por la puerta del sur y vaya saliendo por la del oeste.

La imagen de la Virgen se colocó en el altar mayor en el ábside central, y poco después fue trasladada a otro altar improvisado al exterior de la iglesia, donde el señor Abechuco ofició la misa mayor. 

El orfeón del Centro Vasco cantó una misa gregoriana, estando encargado del sermón el párroco de Santa María, don Félix Landa, quien al efecto, después del evangelio ocupó una tribuna levantada a la diestra del altar. A mediodía el restaurante Orbe, sirvió un espléndido banquete a las autoridades.


Postal. La Virgen de Estíbaliz en el pórtico de la iglesia de Villafranca. Firmada a mano por P.L.R. Reverso: sello del fotógrafo Gutiérrez.

Por la tarde, a las tres, salió la procesión por la campa; rezóse el Rosario con letanía cantada; predicó Don Asunción Gurruchaga; cantóse solemne Te-Deum, y finalizaron los cultos con la Salve a canto llano. Poco después, las autoridades organizaron un aurresku de honor que se bailó por varias damas con la mayor solemnidad y clasicismo. Actuó la banda de chistularis del municipio.

 



Postal. La Virgen de Estíbaliz en un altar ante la portada sur. Foto Salinas.

Los muchísimos concurrentes a esta memorable fiesta emprendieron el regreso a sus respectivos pueblos llenos de satisfacción.”

 

 

Heraldo Alavés : Diario independiente de la tarde - Año IV Nº 1119 -23/08/1904.

 


Postal. Estíbaliz, La espadaña tras la restauración. Año 1906.

 

Heraldo Alavés : Diario independiente de la tarde: Año VII Nª 1869 - 1907/03/02.

 

Estíbaliz, Tarjeta postal. CH. Fecha: 1918. Es la misma fotografía que aparece en la portada del libro de Juan de Esnaola que puede verse en las páginas siguientes.

Estíbaliz, Fotografía tomada durante los actos de entronización del Sagrado Corazón.

Se reproduce también esta fotografía en el Nº 1 de la hoja FLORECILLAS DE ESTÍBALIZ del mes de abril del año 1920.

 

    

Reportaje de Estíbaliz. La Esfera (Madrid. 1914). 31-8-1918, n.º 244, páginas 25 y 26.

 

 

 

ESTÍBALIZ. Monografía histórica del culto a Santa María de Estíbaliz de Juan de Esnaola, seminarista.

Obra laureada en el Certamen de Cultura celebrado en Vitoria en 1918. Lema: “Más antigua, más injertada en el país que en los suyos la Virgen de Begoña y la de Aránzazu y tan amada ya otra vez” Vitoria, 1919, Imp., Lib. y Enc. Montepío Diocesano, San Antonio 8 y 10. C. L.

 

 

 

Crónica de Estíbaliz de J. de Izarra Retana (Vitoriano). Año MCMXX.

 

 

 

   

Crónica de Estíbaliz, Portada de Mariano de Basterra. Perteneció a don José Miguel de Barandiarán. C. L.

 

 

La Coronación de Santa María de Estíbaliz VI mayo MCMXXIII Crónica de Don Herminio Madinaveitia, a la sazón alcalde de Vitoria y hermano mayor de la Cofradía.

Se acabó de imprimir este libro en los talleres tipográficos de Fuertes y Martínez el día 15 de julio de 1925.

La portada y contraportada del libro reproducen, respectivamente, el anverso y el reverso de la medalla de la coronación.

 


LA CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE ESTÍBALIZ.

Correspondencia y prensa (años 1922 y 1923).

Correspondencia mantenida entre Luisa Ruiz de Gámiz, Camarera de la Virgen de Estíbaliz, y el taller de joyería C. de Ansorena, Hijos de Madrid con motivo del encargo de la corona de la Virgen de Estíbaliz.

 

    

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 1.1.

Carta nº 1. Borrador manuscrito de la primera carta remitida a la casa C. de Ansorena, Hijos de Madrid. Aunque no consta en el escrito ni fecha ni firma, por la respuesta de C. de Ansorena, Hijos sabemos que la carta fue remitida por Luisa Ruiz de Gámiz, el 20 de septiembre de 1922.

 



VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 1.2.

 

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 1.3.

Señores Ansorena e Hijos:

Muy Señores Míos: Aunque no tengo el gusto de conocerles personalmente ni Vs. á mi, ha mediado entre nuestras dos familias antigua amistad y esta me hace confiar en que se servirán contestarme, si les es posible enseguida por la premura del encargo.

Es el caso que la Provincia de Álava se propone coronar canónicamente con gran solemnidad á Nª Sª de Estíbaliz antiquísima Imagen, que de tiempo inmemorial viene recibiendo Culto en ella: con el fin de que todo el pueblo contribuya á costear la Corona, el Prelado de la Diócesis hizo un llamamiento que, por todos ha sido correspondido no con alhajas de mucho valor, sino con mucha diversidad de ellas: para sacar partido de lo que hay, reunidas en Junta las Señoras, bajo la Presidencia del Sr. Obispo, me han dado el encargo de preguntar á esa respetable casa, si querrá encargarse de ese trabajo en un tiempo prudencial que no pase de dos o tres meses por tener que hacerse la Coronación en los primeros días del nuevo Año.

Tiene la Imagen una corona de estilo románico que no debe desaparecer sino adaptando á ella el trabajo que se haga: para que, de ella, tomen Vs. idea, se les enviará un dibujo en cuanto presenten su conformidad y si alguno de esa casa puede luego venir á ver á Aquella y estudiar sobre el terreno lo que seria conveniente tendríamos mucho gusto en que, esa Casa que, como nosotros desciende de la Prov. de Álava, fuese la encargada de reunir en una Corona sencilla pero artística, los donativos de todo el pueblo alavés para su Virgen tan venerada.

Rogándoles pronta contestación queda suya etc.

 

Celestino de Ansorena y Alejandre (1818-1897) nació en Baranbio (Álava), donde su familia había prosperado dedicándose al comercio. Después de trabajar unos años como platero en Pamplona se trasladó a Madrid. En el año 1845, abrió un modesto taller de joyería en la calle Espoz y Mina, conocida en aquella época como la calle de los joyeros, que en poco tiempo se convirtió en uno de los principales de la capital.

Su primera gran obra fue el encargo, realizado por la reina Isabel II, de elaborar una tiara de oro y piedras preciosas para el Papa Pío IX, usando en su construcción 6800 brillantes de 660 quilates de peso -24 de ellos de un quilate- 160 esmeraldas, otros 160 rubíes y 96 perlas. 

A partir de entonces, se convirtió en el joyero favorito de la Casa Real trabajando sucesivamente para la reina Isabel, Alfonso XII y María de las Mercedes, la regente María Cristina y el rey Alfonso XIII. En el año 1912, sus sucesores, recibieron el nombramiento de Proveedores de la Real Casa.

Entre sus mejores obras figuran un collar de perlas con broche de brillantes y esmeraldas para Isabel II valorado en 20000 reales, la diadema que lució María de las Mercedes en su boda con Alfonso XII; el colgante de brillantes con la falsa perla peregrina y la diadema de Las Flores de Lis, encargos de Alfonso XIII para su prometida, y el famoso collar de diamantes conocido como el de chatones que Alfonso XIII se encargaba de ampliar cada año regalando más piedras a su esposa.

Todavía algunas de estas joyas siguen siendo utilizadas por los miembros de la familia real española hoy en día.

Tras la muerte de Celestino Ansorena, acaecida en el año 1896, se hizo cargo del negocio José María García Moris, casado con su hija Consuelo, de cuyo matrimonio nació Ramiro García Ansorena que fue quien trasladó la joyería a la calle Alcalá 52, donde se encuentra en la actualidad.

 


    

Corona y resplandor de la Virgen del Pilar.

    
De 1905 data la espectacular corona de la Virgen del Pilar, trabajo realizado por 33 operarios del taller en tan sólo 41 días, en turnos de día y noche. Un total de 15000 piedras preciosas convierten a la corona de la Virgen del Pilar y la del niño en una de las joyas más grandes del mundo. La corona de la Virgen lleva 2836 brillantes, 5725 rosas, 145 perlas, 74 esmeraldas, 62 rubíes y 46 zafiros. 

El resplandor que sirve de fondo a la corona, lleva incrustados formando flores y óvalos variedad de topacios, amatistas y zafiros de gran tamaño, acompañados de brillantes y perlas.

 

Los rayos del resplandor son de oro realizados con las joyas que habían sobrado de la corona y llevan engarzados 47 brillantes, 2311 rosas, 137 perlas, 1097 perlas hiladas, 83 esmeraldas, 63 rubíes, 57 zafiros, 95 granates, 120 amatistas, 87 topacios, 44 turquesas, 7 ópalos grandes, 14 corales grandes y varias joyas sin desmontar. 

La corona del Niño Jesús, reproducción en miniatura de la de la Virgen, lleva 547 brillantes, 200 rosas, 12 perlas, 16 esmeraldas y 16 rubíes.


La corona de la Virgen de Estíbaliz, bastante más pequeña y muchísimo más modesta que la de la Virgen del Pilar, lleva engarzados en un calado de oro 208 brillantes, 53 perlas, 763 rosas y diamantes, 51 esmeraldas, 40 zafiros, 67 rubíes, 63 granates, 45 turquesas, 4 aguamarinas, 10 amatistas cuadradas, 4 en rombo, 2 topacios rectangulares y 15 olivinas.

Tejiéronte tus hijos,
Con oro y perlas finas,
Y piedras diamantinas
De nítido fulgor
Corona primorosa
Que, envuelta en parabienes,
Ciño en tus puras sienes
Nuestro ínclito Pastor.

(Estrofa del himno de la Virgen de Estíbaliz).

J. de Izarra cuenta los antecedentes de la coronación en su libro Crónica de Estíbaliz (1928), cuya portada se reproduce en la página siguiente:

“Era septiembre de 1915. El ilustre prelado Dr. Melo y Alcalde, luego de haber oficiado como consagrante del nuevo altar mayor del Santuario, insinuaba que la obra, por ahora, no quedaba ultimada, aplazándose por un año, hasta volver a consagrarlo como Basílica.

Y amplificando a la par otros deseos, hacia fervientes votos para cuanto antes coronar a la Virgen solemnemente, declarándola e instituyéndola oficialmente Patrona de Álava.

No pudo el Dr. Melo y Alcalde ver realizado tan trascendental proyecto, acariciado también por sus dignos sucesores en la mitra vascongada, pero afortunadamente, la realidad, con la progresiva expansión por todo Álava de la devoción a la Virgen de Estíbaliz, gracias principalmente a su gran Cofradía, y la celebración de sus fiestas Esparsas, no menos que a la incansable propaganda de los benedictinos, y clero todo, va acercando más cada día esa fecha tan deseada.

