Arqueología - Vitoria-Gasteiz.


 
 

 

 

ESTÍBALIZ DOCUMENTACIÓN INÉDITA.

DOCUMENTACIÓN PROPORCIONADA POR P. J. NOVELLA.

VITORIA-GASTEIZ 2010.


 

VITORIA-GASTEIZ DOCUMENTACIÓN DE ESTÍBALIZ.

 

ESTÍBALIZ.

Solsticio de verano, año 2010.

P.J. Novella.

 

HERALDO ALAVÉS, edición del 26 de marzo de 1923.

La Coronación de Santa María de Estíbaliz.

En el Palacio Episcopal y bajo la presidencia del Ilmo. Señor Obispo se celebró ayer a las doce una reunión para determinar las Comisiones encargadas de la preparación del solemnísimo acto.

Asistieron los señores Vinós, Carrero, Manso, Elzaurdi, Buesa, Dorao, Arcaya, Anasagasti, Vírgala, Guinea (don J. G. y don J.), Elizagárate, Vera Fajardo, Irazu, Bonilla y González de Suso.

Fueron nombradas las siguientes comisiones:

Hacienda.

Señoras Camareras, Marquesa viuda de la Alameda, señoras viudas de Fournier y de Guinea y doña Luisa Ruiz de Gámiz, señora de Zuricalday, doña Alicia Madinaveitia, don Pío Fernández y don Jesús Vírgala.

Cultos.

Por el Cabildo Catedral, don Justo Echeguren; Rectores de los Seminarios, don Asunción Gurruchaga y don Ramón Laspiur; curas párrocos de Vitoria, don Félix Ruiz de Arcaute, don Faustino Mendienta, don Florentino Bastida y don Arturo Tabar; don Pedro Anasagasti, don Pío Fernández y don Jesús Vírgala.

Ornato.

Marquesa viuda de la Alameda, señora de Bonilla, don José Manuel Elizagárate, don Aurelio Vera Fajardo y don Tomas Bonilla.

Propaganda.

Don Herminio Madinaveitia, don Casiano Álvarez de Arcaya, don Luis Dorao, don Valentín S. de Santa María, don Jesús Izarra y don Jesús Vírgala; secretario, don José Luis Izarra..

Viajes, peregrinaciones.

Don Ricardo Buesa, don Guillermo Montoya, don Luis rabanera; secretario, don Ángel Guinea.

Recepciones, hospedajes, invitaciones.

Don José Gabriel Guinea, don Manuel Manso, don Paulino Fernández de Retana; secretario, Sr. Irazu.

Festejos.

Don Antonio Vinós, don Julián Elzaurdi, don Federico Carrero; secretario general, don Gregorio González de Suso; jefe de oficinas, don Jesús Guinea.

Se cambiaron impresiones respecto al cometido de las comisiones designadas que por la premura del tiempo se verán obligadas a reunirse todas las tardes de cinco a siete en las oficinas cedidas al efecto por el Ayuntamiento en la Casa Consistorial, celebrándose esta tarde la primera para posesionarse los vocales antedichos y dar comienzo sus trabajos.

LA LIBERTAD, edición del 26 de marzo de 1922.

La Coronación de Santa María de Estíbaliz.

(Publica el mismo artículo que el HERALDO ALAVÉS).

HERALDO ALAVÉS, edición del 27 de marzo de 1923.

Coronación de Santa María de Estíbaliz.

En el salón principal del excelentísimo Ayuntamiento, y presididas por el señor Zuricalday, se reunieron ayer, para tomar posesión de sus cargos, las personas que constituyen las Comisiones de Hacienda, Cultos, Ornato, Propaganda, Viajes y peregrinaciones, Recepciones y hospedajes y Festejos.

Después de la toma de posesión se aprobó por unanimidad, el programa de las festividades religiosas preparado por la Comisión de Cultos que será sometido a la definitiva aprobación del Prelado.

Cada Comisión celebró junta separadamente, enterándose de su cometido y dando principio al estudio del mismo para llevar la propuesta correspondiente a la Junta general.

La Comisión de hacienda, comprendiendo que la principal parte de los ingresos tiene que constituirse con las subvenciones de las Corporaciones de Álava, redactó y hoy ha remitido a todas ellas una instancia solicitando su concurso pecuniario para que las fiestas solemnísimas que, según rito y costumbre, deben celebrarse con motivo de la Coronación de Santa María de Estíbaliz revistan el esplendor debido.