Entonces será tiempo de la consagración del templo como Basílica, según antiguo proyecto del reverendísimo Dr. Melo.

El 17 de marzo de 1918, el pueblo de Vitoria, precedido de sus autoridades, como ya se ha dicho, entronizó solemnemente en el palacio provincial la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, escribiendo una página bellísima en los anales de su historia que habrá de completarse el día que en Estíbaliz se erija el monumento proyectado que deberá sufragarse por suscripción.

En dicho acto, nuestro reverendísimo prelado Dr. Eijo y Garay, dirigió su pastoral palabra a un auditorio compuesto por varios miles de almas. Y habló con elocuencia y entusiasmo de la necesidad de coronar a la Virgen instituyéndola como Patrona oficial de Álava, ya que, de hecho, reinaba en los corazones de los alaveses.





Crónica de Estíbaliz. Libro, J. de Izarra. MCMXXVIII.

Y el pueblo, al oír las radiantes frases de su Prelado, interrumpía su discurso para subrayarlas con ovaciones incesantes, atronadoras, entusiastas, inenarrables.

Más adelante, la prensa de Vitoria correspondiente al lunes 8 de mayo de 1922, al reseñar la fiesta anual celebrada el día anterior en el Santuario, daba cuenta de estas frases dirigidas a los fieles por el Prelado Dr. Eijo y Garay al final de los cultos de la tarde “…que creía llegado el momento, la ocasión propicia, que se demostrara de modo patente nuestra devoción y amor a la Virgen de Estíbaliz coronándola como Reina y Señora de esta comarca; y aunque la ceremonia podía celebrarse en la intimidad, era preferible darle el carácter de solemnidad y grandeza que el acto merecía; para ello era preciso solicitarlo de la Santa Sede y, una vez obtenida la Bula, habría de dirigirse a S. I. a todos los diocesanos alaveses, con el ruego de que contribuyeran a la confección de la Corona, en cuya obra tenían que tomar parte todos como devotos fervorosos de la Virgen, los ricos con alhajas, los pobres con limosnas, y hasta los niños con el óbolo de sus premios.

La breve, entusiasta y elocuente peroración del querido Prelado, conmovió profundamente a los numerosos asistentes a los cultos aludidos, a tal extremo, que desde aquel mismo momento comenzó la colecta de las primeras alhajas, dando el ejemplo un señor concejal allí presente que cedió el mejor anillo que lucía en una de sus manos.

Pocos días después, en las parroquias de la Ciudad y aldeas, dábase cuenta a los fieles de la circular del Sr. Obispo, invitándoles para que contribuyesen con alhajas y limosnas; repartiéndose a domicilio ejemplares por las Señoras Camareras de la Virgen, y correspondiéndose por todos, ricos y pobres, de modo espléndido que en detalle puede verse en las largas listas de donantes que publicaban periódicamente los diarios de la ciudad.”.

El 20 de septiembre de 1922, fueron convocadas a reunión, en el palacio Episcopal, las personas que constituían la Junta de la Corona, tomándose importantes acuerdos. Luisa Ruiz de Gámiz, Camarera de la Virgen de Estíbaliz, se encarga de la correspondencia mantenida con la casa C. de Ansorena, Hijos, durante todo el proceso de elaboración de la corona. Eran también Camareras de la Virgen de Estíbaliz las siguientes señoras vitorianas: Marquesa viuda de la Alameda, Sra. viuda de Fournier, Srta. Doña María de Guinea, Sra. Dª Mercedes Olano y Srta. Arecia Madinaveitia.

El mismo día que se reúne la Junta de Señoras bajo la presidencia del Sr. Obispo, Luisa Ruiz de Gámiz se pone en contacto por carta con la casa C. de Ansorena, Hijos de Madrid.

 

NOTICIAS: Las Camareras de la Virgen de Estíbaliz.

Acaba de establecerse una sección de Camareras de la Santísima Virgen de Estíbaliz –tres por cada hermandad- cuyos fines son fomentar su devoción, trabajar por el aumento de cofrades, recaudar las cuotas y cuidar del aseo y ornamento de los altares que se vayan erigiendo. Las Camareras de la Hermandad de Vitoria-Gasteiz  -donde como centro de la Cofradía habrá cuatro- son: la Sras, Marquesa Viuda de la Alameda, Dª Luisa Ruiz de Gámiz, Dª María Nieves Parte Arroyo, Viuda de Fournier, y Doña María de Guinea, Viuda de Guinea.

Mucho puede esperar la Asociación del celo y actividad de tan piadosas damas, como de su capellán D. Jesús Vírgala, Beneficiado organista de la S.I.C.
FLORECILLAS DE ESTÍBALIZ. Año I, Abril de 1920, Núm. 1.

Doña María de Guinea era la viuda de D. Benito Guinea, principal propulsor de la restauración de Estíbaliz. Un hijo suyo, el abogado D. José de Guinea, fue nombrado Presidente de la Diputación en 1925.



ESTÍBALIZ. Carta nº 2. Respuesta de C. de Ansorena, Hijos, fechada el 22 de septiembre de 1922, a Luisa Ruiz de Gámiz.

Todas las cartas de la joyería van encabezadas por el mismo membrete -C. de Ansorena, Hijos- Espoz y Mina, 1 Dirección telegráfica CANSORENA)- y van dirigidas a la Sra. D.ª Luisa Ruiz de Gámiz, Barreras 1, Vitoria.

 

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 2.

Muy Sra. Nuestra: Recibimos su atenta 20 del actual agradeciendo su contenido y deferencia que nos manifiesta. 

A pesar de los muchos quehaceres que ya tenemos comprometidos para los primeros meses del Invierno en ns. talleres, creemos no tener inconveniente en aceptar el trabajo que nos proponen, habiendo por lo que V. nos indica, de dos a tres meses por lo menos para su ejecución. 

Así pues está bien lo que V. propone de enviar un dibujo de la actual Corona de la Virgen, ampliando lo más posible la idea de lo que desean, y anticipando si posible es, aunque sea englobado, la cantidad de joyas reunidas, por lo menos gramos de oro y de plata con que se contaría, que suponemos será lo que domine el metal más que piedras de una u otra importancia. Vs. pues nos dirán y procuraremos hacer todo lo necesario al mejor cumplimiento del encargo. Con este motivo se complacen en ofrecerse a V. atmos. s. s. q. b. s. p.

Abreviatura de cortesía: “a V. atmos. s.s.q.b.s.p” (a usted atentísimos seguros servidores que besan sus pies).

La Casa de Ansorena, Hijos acepta inmediatamente el encargo, sólo tarda un día en responder. La carta de respuesta es estrictamente comercial, no hace referencia ni al paisanaje ni a las relaciones familiares a las que aludía en su misiva la Srta. Luisa Ruiz de Gámiz. Por las fechas citadas para la elaboración del trabajo, parece ser que la coronación se quería llevar a cabo a principios del año 1923.

En la respuesta se menciona el envío de los dibujos de la corona de la Virgen y del Niño y de una fotografía de la imagen a Madrid. Los dibujos y la fotografía, junto con toda la documentación del taller relativa a la corona: bocetos, presupuestos…, desaparecieron durante la Guerra civil cuando se destruyeron los archivos de C. de Ansorena, Hijos.

 


Estíbaliz. Detalle de peinado. Canecillo de la portada. Fotografía tomada desde la carretilla elevadora el día que se colocó la varilla al reloj canónico.

 

 

ESTÍBALIZ. Carta nº 3. Copia a máquina de la carta remitida por Luisa Ruiz de Gámiz a C. de Ansorena, Hijos, el 27 de septiembre de 1922.

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 3.

 

Muy señores míos: Fue en mí poder su atta. 22 del mes actual a la que antes no he contestado, por desear enviarles un dibujo de la corona que pudiera darles verdadera idea de lo que deseamos.

Ayer fue a Madrid una persona de mi familia y aprovechando esa buena ocasión, enviamos a Vds. en una caja, el oro, la plata y pedrería de que disponemos. Entre esta hay algunas cosas inservibles pero respetando la buena voluntad de los donantes, no hemos dudado en enviarlas y Vds. tendrán la bondad de eliminar lo que sea falso. Si alguna de las piedras resultan demasiado grandes para el dibujo tampoco importa si no las emplean, porque tendremos ocasión de utilizarlas en alguna otra cosa análoga pero todo lo demás, es decir, el oro, plata, etc. tienen estas buenas gentes empeño especial en que sea fundido y utilizado en la confección de la Corona que ha de adornar a Nª Sra. de Estíbaliz.

En la caja van unos dibujos que darán a Vds. idea bastante exacta de la forma y dimensiones de ella y hoy les enviamos una fotografía de la imagen.

Además de lo enviado, tenemos una 18.000 pesetas recaudadas con el mismo fin y se desea que descontados los gastos de confección que Vdes. se servirán calcular, se emplee el resto en enriquecer la Corona, dejando a su buen gusto y elección emplear dicha cantidad en lo que crean mas necesaria para que la obra resulte bonita dentro de sus modestas proporciones.

Agradecería a Vdes. mucho se sirvieran acusarme recibo de la caja, en cuanto les sea posible y queda a sus órdenes at. s. s. q. s. m. b.

Luisa Ruiz de Gámiz.

Es copia.




ESTÍBALIZ. Carta nº 4. Remitida por C. de Ansorena, Hijos con fecha de 28 de septiembre de 1922, en respuesta a la enviada por Luisa Ruiz de Gámiz el día anterior.


VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 4.

Muy Sra. nuestra: Hemos recibido ayer la caja con todos los objetos de oro, piedras, y plata que nos envía por su Señor Sobrino, y que han de servir para hacer la Corona consabida. También los dibujos de dichas Coronas.

Recibimos igualmente su grata de ayer, en referencia a este asunto: tomamos nota de lo que nos dice para tenerlo en cuenta, y nos limitamos por hoy al acuse de recibo. En cuanto nuestros quehaceres nos lo permitan, nos pondremos al estudio de este encargo, confección del dibujo, presupuesto, etc. que someteremos a su aprobación: tendrán que pasar, suponemos unos 15 días más o menos para poder hacerlo y mientras tanto tienen gusto en repetirse en V. afmos. att. s. s. q. b. s. p.

C. de Ansorena, Hijos.

 




ESTÍBALIZ. Carta nº 5. Borrador manuscrito, sin fecha ni firma, donde se solicita aportación de dinero o alhajas para costear la corona de la Virgen de Estíbaliz a persona o personas influyentes de la provincia.

    

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 5-1.

 

 

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 5-2.

 

 

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 5-3.

 

Excmo…

Muy Señores Nuestros: Designadas por el Remo. Prelado de la Diócesis para el honrosísimo cargo de Camareras de Nª Sª de Estíbaliz recibimos, también de S. I. el de fomentar en esta nobilísima Provincia una suscrición bien de alhajas, bien de dinero, para con su producto costear la Corona que ha de ceñir las sienes de la Celestial Señora de Álava en el día ya inmediato de su solemne Coronación Canónica.

La confección de dicha obra está ya encargada á la casa Ansorena e Hijos de Madrid en cuyo poder se han depositado las alhajas que, con tanta generosidad ha dado el pueblo alavés.

Pero este pueblo, aunque generoso no es rico y en su nombre nos permitimos acudir a Vs. para que como (alaveses y) fervorosos católicos y amantes de la Virgen Santísima, se sirvan contribuir con alguna limosna por pequeña que sea para con ella aumentar la recaudación que aun seguirá abierta hasta el día 31.

Será para nosotras una honra muy grande ver figurar su nombre, ya tan conocido por su liberalidad entre los de los hijos de Álava que honran a su Madre del Cielo y Esta Señora se lo premiara como se lo pedimos sus at. ss. ss. q. b. s. m.

 



HERALDO ALAVÉS, edición del 5 de octubre de 1922.

LA CORONA DE LA VIRGEN DE ESTÍBALIZ.

Ha sido encargada al joyero señor Ansorena la confección de la corona para la Santísima Virgen de Estíbaliz. Pronto estarán terminados los diseños del proyecto que han de someterse a la aprobación de la Junta.

Se espera que dados el gusto y la pericia del los talleres del artífice encargado de la confección de la Corona, esta resulte espléndida.

Para ultimar los detalles precisos, se ruega a cuantas personas deseen contribuir a este homenaje del pueblo alavés a su Madre y Señora, entreguen los donativos o joyas antes del día 15 de este mes, fecha en que la suscripción quedará cerrada.




Estíbaliz. Las listas de suscripción.

Coronación de Sta. María de Estíbaliz.

Suscripción abierta por la Junta organizadora (3ª lista).

Heraldo Alavés : Diario independiente de la tarde Año 22 Nº 8919 04/07/1922.


Coronación de Sta. María de Estíbaliz. Suscripción abierta por la Junta organizadora (3ª lista).

Suma anterior 10.509 pts.

Don Francisco Landa 5

Don Vicente Abreu 5

Don Eduardo Alarcón 5

Don Julián Jiménez 5

Doña Corona Tournan 25

Don José maría Tournan 25

Don Ángel Manterola 25

Don Manuel Tabalgocha 10

Don Antonio Llano 25

Doña Asunción F. de Retana 100

Don José Mª. Retana y Galíndez 50

Don Eduardo Divar 15

Don Fernando G. Prieto 25

D. José María Verástegui 5

RR. PP. Carmelitas 10

Doña Concepción M. Rivacoba 20

Don Federico Santiago y señora 50

Sra. Viuda del general Santiago 25

Sra. de Carsi 15

Don Julián Echenique 25

Don Benito Andrade 100

Don Enrique Guinea 5

Don Francisco Aracama 5

Exma. Sra. Marquesa de la Alameda 25

Señora viuda de Ciria 5

Don Juan M. de Nanclares 5

Don Ramón Rotaeche 25

Hermanos Corazonistas 25

Don Gregorio Olalde 10

Don Serafín Ajuria y señora 500

General Chacón 15

Señora viuda de Póveda 5

Señoritas de Brena 5

Don Hilario San Vicente 25

Don Laureano Otero 5

Don Mariano Ortueta 25

Don Antonio Gauna 5

Señora viuda de Foronda 25

Doña Dorotea Medrano 5

Don Joaquín Yera 5

Señora de Azpiazu 5

Don Victoriano Fernández 5

Don Juan José Barrenechea 5

Don Luis Saracho 100

Don Bernardo catón 5

Don Ángel Valiente 5

Doña Emilia González, en memoria de sus difuntos padres 5

Don Francisco Ramos 10

Doña Magdalena Paternina 5

Don Pedro Oar 10

Don Francisco Aspiazu 0,50

Don mariano Llorente 2

Don Félix R. de Ochoa 1

Don Timoteo Martínez 1

Don Joaquín Eseverri 1

Doña Ramona Zabaleta 2

Doña Leonarda Orbe 1

Don José Cañabate 1

Don Aurelio Lafuente 1

Una devota de la Virgen 0,25

Otra ídem ídem 0,25

Doña mercedes Miñano y hermana 5

Don Melquíades Ullívarri y señora 10

Doña Isabel O. de I. Moreno 5

Doña maría Ortiz 5

Señora de Abreu 5

Doña Carmen Póveda 5

Una devota de la Virgen 25

Don Antonio Salazar 5 Total 12.035

Se admiten donativos para esta suscripción en el Palacio Episcopal, Diputación de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y redacciones de La Libertad y del HERALDO ALAVÉS.

 

Coronación de Sta. María de Estíbaliz.

Suscripción abierta por la Junta organizadora (4ª lista)

Suma anterior 12.035 pesetas

Señora V. de Helcel 25

Don Alejandro Amezqueta 10

Doña julia H. de Gz. de Suso 25

Una devota de la Virgen 25

Don francisco i9barreta 10

Doña Teresa N. de Alberdi 5

Don Domingo Guinea y Sauto 100

Don José D. de Mendívil 250

Don Jesús Velasco 50

Don Emilio Regües 5

Don paulino Mujica 5

Sres. Gómez Hermanos (Fonda peña) 10

Don Félix Retuerto 5

Doña Ángeles Erbina, Viuda de Montoya 25

Doña Petra Erbina 25

Don Jesús Egaña 100

Don Manuel Aspe 5

Don Francisco Estavillo 10

Doña Concepción Urrutia 2

Don José M. Unda 100

Señora de Saleta 5

Sucesores de Apraiz 5

Don Clemente Gutierrez 10

Don Calixto García 20

Don Emilio García 5

Don Gumersindo Escota 6

Don Jaime Verástegui 50

Doña María Osaba 15

Doña Blanca Martínez 5

Señora de Ramos 5

Señora de Gorrochategui 5

Don Pablo Alegre 5

Don Máximo Pérez 5

Don José Campo 5

Don Castor M. de Apodaca 5

Señora Viuda de don Teodoro Iradier 5

Don Miguel Ochoa 5

Don Pío Cerrada 5

Don Juan Robles 5

Don Manuel Ribas 5

José G. de Peña 25

Don Andrés Soloaga 25

Don Casimiro Lascaray 5

Don Roberto Dublang 10

Don Pedro M. Martínez y Sra. 5

Don mateo Alberdi 10

Don Dionisio Aldana 25

Señores Hijos de Melquíades Aldama 25

Don Dionisio Bengoa 2

Don Claudio Lengarán 2

Don Francisco Martínez 2

Doña Carmen Basabe 2

Don Julián Aresti 2

Sra. viuda de Pérez 1

Doña Bárbara Urrutia 1

Señora Eguileta 2

Señora Viuda de Argandoña 1

Doña Purificación Herrero 1

Señora de Estanco 1

Don Teodoro Orue 2

Señores de Arechavaleta 1

Doña Josefa Martínez 1

Doña Leandra Arnáez 1

Don José Ormazábal 2

Doña Consuelo Lerrasado 0,25

Don Pío Larrañaga 2

Don José Echeandía 0,50

Señoritas de Uriarte 100

Banco de Vitoria 150

Don Antonio Salinas 2

Doña Dolores F. Arroyo 5

Don Julio Salazar 10

Total 13.436,75

Se admiten donativos para esta suscripción en el Palacio Episcopal, Diputación de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y redacciones de La Libertad y del HERALDO ALAVÉS.

 

Coronación de Sta. María de Estíbaliz.

Suscripción abierta por la Junta organizadora (5ª lista)

Suma anterior 13.436,75 pesetas.

Señora de Figueroa 10

Señora de Ceraín 5

Doña Rosalía Lafuente 25

Señor Puente 5

Señor Llano 10

Fonda Argentina 10

Don José Betolaza 5

Don Manuel de León 5

Don Feliciano Ruiz 25

Señora Viuda de Quejana 10

Señor de Aracama 5

Doña Pilar de Uriarte 5

Doña Concepción Arteta 5

Señora de Guilmain 25

Una señora 5

Don Carlos Parrado 25

Don Aurelia Ugarte 10

Doña Aurelia de Moreno 5

Doña Aurelia de Oleaga 5

Don Santiago Echevarría 10

Señor Párroco de Caranca 8,50

Don Miguel Gamarra 15

Doña Elisa Tellería 2

Don Juan Montoro 1

Don Ángel Llamas 0,30

Don Marcos Herrán 1

Doña María Casas 0,50

Una señora 3

Don Enrique Aráico 5

Don Quintín Ruíz de Gauna 250

Círculo Mariano 25

Congregación Mariana 15

Una señora 1

Don Manuel Ibarrondo 25

Don Guillermo Montoya 50

Viuda de Tournán e hijos 100

Don Francisco Velasco 25

Señores huéspedes de D. V. G. 9,35

Don Prudencio Arrilucea 5

Don Ricardo Buesa 5

Doña Felipa Arraiz 5

Don Julio Santidrián 5

Doña María Salazar 50

Don Julián Vera-Fajardo 10

Don Adolfo Crespo 5

Don F. del Campo y su señora madre 100

Don Francisco Hernández 25

Viuda de Sar 5

Don Ricardo Anítua 10

Don Gabriel Guilarte 5

R. F. V. 10

Doña Marcela Alonso 5

H. Beztegui 5

Don Pedro Ruiz 5

Doña Milagros Moreno 5

Doña Balbina Hernández 25

J. L. 5

Señora de Echávarri 5

Doña Dolores y don Alejandro Zumárraga 50

Señora de Caballero 5

Don Bonifacio Valda 25

Don Narciso Amorós 25

Don Prudencio Dallo 100

Don Moisés Mendizábal 5

Don Pablo Calleja 5

Una señora 5

Señores de Quiroga 5

Señora de Burgo 20

Señora Aróstegui 3

Señor J. Fernández 1

Don P. Aurizar 1

Don P. Illarrategui 1

Don J. A. Villanueva 3

Doña Milagros Yoldi 2

V. de Carrión 2

I. Ibáñez 1

A. Moreno 1

F. Beltrán 1

I. Lafuente 1

G. G. Fresca 1

I. Gainza 1

P. Garay 2

Z. Díaz 1

J. alonso 1

I. Alonso 1

J. V. González 1

Imprenta Moderna 1

Una devota 2

Garaje central 1

Don J. Estíbariz 2

Doña Luisa S. de Cerrada 25

Doña Carmen Sarralde 100

Don Jesús de Izarra 25

Don Pedro Salazar 25

Don Julián Ayala 15

Juan Arana y señora 100

Total 15. 081, 35

Se admiten donativos para esta suscripción en el Palacio Episcopal, Diputación de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y redacciones de La Libertad y del HERALDO ALAVÉS.

......

A 27 de septiembre de 1922 se habían recaudado 18000 pesetas.

HERALDO ALAVÉS, edición del 27 de junio de 1922.