LA LIBERTAD, edición del 27 de marzo de 1922.

La Coronación de Santa María de Estíbaliz.

(Publica el mismo artículo que el HERALDO ALAVÉS).

HERALDO ALAVÉS, edición del 28 de marzo de 1923.

A LOS ALAVESES.

Desde que la Excelentísima Diputación y los Ayuntamientos ilustres de la provincia de Álava reintegraron solemnísimamente en su restaurada Basílica de Estíbaliz a nuestra excelsa Patrona, el día 21 de octubre de 1906, hasta la venturosa fecha el 6 de mayo próximo, en que Dios mediante, se realizarán los ardientes deseos de nuestro pueblo de presenciar la Coronación canónica de Santa María de Estíbaliz, han transcurrido cerca de veinte años en los cuales, patentemente y de modo maravilloso hemos podido apreciar con el acrecimiento de la devoción a la Virgen alavesa, el tesoro de gracias y beneficios de orden moral y material concedidos en espléndida recompensa a esta querida provincia.

Espiritual y fortísima ligadura de todos los hijos de la tierra alavesa, ha sido la Cofradía de Santa María de Estíbaliz, la obra magna del Pontificado de nuestro amadísimo Pastor don Leopoldo Eijo y Garay, pues con la protección de Santa María de Estíbaliz ha reavivado en todos los corazones el amor a nuestros viejos cultos y a nuestras gloriosas tradiciones y ha solidarizado en un común anhelo, la felicidad de nuestra provincia entera, todas las voluntades de los hijos de Álava, promoviendo al par de esos acendrados testimonios de fe que constituyeron las inolvidables Fiestas de las Tierras Esparsas de Salvatierra, Laguardia, Amurrio y Murguía, y las anuales funciones de Vitoria, un tangible perfeccionamiento y progreso en la vida pública de nuestra Ciudad, villas, lugares y caseríos.

¿A quién debemos si no tantos beneficios, en el siglo más accidentado y trágico de la Historia Europea, esa paz laboriosa a que vivimos consagrados desde que se restauró el culto a Santa María de Estíbaliz, y que permite dentro de la secular modestia alavesa, difundir las carreteras, el ferrocarril y el teléfono; aumentar la producción agrícola, extender su comercio e industria a otros mercados; y mantener en estos tiempos de competencia por la cultura, el privilegiado lugar que ocupamos entre todas las provincias españolas; en suma: cuanto significa adelanto y verdadera civilización, sin abandonar para ello, antes bien arraigándolos, aquellos principios y doctrinas de moralidad y virtud que acreditaron a nuestros antepasados de buenos cristianos y perfectos alaveses, útiles al Estado y a sus semejantes?

Mercedes tan extraordinarias nos obligan a desusado reconocimiento, y pues el día seis de Mayo próximo ha de celebrarse con la pompa litúrgica que Su Santidad Dispone y las festividades solemnísimas impuestas por nuestra religiosidad y gratitud, el más grandioso acto que en honor de Santa María de Estíbaliz puede tener lugar en la tierra: la augusta proclamación de Reina de Álava, ciñendo Nexus sienes y en las de su Divino Hijo las coronas suntuosísimas ofrecidas por sus fieles vasallos los alaveses todos; comisionadas por la Junta de la Coronación de Santa María de Estíbaliz, acudimos al público en súplica de que coopere con su aportación a levantamiento de los gastos importantísimos que necesariamente habrán de ocasionarse.

No dudamos, ante la religiosidad y patriotismo de los alaveses que contribuirán en la medida de lo posible, a dejar patentizado, con tal feliz ocasión, el amor a su inmortal Bienhechora, y reconocidas adelantamos la satisfacción vivísima que habrá de embargarnos a todos el día de la Coronación de nuestra Virgen si con justicia, podemos afirmar que absolutamente todas las organizaciones administrativas de Álava y todos los alaveses han contribuido entusiásticamente al homenaje supremo a su Virgen de Estíbaliz.

Vitoria 27 de Marzo de 1923.- Las camareras de la Cofradía de Estíbaliz, Excma. Señora Marquesa Viuda de la Alameda, doña Mercedes Olano de Zuricalday, doña Arecia de Madinaveitia, señora Viuda de H. Fournier; señora Viuda de Guinea, doña Luisa Ruiz de Gámiz.