Coronación de la Virgen de Estíbaliz.

Relación de las alhajas recibidas.

El concejal señor Manso, un anillo de oro con un zafiro y dos brillantes; una devota de la Virgen de Estíbaliz, veintiún monedas de oro; señorita Paula Fournier, un collar de oro; doña Julia y Flora Díaz de Arcaya, un alfiler de oro y brillantes; excelentísim señora marquesa de la Alameda y doña Tomasa de Verástegui, dos pendientes de oro y brillantes; señora de neira, una pulsera de oro y brillantes y una onza, C. L. de A. una moneda de oro y un anillo de plata; doña Isabel Gochicoa, dos pendientes y un imperdible de oro; una persona piadosa, un reloj pulsera de oro, cuatro brillantes y piezas sueltas de plata; señorita Luisa Ruiz de Gámiz, una sortija con un rubí y brillantes, tres pulseras de oro, una de ellas con una moneda de 29 dollars, y tres alfileres con perlas y amatistas; una devota de la Virgen, una medalla de oro, tres de plata y dos fragmentos del mismo metal; don José María Belarroa, ocho brillantes y ocho rubís; doña Dolores Terrer de Riestra, un anillo de oro y brillantes; doña Dolores Valdés, un anillo de oro con diamante; doña Martina de Mendía, flor de lis de oro con diamantes; doña Martina Calvo, una sortija de oro; una devota de la Virgen de Estíbaliz, alfiler y anillo de oro; parroquia de Arcaya, tres medallas de oro; don Agustín Ochoa, tres pendientes de oro y perlas; doña martina Fernández de Luco, tres medallas de plata. (Se continuará).

Relación de las cantidades suscritas:

Parroquia de Ullívarri Arrazua 10 pesetas; Gámiz 5,50; Arcaya 22,25; Trocóniz 14; Estavillo 15; Castillo 17; Tuesta 10; Argómaniz 4,25; de Lubiano, Matauco y Arbulo 55; Oreitia 20; Aspuru 27; Narbaja 15; Santa María de Vitoria 234; gardélegui 4, Arechavaleta 12,10; Betoño 20; Hijona 3; Gomecha 6,35; Crispijana 9; Armentia 5; Mendoza 6; Ascarza 35; Otazu 23;10; Adana 9,35; Corro 4,25; mendiola 18,70; Monasterioguren; Junguitu 17; Hermua 20; Contrasta 30; Cestafe 3; Acosta 5; Larrimbe 4, Ondátegui 14; Berrícano 2; Murua 5; Gopegui 5; Asteguieta 26; Margarita 5; Lermanda 5; Unzá 11; Landa 10; Arriaga 3,45; Abechuco 5; Víllodas 7; Nanclares de Gamboa 7,50; Subijana de Álava12,50; doña Juana Martínez 0,25; ancianos y capellán de las hermanitas de los pobres de Vitoria 38, 30; varios 0,20; colectado en la Capilla de los Jesuitas de Vitoria 71,10; dos devotos de Santa María de Estíbaliz 5,50. Total 910,15.

(Se continuará).

Nota.- Sigue abierta la suscripción y las limosnas, lo mismo que las alhajas, pueden entregarse a las señoras camareras, en las parroquias o en la Secretaría del obispado.

HERALDO ALAVÉS, edición del 23de agosto de 1922.

Coronación de la Virgen de Estíbaliz. Alhajas donadas (continuación).

 

     

HERALDO ALAVÉS, edición del 3 de octubre de 1922.

Donativos para la corona de la Virgen de Estíbaliz.

Señora de Parrado, una pulsera de oro con doce topacios; Señor a Blanca Ugarte, una sortija de oro..

 

HERALDO ALAVÉS, edición del 6 de octubre de 1922.

Coronación de la Virgen de Estíbaliz. Alhajas donadas (continuación):

Una devota de la Virgen, una moneda de plata extranjera; don José Gochicoa, una moneda de oro de 20 pesetas; una devota, una pulsera, cadena con una moneda de plata; un piadoso donante, 3 monedas de plata antigua extranjera por un valor de 2 pesetas; Doña Gervasia O. R. de Gauna, 8 monedas de 20 francos cada una; una devota de la Virgen del Pilar, una cadenilla de plata; 2 topacios engarzados en plata, 6 anillos oro con piedras y dos pares de pendientes de oro con piedras; Don león Ajuria y señora, una pulsera de oro con brillantes, un alfiler de corbata con un brillante, un imperdible de platino y oro con brillantes, una esmeralda y brillantes, y una sortija de oro con perla, 2 rubíes y diamante; una Hija de María, una cadena de oro, una familia devota, un reloj con cadena de oro y su llave; una devota de Nuestra Señora de Estíbaliz, un par de pendientes con perlas y diamantes, un rosario de plata y 3 monedas de plata antigua extranjera; otra devota de la Santísima Virgen, 2 pendientes de oro y una moneda antigua de plata, otra devota, un imperdible de oro con piedras y brillantes y una pulsera; doña Petra Saracíbar de Bonilla, 2 monedas de oro de 20 francos cada una y otra de oro de 2 escudos; una devota de la Virgen, 3 medallas de plata con cadena y 2 pendientes oro; doña Ana María de Múrua una moneda de oro de 100 pesetas y otra de oro de 80, un alfiler de señora con esmeraldas y dos pendientes de oro con perlas y rubíes; doña María, viuda de Mendoza, un rosario de plata con dos medallas y una Virgen del Pilar; doña María Uriarte, una moneda de oro de 25 pesetas; una feligresa de la parroquia de San Vicente de esta ciudad, un lápiz, un anillo y una medalla con esmalte de plata, un pendiente y parte de una botonadura de oro; una alavesa, una cadena con su cruz de plata; una devota, un anillo oro con una piedra; un feligrés de San Pedro, una moneda de oro de 10 francos; una devota de la Virgen, un par de pendientes con brillantes; otra devota, dos medallas de plata; una persona piadosa, dos medallas de plata antigua extranjera; una familia devota, un par de pendientes con piedras; otra ídem ídem, un esenciero de plata; 2 anillos de oro, 2 imperdibles de oro y plata, una cadenita oro; señora de Parrado, una pulsera con 12 topacios; señora de Betolaza, un collar con pendientes.

Advertencia: el 15 quedará cerrada esta suscripción.

LA LIBERTAD, edición del 7 de octubre de 1922, pag. 4

(Publica la misma lista que el HERALDO del día anterior).

HERALDO ALAVÉS, edición del 21 de octubre de 1922.

Coronación de la Virgen de Estíbaliz.

Alhajas donadas (continuación).

Clérigos de San Viator; un anillo de oro; una familia devota de Nuestra Señora de Estíbaliz, una moneda de oro de 80 pesetas; una familia que se consagra a María, una moneda de oro de 25 pesetas; una persona devota de Nuestra Señora de Estíbaliz, una moneda de oro de 20 francos; F. A.; dos anillos de oro, un pendiente de plata con 7 topacios, un imperdible de plata, 3 monedas de plata y un broche de plata; señores de Escota, una corona de plata; un devoto de la Virgen de Estíbaliz, trozos de fleco dorado; don Rafael Yera, una moneda de oro de 20 francos, don Federico G. de Carrero y familia, media libra esterlina; una devota, una moneda antigua de plata, un escudo de plata y otro objeto pequeño; otra devota, un peso mejicano de plata; don José María Díaz de Mendívil y señora, una pulsera de oro con diamante, una sortija con otro diamante, una cabeza de alquiler con diamantitos y una perla; don Pedro Fernández, una moneda de 10 pesos mejicanos; una persona devota, cuatro cucharas y cuatro cubiertos de plata; don Ramón Mendívil y señora, un anillo de oro con un diamante, una medalla y un adorno de oro; unas devotas de la Virgen de Estíbaliz, unos pendientes de oro y dos medallas de plata; un feligrés de San Pedro, una medalla y un escudo de plata; don Luis María de Uriarte, un anillo de oro; una devota, dos pendientes de oro con piedras; una familia devota de la Virgen de Estíbaliz, un rosario engarzado en plata y dos medallas del mismo metal; doña María Flores, una cadena de oro; doña Isabel González, un par de pendientes de oro; don Francisco Ayala, una moneda de oro de 25 pesetas; un devoto de la Virgen, dos cadenas de oro, dos despaviladores con sus bandejas de plata y varios pedazos de oro y perlitas, un rosario de cuentas negras engarzado en oro, dos cajas de rapé de plata; un lapicero de oro bajo, un pedazo de rosario engarzado en plata y cuentas del mismo metal, un servicio de pescado de plata, un cortacigarros de oro, un par de pendientes de oro, plata y piedras y tres objetos truncados de plata; una persona piadosa, dos monedas de plata extranjera antigua.

HERALDO ALAVÉS, edición del 21 de octubre de 1922.

Se hace constar para la debida aclaración que el donativo de una cadena de oro publicado en días anteriores como procedente de la señorita María Florez, corresponde a la señorita María Ozores y Piñeiro.

Además de los regalos ya publicados se ha recibido un precioso brillante de doña Caridad Vidal Abarca de Ibarrondo.

HERALDO ALAVÉS, edición del 19 de diciembre de 1922.

Coronación de la Virgen de Estíbaliz. Relación de alhajas recibidas (conclusión).

(Se vuelve a repetir la lista publicada en la edición del 21 de octubre de 1922, y se añade lo siguiente):

… don Felipe Fernández de Trocóniz, vecino de Andollu, una moneda de oro de 10 escudos, una devota de la Santísima Virgen dos pares de pendientes de oro, otro pendiente de oro con un brillante, dos sortijas de oro con brillantes, dos gemelos botones con una moneda de oro, dos medallas de plata y un reloj de plata, señoritas de Anibarro, un anillo y un colgante de oro, una cruz con piedras, cuatro cruces de plata, un rosario, cuatro medallas, un corazón y una estatuita de San Antonio de plata y cuatro monedas antiguas de plata; señora viuda e hijas de don Abel garcía un anillo, dos pendientes parte de otro y una cadenita de oro, un anillo, cinco medallas, una cadena, un imperdible y varios trozos de plata; don Pablo R. de Gauna y su señora doña María Zulueta, un imperdible de platino con una perla grande y brillantes, una perla suelta, una pulsera de oro con doce perlas, un broche con dos perlas y un broche liso de oro; don Antonio X y señora una pulsera con perlas, un collar de oro, una botonadura de oro y una cadena de oro con perlitas; una persona piadosa cien pesetas en cuatro monedas de oro; otra ídem ídem, una cruz y tres cuentas de rosario engarzadas en plata; otra ídem ídem un rosario de cuentas negras engarzado en plata, una medalla y otro trozo de plata.

Don Pablo Ruiz de Gámiz y su señora doña María Zulueta tres alfileres de oro con brillantes y rubíes; dos gemelos con brillantes, zafiros y una perla, Una petaca de oro, una salinera, un imperdible crucifijo, y dos monedas de plata y una monedita de oro; E. E. un rosario engarzado en plata con una cruz y dos monedas de plata; tres monedas de plata antigua, otra de aluminio, y varios fragmentos de pendientes de oro; ilustrísimo Cabildo Catedral cuatro estrellas con perlas, brillantes y diamantes; don Serafín Ajuria un par de pendientes con dos brillantes grandes y dos pequeños; una persona piadosa una moneda de veinte francos.



LA LIBERTAD, edición de 19 de diciembre de 1922, pág. 6.

(Publica la misma lista que el HERALDO ALAVÉS del mismo día).

HERALDO ALAVÉS, edición del 20 de diciembre de 1922.

Coronación de la Virgen de Estíbaliz Cantidades donadas:

Parroquias: Villamaderne 3 pesetas; Róitegui 10; Añes 4; Abornícano 2,50, Barambio 5; Angostina 13,10, Izarra 25; Villafría y Navarrete 8,40; Tertanga 5,80; Andagoya 2,50; Artómaña 16,25; Cripán 1,26; Menoyo 4,75; Villarreal (tercera entrega) 5; La Hoz 7,50; Respaldiza (segunda entrega) 23,45; Añes (segunda entrega) 1; Salvatierra 1,05; Laguardia 133,50; Lanciego 41,35; Viñaspre 20,20; Herenchun 2; Guevara 10; Sojo 10; Alegría 65; Vitoria (San Vicente) 21; Leza 10; Oyardo 8,50; entregado en la portería de Padres Jesuitas 111; doña María Santa Olalla 25; un vitoriano 15; un sacerdote 4; doña Elena Molinuevo, viuda de Elío 25; J. M. de F. 2; don Florencio Azcorreta y señora 10; doña María Buesa 50; don Lino Sautu y Urquiza 100; una devota 5; una feligresa de San pedro de Vitoria 25; M. S. 1; una devota 5; ilustrísimo señor Obispo de Osma 250; doña María Ortiz de Elejalde 5; unas obreras 2,85; una devota de la Santísima Virgen de Estíbaliz 6; otra devota de la Santísima Virgen 3; ayuntamiento de Laguardia 50; un devoto de la Virgen de Estíbaliz 5; doña Bernarda Corcuera 1; una persona devota 1; don Laureano Galarraga 10; doña maría Reñaga de Juana 5; don José Bonilla 25; don Tomás Bonilla 25; don Antonio Manuel Bonilla 25; doña Purificación Bonilla 25; una devota de la Santísima Virgen 5; don Luis Sarachu 50; una devota 0,25; M. L. y S. 1; varios donantes de la parroquia de San Vicente 20; hermanos Monte 25; doña Elisa Tapia 10; familia Arrope, de Vitoria 1; venta de un reloj donado a la Virgen de Estíbaliz 75. Viuda de Allué e hija 25 pesetas; don Pedro Ortiz y López de Alda 200; una familia de la feligresía de San Pedro 4, un feligrés de San Pedro 5; una familia amante de la Virgen de Estíbaliz 5; una persona devota de la ídem 10; señora viuda de Pando Argüelles 200; don Ignacio Unceta 200; H. de F. A. 15; don Pablo Díaz 1; doña Benita Pinedo 1; doña Eusebia Pérez 1; doña Irene Díaz 1; una devota de Nuestra Señora de Estíbaliz 10; otra ídem ídem 5; otra de ídem ídem 4; don Tomás Berrueta 26; unas devotas de la Virgen 25; doña Nicomedes Labairu, viuda de Aranguren 25; excelentísimo señor conde de Villafuerte 1000; ilustrísimo señor Obispo de esta Diócesis 1000; doña Justa Merino Ballenilla de Ribera 5; una familia devota de la Virgen 5; don César de la Mora, Madrid 250; D. A. G. 2; don José Moronati 100; don José Paría Prado 100; un devoto de la Virgen de Estíbaliz 5; doña Carmen Sarralde 100; doña Luisa Sarralde 25; doña Flora López de Heredia 10; señorita Marichu Vargas Velasco 25; don Enrique Zulueta 500; don Serafín Ajuria 100; don Luis Zulueta 1000.

Producto del cambio de diversas monedas de oro detalladas en la lista de alhajas, 3.733,80. Total publicado hasta la fecha 23.074, 30.



LA LIBERTAD, edición de 20 de diciembre de 1922.

(Publica la misma lista que el HERALDO ALAVÉS del mismo día).

LA LIBERTAD, edición de 1 de febrero 1923.

Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Relación de alhajas recibidas (conclusión).

Familia de don Victoriano Arregui y Ochoa, una moneda de oro de 10 francos. Doña Rosa Cañas, tres pendientes de oro, tres medallas, dos pulseras, un bolsillo de plata y un rosario engarzado en plata. Doña Elvira Fernández y de Torre, una moneda de oro de 10 escudos. Señora viuda de don Isidro Lozano, una monedita de oro de 1 escudo. Don Vicente Lopidana, un pendiente de oro, una medalla, un crucifijo y una pulsera de plata. Doña María Estíbaliz Guevara y Jaúregui, de Junguitu, tres monedas de oro de dos escudos cada una.

Relación de cantidades suscritas:

Una devota de la Virgen de Estíbaliz 5

D. José Gabriel de Guinea 250

D. A. R. 100.

D. Pablo Luis Fernández y de Torre 25.

D. José de Moronati 443,40.

Una devota de Santa María de Estíbaliz 300.

Congregación de Vascongados de San Ignacio, de Madrid 433 (Relaciona la lista de los donantes de las 433 pesetas).

(Sigue).

Suma total 24.639,20 pesetas




ESTÍBALIZ. Carta nº 6. Dirigida por C. de Ansorena, Hijos, el 10 de octubre de 1922, a Luisa Ruiz de Gámiz.

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 6.

Muy Sra. nuestra: Confirmamos a V. nuestra última 21 del pasado Septiembre, y la presente es para manifestar a V. que en la noche del Sábado, o sea para llegar el Domingo por la mañana D. M. a esa, saldrá una persona de esta su casa (Jefe de Talleres) para estudiar sobre la Imagen, el modo de cómo se ha de ejecutar la obra de la Corona pues habrá necesidad de vaciado en yeso de la misma, y hacerse bien cargo de cómo es la Imagen, tamaño, condiciones en que está la cabeza, etc. Cosas todas esenciales y que por fotografía, no pueden apreciarse. Así pues se lo prevenimos para que en caso de que el citado día de Domingo, no fuera hábil para ver la Imagen por cualquier causa, se sirviera avisárnoslo por correo o telegrama, pero nos gustaría mucho que no hubiera dificultad, por aprovechar el tiempo que corre. Aguardan sus gratos avisos y de todos modos de no recibir ninguno efectuaremos el viaje. Sus muy afmos. atts. y s. s. q. b. s. p.

C. de Ansorena, hijos.

 


ESTÍBALIZ. Corona. Fernández de Viana.

 

 

ESTÍBALIZ. Corona. C. de Ansorena, Hijos.

El taller de joyería necesitaba un vaciado en yeso para labrar la corona que debía encajar con precisión sobre la de la imagen de la Virgen. El Sr. Riopérez, jefe de taller de C. de Ansorena, Hijos, se traslada a Vitoria para hacer el vaciado de yeso de la corona de la Virgen y estudiar detalladamente el estado de la imagen antes de iniciar el trabajo. Trae en mano una tarjeta de presentación dirigida a la Sr. Dª. Luisa Ortiz de Gámiz.



ESTÍBALIZ. Carta nº 7. Anverso y reverso de la tarjeta. Fechada el 15 de octubre de 1922.

 

 

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 7.

Sra. D. Luisa Ruiz de Gámiz:

Muy Sra. nuestra: el dador de la presente Don Daniel Riopérez, es nuestro comisionado como ya indicamos a V. para que hagan el favor de facilitarle el ver la Imagen de Nª Sra. de Estíbaliz para los futuros trabajos de la Corona que nos tienen encargada y pueda tomar ahí sobre el terreno todos los datos necesarios.

Saludan a V. y se repiten afmos. atmos. y s. s. q. b. s. p.

C. de Ansorena, hijos

Madrid, 15 de Octubre de 1922.



ESTÍBALIZ. Carta nº 8. Fechada el 21 de octubre, agradeciendo a Luisa Ruiz de Gámiz la acogida dispensada al jefe de taller de la casa C. Ansorena, Hijos.

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 8.

Muy Sra. nuestra: Tenemos el gusto de dirigir a V. la presente (no habiéndolo podido hacer antes como deseáramos) para dar a V. expresivas gracias por la buena acogida dispensada al Sr. Riopérez y la atención de V. de tener el automóvil a su disposición facilitándole tanto para el traslado al Santuario de la Virgen a donde tantas veces tuvo forzosamente que acudir. Como prometió a V. el señor Riopérez enviaremos para la fecha indicada los dibujos, dirigiéndolos al Sr. Obispo, y sin más objeto nos reiteramos de V. muy atentos y s. s. q. b. s. p.

C. de Ansorena, Hijos.


HERALDO ALAVÉS, edición del 31 de octubre de 1922.

La Coronación de Estíbaliz.

Parece ser que aunque de Roma no ha sido anunciada la expedición de la Bula correspondiente, sin embargo con la ocasión del Congreso Vasco, altas indicaciones han debido influir en el ánimo de nuestro prelado para decidirse a abandonarnos antes de lo que era su proyecto, la ceremonia de la Coronación de la Virgen de Estíbaliz forzosamente ha de ser antes de lo que se pensó toda vez que en ella quiere oficiar el ilustrísimo y reverendísimo doctor Eijo y Garay.

Sabemos que en el Palacio Episcopal para tratar de esto se ha celebrado una reunión de señoras en la cual hasta se indicó una fecha próxima que coincide con una gran fiesta de la Virgen María.

Una comisión de esas mismas damas acompañadas de un empleado de la casa Ansorena ha estado en Estíbaliz para obtener el diseño de la corona.

Y el ilustrado Maestro de Ceremonias ha recogido la documentación obtenida en Roma por el Prelado, para estudiarla y preparar lo necesario para tan solemne acto.

No se olviden los artistas alaveses que con destino al Cabildo Vaticano y Sagrada Congregación de Ritos, se necesitan un dibujo para estampas y un cuadro al óleo de la Virgen coronada, que pueden obtener conociendo el diseño de la Casa Ansorena antes citada o bien poniéndose al habla con dicho señor Anasagasti.

La estampa la dibujó Obdulio López de Uralde. ¿Quién pintó el cuadro al óleo que se envió a Roma?

HERALDO ALAVÉS, edición del 11 de noviembre de 1922.

El teléfono a Estíbaliz.

Se espera que este mes quede instalado de Vitoria a Estíbaliz el teléfono, pues están ya allí los materiales y el señor Espada se propone activar los trabajos.