HERALDO ALAVÉS, edición del 28 de marzo de 1923.

Estíbaliz. La Coronación.

Se ha constituido ya la Junta de la Coronación, que dividida en varias comisiones, trabaja a diario sin descanso.

A juzgar por nuestras noticias, la ceremonia va a celebrarse con la mayor solemnidad.

Créese que al acto han de ser invitadas las personas reales, habiendo gran empeño de que asista la reina madre, tan entusiasta del país vasco y devota de la Virgen.

Igualmente espérase que vengan altas dignidades de la Iglesia para dar más realce a la ceremonia, en la que nuestro dignísimo prelado tiene que oficiar por expresa designación de Roma y decidida voluntad de los alaveses todos.

Calcúlase que la Comisión de hacienda podrá contar para gastos con unas 40000 pesetas que darán la Diputación, el ayuntamiento de Vitoria, el señor Obispo, los municipios alaveses y lo que se recaude por las damas camareras de la Virgen, representadas por lo más granado de la belleza de vitoriana en los pórticos de las parroquias e iglesias de nuestra ciudad.

Mucho se ha discutido al parecer, acerca del lugar más a propósito para la ceremonia. En Estíbaliz, en esa fecha de lluvias y tormentas, no podía pensarse; el Prado, por causas parecidas, se descartó; la plaza de la Virgen Blanca, por los jardines, no es la más a propósito como tampoco la de la Diputación, la plazuela de la catedral es muy reducida. No queda más lugar que la Plaza Nueva. Por ello se activarán las obras del pavimento a fin de que pueda estar colocado el hormigón en la parte desempedrada, suspendiéndose el desadoquinado.

Habrá un triduo solemne preparatorio, siendo traída desde Estíbaliz la venerada imagen, que permanecerá un día en cada parroquia. Igualmente se organizará una peregrinación espiritual.

Trátase también de que haya procesión nocturna con los faroles del Rosario de la Blanca, si ello es factible, dado el trabajo preliminar de reparación de faroles y la complicada organización de este festejo piadoso.

Además de las Diputaciones hermanas, quiérese que asistan representaciones oficiales de todos los Ayuntamientos alaveses.

Para la propaganda, la comisión de dicho nombre redactará y distribuirá por toda la provincia una hojita titulada Florecillas de Estíbaliz. A estos gastos de propaganda va a contribuir con todos los fondos disponibles la entidad Buena prensa diocesana.

Según nuestras noticias van a ser invitadas las Colonias alavesas.

Por el admirable resultado que dio aquella Comisión general celebrada en el atrio del palacio Provincial, el lunes 7 de Mayo espérase tenga el acto digna repetición, a continuación del cual, la imagen de la Virgen coronada será procesionalmente reintegrada a su Santuario.

Recientemente ha sido concedido por la Santa Sede el permiso necesario para que en Estíbaliz puedan establecerse los Religiosos, que ya ocupan ambas casas del Santuario, las que hasta ahora fueron destinadas al capellán y al ermitaño.

Vitoriano.

LA LIBERTAD, edición del 29 de marzo de 1922.

La Coronación de la Virgen de Estíbaliz.

Se ha dirigido a todos los alcaldes alaveses la siguiente circular:

Señor:… (A continuación se repite el texto íntegro publicado por el HERALDO ALAVÉS el 28 de marzo).

LA LIBERTAD, edición del 2 de abril de 1923.

La Sesión del sábado en la Casa de la Ciudad.

La Comisión de Propaganda para la Coronación de santa María de Estíbaliz solicita de la Corporación contribuya, en la medida de lo posible, para dar mayor brillantez a las fiestas que con tal motivo se celebren.

Se acordó dar 10.000 pesetas en la misma forma que la Diputación.

HERALDO ALAVÉS, edición del 2 de abril de 1923.

Coronación de la Virgen de Estíbaliz.

Se acordó conforme a lo solicitado destinar 10000 pesetas para dar mayor brillantez a las fiestas que se celebren con motivo de la Coronación de Santa María de Estíbaliz y se facultó al alcalde para que pueda trasladarse a Madrid en unión del presidente de la Diputación para invitar a los Reyes a dicho acto en el caso de que así se acordara por la junta de propaganda de dicha coronación.

HERALDO ALAVÉS, edición del 2 de abril de 1923.

En Estíbaliz.