Estíbaliz. Detalle de la portada. Canecillos. Fotografía tomada desde la carretilla elevadora el día que se colocó la varilla al reloj canónico.

 



ESTÍBALIZ. Carta nº 9. Borrador manuscrito de la carta remitida por Luisa Ruiz de Gámiz respondiendo a otra desaparecida de C. de Ansorena, Hijos, dirigida al Sr. Obispo el 9 de diciembre de 1922 (los fragmentos del texto que van entre paréntesis son correcciones).

    

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 9-1,1.

 

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 9-1,2.

 

 

   

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 9-1,3.

 

 

 

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 9-1,4.


Sres. Ansorena Hijos.

Madrid.

Muy Señores míos: Por encargo de Rvmo. Prelado y en nombre de las Señoras Camareras de Nª Sª de Estíbaliz tengo el gusto de dirigirme a Vs. para (acusarle recibo del) ultimar lo referente al dibujo de la Corona (aunque el Sr. Obispo lo habrá hecho ya directamente). 

Por estar (dicho) el Señor Obispo ausente hasta hace tres días no hemos podido antes dar a Vs. cuenta de nuestras impresiones: desde luego han sido muy favorables tanto al Prelado como á nosotras respecto á la (exacta) interpretación de todo lo acordado en la reunión celebrada con Vs. en el Palacio Episcopal. El dibujo es exactamente lo que se deseaba sin que pueda ponerse á el otro reparo que la elevación del presupuesto.

Muy bien nos hacemos cargo de lo anormal de la Corona y las dificultades que su acoplamiento ofrecerá a Vs.: pero pareciéndonos todo poco para Nuestra Señora, ya dijimos a Vs. que lo recaudado difícilmente llegaría á las 23 mil pesetas y a este limite (podíamos llegar y) hemos llegado. 

Después de nuestra entrevista (hemos) se han enviado á Vs. algunos objetos de valor y (mañana) hoy recibíran (dos) unos pendientes con cuatro brillantes dos de ellos de tamaño grande.

Además nos ocurre preguntarles si las piedras que hay que desechar por no convenir su tamaño podrán venderse y en que precio.

Sumadas todas estas cosas tanto el Sr. Prelado como las Señoras ruegan a Vs. se sirvan indicarnos si llegando nosotros al sacrificio de 25000 ptas podremos ponernos de acuerdo: por supuesto incluida en ellas también la corona del Niño. Hago esta salvedad por no venir iluminado más que uno de los dibujos y desear aclarar todo mejor.

Si están ustedes conformes con nuestra proposición desde luego pueden empezar sus trabajos á los que les rogamos impriman la mayor actividad por apremiar el tiempo: mucho les agradeceríamos se sirvan contestarnos enseguida.

También deseamos saber si el dibujo ha de quedarse aquí o lo necesitan Vs. porque en este caso se enviará a vuelta de correo.

Queda suya at. s. s. q. s. m. b.

 




ESTÍBALIZ. del texto de la carta nº 9 entresacamos los siguientes datos:

Es la respuesta a otra carta desaparecida remitida al Sr. Obispo por C. de Ansorena, Hijos, tras la visita del jefe de taller de la casa a Vitoria.

Antes de regresar a Madrid el Sr. Riopérez mantuvo una reunión con el Sr. Obispo y las Señoras Camareras en el Palacio Episcopal, en la que se acuerda enviar un dibujo de las coronas y el presupuesto del trabajo directamente al Sr. Obispo (por las correcciones de la carta sabemos que se los enviaron directamente, ésta es la razón por la que la carta no se encontraba entre los papeles de Luisa Ruiz de Gámiz).

Prelado y Señoras Camareras se manifiestan conformes con el trabajo, pero no ocurre otro tanto con el presupuesto del taller de joyería. El Sr. Riopérez fue informado que la recaudación difícilmente llegaría a 23000 pesetas; no obstante, la casa Ansorena había presupuestado el trabajo en 28000.

En la lista publicada por el HERALDO ALAVÉS, el 20 de diciembre de 1922, el total de cantidades donadas en metálico, más el cambio de las monedas de oro detalladas en la lista de alhajas, asciende a 23074, 30 pesetas.

No debieron quedar muy claras las condiciones del encargo en la reunión mantenida en Vitoria ni en la carta enviada con el dibujo y el “presupuesto”, pues todavía no saben con certeza si la corona del niño va incluida en el precio y tampoco el destino que se va a dar a los sobrantes (metal y joyas). 

Han pasado tres meses y todavía no se han puesto "manos al trabajo".

 

Detalle de la portada de Estíbaliz. Fotografía tomada desde la carretilla elevadora el día que se colocó la varilla al reloj canónico.

 


ESTÍBALIZ. Carta nº 10. Respuesta de C. de Ansorena, Hijos a la carta anterior de Luisa Ruiz de Gámiz, el 12 de diciembre de 1922.

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 10.

 

Muy Sra. nuestra: 

Oportunamente nos parecieron sus attas. 22 Octe., 11 Novbre., y ahora la del 9 actual. Vemos con gusto que tanto al Sr. Obispo como a Ustedes ha satisfecho el dibujo de la Corona en proyecto y que solo ponen reparo a la cuantía del presupuesto. 

Es muy difícil en esta clase de trabajos tan especiales presupuestar exactamente; solamente si con alguna aproximación: desde luego creemos que el costo final de la obra se acercará bastante más a la cifra de veintiocho mil pesetas (subrayado en el original) que tenemos calculada que a la que Vs. indican de veinticinco mil (subrayado en el original).: pero a pesar de ello y poniendo toda nuestra buena voluntad al servicio de la obra de que se trata, procuraremos atemperarnos a sus deseos poniendo manos al trabajo en cuanto pueda ser. 

Así que ayer hemos puesto a V. un telefonema rogándole que nos devuelvan el dibujo, pues nos es necesario. 

Desde luego que va incluido en el trabajo la Corona, también, del Niño. 

Hemos recibido de conformidad las alhajas todas que nos han ido enviando, incluso los aretes de brillantes ayer recibidos. Veremos al final los sobrantes que queden por no poderse aplicar que valor pudieran tener, así como metal que todo lo cual se abonará en cuenta y se dará de ello la liquidación correspondiente. Esperamos pues el envío del dibujo y sin más saludan a V. muy afmos. atmos. y s. s. q. b. s. p.

 


HERALDO ALAVÉS, edición del 13 de enero de 1923.

Los P. P. Benedictinos en Estíbaliz.

Nos enteramos con gran complacencia, de que ha estado en Vitoria el abad de la Residencia (sic) de Padres Benedictinos de Silos, para poner en conocimiento del ilustrísimo señor Obispo que los P. P. de la esclarecida orden designados para residir en el Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz, se hallan dispuestos para venir a hacerse cargo de la Basílica tan pronto como lo determine Su ilustrísima.

Es probable que esto tenga efecto en el presente mes.

Inmediatamente se procederá a la acometida de aguas, se instalará el teléfono, el alumbrado eléctrico y cuanto sea de necesidad imprescindible para la vida de los religiosos que van a residir en el histórico cerro.

Existe el propósito de colocar una monumental corona en la parte más alta del santuario, con bombillas eléctricas, para que pueda ser vista, de noche, desde la ciudad.

Hecha cargo del templo y anexos la Orden, quedaran desde luego, allí, los Reverendos padres que tanto y tan bien han de contribuir al mayor culto de los alaveses a su Santísima Madre.

Recordamos a nuestros lectores, y a los que no lo saben se lo hacemos saber, que el virtuoso sacerdote y tenor eminente que fue de nuestra Santa Iglesia Catedral, señor Laborda, se halla ya incorporado en la orden de Santo Domingo de Silos.

LA LIBERTAD, edición de 13 de enero de 1923.

 

Santuario de Estíbaliz.

Esta tarde a la tres ha ido al santuario de Estíbaliz nuestro venerable Prelado, señor Eijo y Garay, acompañado del Padre Abad Mitrado de Santo Domingo de Silos, del presidente accidental de la Diputación señor Aranegui y del alcalde señor González de Sarralde.

En otro auto han marchado el secretario de cámara del Obispado señor Echeguren y un Padre benedictino de la citada Abadía.

En Estíbaliz, esperando la llegada de tan ilustres viajeros se encontraban el canónigo de esta Catedral, don Francisco Tabar, el procurador Síndico don Guillermo Montoya y el concejal del distrito en que está enclavado el santuario, don Luis Dorao.

También estaban con éstos la señora viuda de don Benito Guinea con una de sus hijas y doña Luisa Gámiz.

El Prelado de la diócesis ha enseñado al Padre Abad la Basílica y la casa inmediatas a la misma, quedando muy satisfecho de todo el religioso visitante.

En estos día se ultimarán los detalles que faltan y se espera que en la próxima vengan seis Padres y dos Hermanos de la orden citada, los que se proponen realizar grandes mejoras y establecer un noviciado.

HERALDO ALAVÉS, edición del 15 de enero de 1923.

El Santuario de Estíbaliz.

Dada lectura de una moción del capitular señor Dorao proponiendo se vea la manera de hacer o de llevar a la práctica el abastecimiento de aguas al Santuario de Estíbaliz, el autor de la moción relató la visita a dicho Santuario del Abad de Santo Domingo de Silos y de la cual ya dimos cuenta en nuestro número del pasado sábado.

El señor Manso se opuso a que se lleve a cabo lo propuesto por entender que se trata de una finca que no pertenece ya al Ayuntamiento.

Se acordó que una Comisión compuesta por el Procurador Síndico y el señor Dorao realicen los trabajos necesarios para abastecer de agua al referido Santuario.

LA LIBERTAD, edición de 15 de enero 1923.

Dictámenes.

Del capitular don Luis Dorao proponiendo la manera de hacer o de llevar a la práctica el abastecimiento de aguas al Santuario de Estíbaliz. En la moción se pedía el nombramiento de una Comisión para que parlamentase con la Diputación y estudiase el asunto.

El señor Dorao explicó la llegada del padre abad de Santo Domingo de Silos, como ya indicábamos en nuestro número del sábado, e hizo varias manifestaciones acerca del objeto de su llegada, redacción de las bases y otras cosas más, demostrando que estaba ya entregada la Basílica a la Comunidad señalada.

El señor Manso se opuso terminantemente e que el Ayuntamiento gastase una peseta en lo que proponía el señor Dorao, por entender que en la basílica de Estíbaliz nada tenía que ver la Corporación municipal.

El señor Montoya replicó al señor Manso que tampoco el ayuntamiento tenía nada que ver con la cárcel, ni con sus empleados, después de lo dispuesto por el Estado, y sin embargo había votado por hacerles un regalo de un bonito número de pesetas.

Prestó su apoyo a la moción el señor Larrauri y lo propio hicieron otros señores, aprobándose la moción y nombrándose, por fin, una Comisión, domada por los señores Montoya y Dorao, para que entiendan en ese asunto.