Ayer por la mañana tuvimos el gusto de girar una visita a este venerado Santuario alavés y las noticias en el mismo recogidas son estas:

El día de San José celebró su primera misa en el altar de la Señora de Álava, que fue cantada (canto gregoriano al más puro estilo, según la orden de los Religiosos sirvientes del citado santuario) y con ministros el nuevo presbítero natural de Aránguiz (Guernica) don Dionisio Oar Arteta.

El sábado, durante todo el día, los dos reverendos Padres que por ahora habitan la casa rectoral, uno de los cuales sirve la parroquia de Villafranca, despacharon a multitud de penitentes de todos los pueblos de los alrededores que a recibir el sacramento de la penitencia fueron.

El domingo por las muchas confesiones, la misa no fue hasta las nueve y media. En ella se distribuyeron muchas Comuniones. Muy cerca de 50.

Por la tarde con la presencia del señor obispo, que anteriormente estuvo de visita el miércoles de ceniza, se rezó el Santo Rosario con letrillas y finalmente la Salve popular. Dichas letrillas fueron cantadas por los niños de Villafranca.

Aprovechando el buen tiempo fueron muchas las familias de Vitoria que acudieron a orar ante la Virgen.

Hoy lunes acudieron a celebrar los nuevos presbíteros don Celestino Echavarría y González de Sarralde, natural de Elorriaga y don Félix Ortiz de Mendívil de Vitoria.

Observamos que en la basílica hace muchísima falta colocar otro confesionario, pues no hay más que uno y éste completamente incómodo tanto para los fieles como para el confesor.

¿No habrá en alguna parroquia almacenado algún confesionario sin prestar servicio?.

Se ve con entera satisfacción los progresos que de día en día hace la devoción a la Virgen de Estíbaliz ante cuya imagen venerada postráronse a orar tantísimas veces nuestros ascendientes por espacio de varios siglos.

HERALDO ALAVÉS, edición del 2 de abril de 1923.

Decreto de La Coronación canónica de Santa María de Estíbaliz.

El Boletín eclesiástico publica la siguiente traducción del original latino:

“Rafael Merry del Val, Cardenal presbítero de la Santa Iglesia Romana, del título de Santa Práxedes, arcipreste de la Santa Basílica Patriarcal del Príncipe de los Apóstoles de la Ciudad de Roma, prefecto de la Congregación de la Reverenda Fábrica, el cabildo y Canónigos.

Al Excmo. y Rvmo. Señor Leopoldo Eijo Garay, Obispo de Vitoria, saludan afectuosamente.

No ha mucho que pusiste en conocimiento de Nuestro cabildo, a quien de derecho corresponde el honor de coronar las sagradas imágenes de la Madre de Dios, célebres por la antigüedad de su culto o por la fama de sus milagros, que se venera en tu diócesis en su antiquísimo y célebre Santuario una insigne imagen de la Virgen bajo la advocación de nuestra Señora de Estíbaliz singular devoción, siendo invocada por moradores de la región y pueblos comarcanos con acendrado amor y singular devoción y confianza por la antigüedad de su culto y por la abundancia de gracias y dones que pródiga derrama sobre sus fieles devotos.

Movido por estas razones y por singular afecto de piedad solicitaste que la Augusta Imagen fuese adornada con la corona de oro con que Nuestro cabildo adorna las imágenes prodigiosas de la madre de Dios. Así pues, Nos, que cuando se trata de honrar a la Virgen Santísima, estamos siempre prontos a fomentar cuanto sea estímulo para su honra hemos querido acceder gustosos a las súplicas y fervientes votos del clero, de las Congregaciones y de los fieles alaveses. Reunidos para ello en la Sala Capitular y oída la relación hecha por el reverendo señor don José Bisogno vimos que concurría en la citada imagen cuantos requisitos son necesarios para su coronación solemne. Por lo que unánimemente convinimos en decretar, y decretamos que la dicha Imagen de Nuestra Señora de Estíbaliz sea adornada con la corona de oro y con el mayor esplendor posible, para mayor gloria de la Santísima trinidad, aumento de honor y veneración de la Madre de Dios y exaltación de la Iglesia, Santa , Católica y Apostólica.

El encargo de coronar la imagen te lo hemos dado a ti, excelentísimo y reverendísimo señor, y te lo conferimos por las presentes letras para que lo hagas el día que mejor te pareciese, dándote también facultad para subdelegarlo, si te agradase en otro señor Obispo.