 

HERALDO ALAVÉS, edición del 24 de enero de 1923.

Croniquilla.

La Coronación de Estíbaliz.

Hablan ya los periódicos de Valencia de los preparativos que se ultiman en aquella ciudad para la coronación de la Virgen de los Desamparados, ceremonia que, con su asistencia, quiere realzar el excelentísimo señor Arzobispo de aquella Diócesis, ya nombrado y preconizado de la de Toledo.



Hablan ya los periódicos de Valencia…

 

 

Valencia. Nuestra Señora de los Desamparados. Nuevas coronas.

“A las siete de la tarde y en el camarín de la Real Capilla, se celebró la ceremonia de bendecir la nueva corona provisional y manto de la Patrona, que habrá de sustituir los riquísimos que lució antes de la dominación marxista”

ABC, 12 de mayo de 1940.

 

Reverso: “C. V-18. LA FIESTA DE LA PATRONA DE VALENCIA. El Arzobispo de Valencia coloca la nueva corona de la Virgen de los Desamparados.

Patrona de la ciudad.- Foto de cifra. Mayo 1940”. Sellos de censura de la Asociación de Prensa de Vizcaya y de Cifra.


Como preparación a tan imponente acto organizánse peregrinaciones en toda la provincia. Se ha dicho siempre, que el acto de Valencia con el de Álava guardaba estrecha relación, no solamente por su semejanza, sino también porque inmediatamente a la celebración de aquel, el actual señor Arzobispo dejará el puesto al excelentísimo señor Melo y Alcalde, recientemente nombrado para sucederle, quedando la Sede madrileña en espera de la solemne entrada de su nuevo prelado Dr. Eijo y Garay, que en Vitoria dejará memoria grata.

Aquí nada se oye hablar de últimos preparativos ni de fecha probable, pero podemos asegurar que el asunto ni por un momento se abandona, antes por el contrario, se le imprime la mayor actividad, estando adelantados los trabajos de fabricación de la corona, labor primorosa que costará más de los diez mil duros, para cuyo pago la suscripción no ha sido cerrada, por faltar algunas mil quinientas pesetas todavía, según el cálculo de gastos.

Una persona entusiasta del Santuario, que no ha tomado parte en la suscripción, ha ofrecido sufragar una partida importante de la sección de gastos. Y el aventajado pintor López y Apellániz, autor de los preciosos tapices que suelen exponerse en el comercio de Aldama, y que en breve partirá para París y Roma para continuar sus estudios, ha ofrecido hacer y regalar el cuadro al óleo, que debe enviarse al Cabildo Vaticano.

HERALDO ALAVÉS, edición del 25 de enero de 1923.

 

Los Benedictinos en Estíbaliz.

Ayer llegaron en el rápido el R. P. Abad de Santo Domingo de Silos y el P. Alfonso, ecónomo del mismo Monasterio, con el fin de hacerse cargo del Monasterio de Estíbaliz.

Esta mañana han visitado al señor obispo quien ha demostrado una vez más que siente por el milenario templo alavés, gran entusiasmo y fervor, dándoles las mayores facilidades para realizar su misión.

Por la tarde se han trasladado los padres benedictinos dichos, al Santuario, en el automóvil de don Serafín Ajuria, acompañados del plebano de la Cofradía de Santa María de Estíbaliz y canónigo de esta Santa Iglesia Catedral don Prudencio Sáenz de Dallo.

Les ha recibido el benemérito capellán don Pío Fernández y en su unión han realizado el inventario de la iglesia y demás dependencias a ella afectas. Los Rvdos. Padres Abad y Alfonso han quedado complacidísimos del estado en que se encuentra el colectivo de Estíbaliz y de la labor intensísima realizada desde su restauración para enaltecer el culto a la Señora de Álava.

Según nuestras noticias dentro de unos días vendrán a Estíbaliz los Padres Benedictinos que han de constituir la primera Comunidad que ha de establecerse en el histórico cerro.

HERALDO ALAVÉS, edición del 27 de enero de 1923.

De Estíbaliz.

Hoy ha sido firmada la escritura de cesión del Santuario por la Excma. Diputación, a la Mitra.

Esta mañana han cumplimentado el padre Abad de Silos y el Padre Alfonso a las Corporaciones Provincial y Municipal.

Una comisión de nuestro Ayuntamiento asistirá mañana a la misa que en el Santuario de Estíbaliz celebrará el padre Abad de Santo Domingo de Silos.

El padre Alfonso quedará encargado desde mañana del Santuario, desempeñando las funciones que hasta ahora desempeñaba el capellán, don Pío Fernández.

Sabemos también que el señor Obispo ha dispuesto que se encarguen los benedictinos de Estíbaliz de regentar la parroquia de Villafranca.

HERALDO ALAVÉS, edición del 27 de enero de 1923.

LOS SILENSES EN ESTÍBALIZ.

Aunque mucho lo deseábamos, siempre creímos fuese empresa muy difícil, rayana en lo imposible, ver Estíbaliz convertido en Monasterio. Pero los hechos, con su elocuencia, nos han demostrado lo contrario, gracias al interés y constancia sin límites que nuestro dignísimo prelado puso en juego, venciendo el sinnúmero de dificultades de que el asunto estaba erizado, gracias también a todo género de facilidades que tanto la Diputación como el Ayuntamiento le prestaron en todo momento.

Debémosle por ello imperecedero agradecimiento, que en hechos debe traducirse antes de su marcha a Madrid.

De tal importancia consideramos el citado caso, que a nuestro juicio, en adelante y para siempre, asegurados pueden considerarse el arraigo y devoción de los alaveses hacia el histórico Santuario de sus mayores, cuyo cariño e interés, tan elocuentemente demostrados, siempre que las circunstancias lo permitieron, visiblemente prosperarán, gracias al celo que por el fomento del culto a la señora de Álava, puede esperarse de los beneméritos abades Silenses, a cuyo favor y con tan singular acierto, ha sido hecha la cesión de tan venerado templo con sus anexos de casas y coto.

Lo que hace falta ahora es que, cuanto antes, por parte de Matauco, tan frecuentada por rogativas y excursionistas, y que también tiene servicio diario de autos, se haga el camino accesible a los carruajes, mejora importante, por ser esta carretera mucho más alegre y más cuidada que la otra, y que costaría poca cosa, por haber paso a nivel y camino antiguo hasta el mismo cerro. Con esto y con que además de que pudiera ser un hecho próximo la instalación de agua potable y luz eléctrica, cuya red llega hasta la Granja Modelo, y acaso fuera factible para el tendido del cable utilizar los postes de teléfono ya casi en marcha, quedaba por ahora, a nuestro juicio, bastante bien dotado y atendido este Santuario digno de ello por ser archivo de amores y recuerdos inextinguibles.

LA LIBERTAD, edición de 29 de enero 1923.

HECHOS Y RECUERDOS.

Los periodistas, tan pródigos en el elogio ajeno, no está mal, sino que, por el contrario, es justo y lógico, que también alguna vez nos ocupemos, no de nosotros mismos- y entiéndase esto bien, porque sería inmodesto y tocaría las márgenes de lo ridículo-, sino de compañeros que con fruto trabajan por el bien de los demás y tienen la suerte y el éxito de sacar adelante lo que idean.

Sin aplaudir, con sólo citar hechos, vamos a dar cuenta de la labor meritoria realizada por uno de esta, el concejal don Luis Dorao, que a la pluma viene por las solemnidades de ayer mañana de efectuaron y que si para el vecindario pasaron desapercibidas, no podía ocurrir lo mismo a nosotros, obligados, como estamos, a ser voceros de lo que sucede.

Y con la colección del periódico a la vista, y junto a ella los órdenes del día de las sesiones municipales, sin más datos que estos documentos y lo que por nosotros vamos viendo y viviendo, hablaremos del caso que todos conocen y que tan brillante y rápida realidad ha tenido.

Fue el 6 de abril de Abril de 1922 cuando el actual Ayuntamiento celebraba su primera sesión ordinaria, y en ella, también la primera a la que asistió el señor Dorao, presentó este una moción, que la firmaron con él el Alcalde y la mayoría de los concejales y por tanto fue aprobada, en la que se proponía se gestionase el emplazamiento de una estación en el pueblo de Andollu, en la línea del ferrocarril en construcción de Estella a Vitoria; la construcción de una avenida desde el citado punto hasta el Santuario de Estíbaliz, y que en éste se instalara, para hacerse cargo de él, alguna Comunidad de Religiosos.

Antes de esto y aun de haber tomado posesión del cargo de concejal nuestro director, y como preliminar acertado de todo ello, el señor Dorao celebró varias conferencias con el Iltmo. Señor Obispo de la Diócesis, de quien oyó frases de elogio y alabanza y las seguridades de todo su apoyo.

De los acuerdos que el Municipio tomó en la citada sesión del 6 de Abril, este de que nos ocupamos fue, acaso, el más interesante, sobre todo si se tiene en cuenta el culto y fervor que Álava y Vitoria rinden espléndidos a la milenaria imagen que en el histórico cerro se venera, y todo se ha cumplido.

Lo de la estación en Andollu está tan avanzado, ya en firme, que, terminados los planos del edificio y servicios auxiliares a él anejos, en el cercano mes de Febrero se anunciará la subasta de obras.

El proyecto de avenida desde la estación hasta la basílica también está ultimado por el ingeniero de carreteras de la Excma. Diputación señor Echánove y hasta presupuestadas las cantidades que han de satisfacer para ella las dos Corporaciones interesadas.

Y en cuanto a la tercera y última parte de la moción del señor Dorao, la instalación en el Santuario de una Comunidad de religiosos que a su cargo lo tome, ayer, día histórico en la vida de la Basílica de Estíbaliz, quedó instalada en modo oficial y definitivo.

En automóviles marchó de aquí el Excmo. Ayuntamiento, en cuerpo de comunidad y bajo mazas, a oír la primera misa, misa solemne por lo que era, que a las ocho de la mañana celebró el Abad Mitrado de Santo Domingo de Silos, al que ayudó el R. P. Alonso Andrés, que es uno de los que allí se quedan definitivamente.

Precedidos de clarineros, maceros y atabaleros, asistieron a la ceremonia religiosa el Alcalde señor González de Sarralde y los concejales señores Murguía, Vinós, Carrero, Manso, Elzaurdi, Dorao, Ariza, Guilarte, Ortiz Lafuente, Ortiz Urbina y Larrauri.

También estuvieron el canónigo de la S. I. Catedral, M. I. señor doctor don Prudencio Sáenz de Dallo; el secretario municipal don Manuel Sáez de Quejana y el empleado de las oficinas señor Romero.

Durante la misa, el teniente de alcalde don Federico Gómez de Herrero interpretó escogidas composiciones en el armonium, y como final de la sencilla y piadosa ceremonia fue cantada una Salve solemne.

El secretario municipal levantó acta de todo ello, y el documento, después de firmado, fue a enriquecer el archivo del Santuario, para que las generaciones venideras sepan cómo se hizo la entrega a la Mitra del templo de sus amores y de sus predilecciones.

Conversaron luego todos, en amigable charla, y el Abad mitrado mostraba su entusiasmo y contento, y ensalzaba las ventajas y facilidades que para la vida en el cerro ha de ofrecerles la instalación y funcionamiento del teléfono. También estos elogios del respetable religioso traen a nuestra mente otro recuerdo relacionado con el asunto.

Hace varios meses, en los primeros de vida del actual Ayuntamiento, fue el señor Dorao quién habló un día al alcalde para que llamara a su despacho al entonces capellán de Estíbaliz, don Pío Fernández- que anteayer cesó en dicho cargo-, y que le indicara que, como cosa suya, dirigiera una instancia al Ayuntamiento pidiendo 2000 pesetas para establecer teléfono directo, y si las conseguía- como así fue en seguida-, hacer petición análoga a la Diputación para que, con las cuatro mil pesetas y algo más que las personas caritativas diesen, llevar adelante la reforma.

El señor Fernández, que con tanto celo, acierto y satisfacción de todos dirigió el culto en Estíbaliz, hizo cuanto le indicó el alcalde y el teléfono es otro hecho.

Así tenemos que lo que antes de Abril no estaba ni ideado, en Enero se convierte en realidad la instalación de religiosos y el teléfono, y en vías de inmediata ejecución la estación férrea y la avenida hasta el Santuario, a la que han de seguir, en época romana, el instalar agua potable y el alumbrado eléctrico.

Así se van cumpliendo los deseos de nuestro director, parcos en los días preliminares a la lucha electoral, pero de positivos resultados cuando ha podido poner a contribución sus entusiasmos y sus desvelos a favor de los que le eligieron.

No olvidemos, al citar todos estos hechos, la gran participación que en ellos ha tenido el Ilmo. señor Obispo, tanto en dar facilidades de lo mucho que de él dependía, como de mostrar sus acendrados cariños a la Virgen bendita, Madre amorosa del suelo alavés.




ESTÍBALIZ. Carta nº 11. Dirigida a Luisa Ruiz de Gámiz, el 27 de febrero de 1923, respondiendo a su carta (desaparecida) del día anterior.

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 11.


Muy Sra. nuestra: Contestamos a su atta. de ayer, que va el trabajo de la Corona de la Virgen de Estíbaliz, todo lo adelantado que es posible dada la fecha en que pudo empezarse, después del envío del dibujo que como V. sabe lo retrasaron un poco el volverlo a nuestro poder. 

Sin embargo confiamos terminarlo como ya desde el primer momento había propósito, para fin del mes que viene, en marzo, pero es tan complejo el trabajo en ambas Coronas (Virgen y Niño) que hasta los últimos momentos, casi, no puede afirmarse de lleno, así que nos alegramos mucho, ver hoy en su grata el respiro que V. nos indica, de los primeros días de Abril, pues con eso ya si que podríamos asegurar tenerlo terminado para el 10 de Abril, pero repetimos, que hemos de procurar, sea antes, a ser humanamente posible. 

Séales de gobierno y quedan como siempre en V. muy afmos. att. s. s. q. b. s. p.

 

HERALDO ALAVÉS, edición del 10 de marzo de 1923.

Estíbaliz, la Coronación. Ya parece haber sido fijada la coronación de la señora de Álava.

Mayo, el mes de las flores y la poesía, mes dedicado especialmente al culto de María, y el designado por nuestros antepasados para dedicar por espacio de siglos, grandes solemnidades a la Madre de los alaveses, ese mes poético y florido, parece el escogido para que en él tenga lugar la ceremonia más grande y más señalado acto que en honor de una imagen puede concederse por la Santa Sede.

Felicitémonos por ello y tomémonos des de ahora todo el interés indispensable para que el acto resulte de toda grandiosidad y transcendencia, como lógico y justo es que así sea.

Que no nos dejen atrás los valencianos.

Ahora, estudiándolo con tiempo, nuestros hermanos de la Colonia de Bilbao pueden tener buen pretexto para visitarnos, ya que en tantas ocasiones han dado prueba del cariño que profesan a la antigua Virgencita, cuya escultura encargaron hace muchos años a la Casa Ibargoitia, la misma que pasean en procesión por las calles de Bilbao.

Precisamente en estos días suelen celebrar la junta anual de la Colonia.

¡Ánimo pues!.

VITORIANO.

HERALDO ALAVÉS, edición del 23 de marzo de 1923.

La Coronación de la Virgen de Estíbaliz.

Esta mañana se ha celebrado en el Palacio Episcopal, bajo la presidencia del señor Obispo, junta de la Cofradía de Estíbaliz.

Han asistido las señoras viuda de don Benito Guinea, la marquesa de la Alameda y doña Luisa de Gámiz, el presidente de la Diputación, don Lino de Zuricalday, el alcalde don Herminio Madinaveitia, don Jesús María Vírgala, don Pedro Anasagasti, don Prudencio Sz. de Dallo, representantes de las cuadrillas de Aramayona y Laguardia.

Se ha acordado que la coronación solemne de la imagen tenga lugar en la Plaza Nueva el día 6 de mayo.

Precederá a la ceremonia un triduo que se celebrara en cada una de las tres parroquias de San Miguel, San Pedro y San Vicente, predicando varios señores Obispos.

Los festejos consistirán principalmente en funciones religiosas que revestirán gran esplendor; y entre las fiestas profanas se quemará- según es de ritual en estos casos- una colección de fuegos artificiales. Se han nombrado, para la mejor organización de estos actos, comisiones de Hacienda, Festejos, Viajes, Peregrinaciones y Propaganda.

Serán invitadas las autoridades, representantes en Cortes, comunidades religiosas, entidades y Corporaciones.

 


HERALDO ALAVÉS, edición del 24 de marzo de 1923.

Nuestra Señora de Estíbaliz. Su Coronación.

Nuestro insigne y paternal Prelado, no queriendo abandonar la vascongada Sede sin antes coronar a la Excelsa Patrona de Álava, se dispone a que se verifique pronto, muy pronto tan solemne ceremonia.

Para lograr que ella alcance el mayor esplendor, sueño de sus sueños, el señor Obispo reunió ayer en su Palacio, a las personalidades que integran, presidiéndola, la Cofradía de Nuestra Señora.

Decir que entre todas, guiadas y alentadas por la sabia dirección de Monseñor Eijo, reinó el mayor entusiasmo para el logro de sus afanes, sería expresar lo que todos saben de antemano. ¡Que es muy grande el amor que la Reina de los Ángeles nos inspira, edificante la piedad que le damos y obligado, en todo corazón católico y alavés, el deseo de sublimar cuanto sublimarse se pueda a la Madre dulcísima que loes de todo el género humano!.

Así es por el esquema, aún sin llenar en los trazos que lo limitan, pero firmes y seguros, muy bien ideados,- puede asegurarse que el acto augusto revestirá caracteres que rebasarán la línea de lo ordinario.

Los cultos de piísima devoción se lucirán a tradicionales festejos de carácter popular en los que aún aletee el espíritu ancestral que en el cerro de Estíbaliz se rindió a las plantas benditas de MARÍA, que de todos los rincones de Euzkeria vendrán a visitar a su Virgen querida, se juntarán las expansiones de sagrado júbilo al ver enaltecida ¡qué poco para sus merecimientos! A la que es oriente y consuelo, refugio y alegría de nuestro mísero existir.

De seguro que la solemnidad será digno remate del sapiente episcopado de quien cariñosamente la patrocina; memoración de las gloria de nuestros mayores, homenaje de tierna efusión que un pueblo tributará entusiasta a su Virgen; paladino rendimiento de amor ante la que es fuente inexhausta de los mas altos y puros amores.

Vitoria, Álava entera, de seguro, laborará ardorosa para que la coronación de la Virgen de Estíbaliz sea, por si, un nuevo testimonio de su fe y una página más, más brillante, si cabe, que las que escribimos con motivo de la entronización de Jesús en las casas de la Diputación y Ayuntamiento.

Y cuando la sagrada imagen sea traída desde su campesino trono, en el que domina como Reina sobre la incantable llanada de Álava, y al pasar por nuestras calles procesionalmente; y al ser conducida a los templos donde ha de recibir guardia de honor ¡cómo hemos de celebrar la hora propicia de festejarla de aclamarla unánimes con gritos de veneración vehemente, de saludarla con cánticos de parabién y triunfo, de enaltecerla como lo que es Señora y Dueña nuestra, Soberana de los orbes todos, Madre amantísima, a quienes tendemos los ojos buscándola con afán en nuestras amarguras y tribulaciones!.

No habrá nadie que no se regocije ante el fausto suceso… Ya viene, ya se acerca… Pensamos en él muchas veces y lo acariciamos como a ilusión reidora, aunque lejana. Ya es una realidad.

La tendremos patente, plasmada en beneficios espirituales; en júbilo callejero; en ruido de cohetes queriendo ascender a lo alto como saludo de pleitesía; en campaneo atronante; en preces amorosas; en himnos sublimados por la devoción; en la multitud proclamando ardorosa sus sentimientos, cuando Mayo venga con su lluvia de flores, con sus auras templadas, con su luz radiadora, con sus matices rosados y azules, con sus cultos a Ella, a la virgen bendita, a la Señora de Estíbaliz…

Ella es nuestra y de Ella queremos ser…

Como prenda de que nuestro pobre feudo es un feudo, un feudo de afectuoso vasallaje, postrados y contritos vamos a ofrendarla una corona, mísera ante la que resplandece de soles en su torno, pero labrada por el cariño, engarzada con áureos hilos de fe, refulgente más que por las perlas y pedrería que la adornan por lo que supone de amoroso desprendimiento de ternura, cuajada, como lágrimas que del corazón surgen, en los aljófares y brillantes que la esplendorean.

¡Qué insignificante el don! ¡Cuánto más lo sería si, en esa hora de buscado y feliz avasallamiento, no recordásemos con la Madre al hijo inefable y amadísimo!.

También Él tendrá su corona de triunfo…; pobre, pobrísima… 

¡Cómo ser rica ante quien son obscuras y amortiguadas las diademas fulgurantes de luceros!.

Pero también dedícansela preseas de adhesión firme, de paladina confesión de creencias, de amoroso prendimiento de gratitud perdurable…

Perdurable tiene que ser también, el recuerdo que a las futuras generaciones quede del suceso que se avecina.

Trabajemos todos en prepararlo dignamente; seamos dignos de él, de la Augusta princesa a quien vamos a ofrecérselo.

Y con el contento y el cordial concurso de todos, consigamos para nuestra tierra la honra altísima de que el tributo con el que se va a rendir ante la Virgen de Estíbaliz sea grato a su corazón rebosante de todas las ternezas y de todas las dádivas.