Dado en Roma el 15 de Junio del año del Señor 1922, primero del Pontificado del Santísimo Señor Nuestro, Papa Pío XI.- Juan Bautista Parolin, Canónigo Secretario, José Caccioli, Cancelario.= Hay dos sellos.

A los señores Curas de Álava.

Se ruega, por encargo del señor Obispo, que hagan una colecta para atender a los gastos de las fiestas de la Coronación, en la Dominica in albis, y den cuenta a la Secretaría del resultado de la colecta, dentro de la semana siguiente.

 

Fiestas de la Coronación de Santa María de Estíbaliz.

La Comisión encargada de viajes ha iniciado sus gestiones para facilitar la afluencia del mayor número de devotos de la Señora de Álava, alaveses, guipuzcoanos, vizcaínos y navarros.

Desde Logroño y línea del Ebro hasta Miranda y Vitoria por el ferrocarril del Norte y desde Alsasua y Salvatierra por el mismo ferrocarril tendrán fácil viaje a Vitoria y regreso todos los peregrinos cercanos a las estaciones de los indicados trayectos. Para conseguirlo bastará utilizar los trenes ordinarios que dispondrán en el domingo 6 de mayo de carruajes en número abundante. Los viajeros procedentes desde Alsasua y desde Miranda a Vitoria podrán hacer el viaje en el mismo día, llegando a la ciudad los trenes de las 10,30 los de Alsasua y a las 9,40 de Miranda, pudiendo permanecer en Vitoria hasta las diez menos cinco y hasta las diez y cuarto de la noche respectivamente. Los viajeros de más allá de Alsasua y de Miranda deberán preferir llegar el día anterior o regresar el lunes. Tanto los que lleguen el sábado 5 o el domingo 6 y regresen este mismo día o en el siguiente día, lunes 7, podrán efectuar su excursión con billetes de ida y vuelta valederos para dichos días y que se expenden en todas las estaciones de las líneas expresadas.

Estudia la Comisión la organización de un tren especial desde Bilbao por Mirandas a Vitoria para que los viajeros de las importantes comarcas de Álava que sirve la línea por Llodio, Amurrio, Orduña y demás hasta Pobes, así como el gran núcleo de alaveses que residen en Bilbao y en Vizcaya y los vizcaínos patrocinados por Santa María de Begoña puedan llegar a Vitoria y regresar el citado domingo de la Coronación. Otro tren es seguro que saldrá de Vergara a las seis de la mañana para llegar a las 8,35 en Vitoria y salir de la ciudad a las once de la noche.

La Compañía de Automóviles de Álava aumentará para ese día los servicios estableciendo su mejor carruaje en Peñacerrada para traer a los comisionados de la montaña de Álava. Gestionará de sus colegas de Vizcaya y de Navarra para que con aquellos elementos ver de duplicar algunos servicios, especialmente des de Estella y valle del río Ega.

Oportunamente procurará enterarse por medio de los cofrades de los pueblos situados en las zonas de las líneas ferroviarias y en las carreteras servidas por los autos de Álava, de La Unión, etcétera para que indiquen con relativa aproximación el número de fieles que se hallen decididos a realizar la excursión para presenciar las fiestas de la Coronación de Nuestra Señora Santa María de Estíbaliz, patrona insigne de Álava.

LA LIBERTAD, edición del 4 de abril de 1923.

Fiestas de la Coronación Santa María de Estíbaliz.

(Publica el texto anterior del HERALDO ALAVÉS (2 de abril) relativo a las gestiones de la Comisión de viajes.).

HERALDO ALAVÉS, edición del 6 de abril de 1923.

La Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Cunde el entusiasmo para celebrar dignamente la gran fiesta de la Coronación Canónica de la Señora de Álava, recibiéndose de continuo valiosos testimonios de adhesión y espléndidos ofrecimientos. Todo hace presumir que las fiestas revestirán magnificencia inusitada.

A continuación publicamos la circular distribuida por las distinguidas damas que ostentan el honroso título de camareras de la Virgen de Estíbaliz, así como también la primera lista de donativos recibidos para contribuir a sufragar los gastos de la Coronación.

Ello nos releva de todo comentario. Las levantadas frases de la Circular y la elocuencia de los números de la suscripción, es superior a cualquier encomio.

Tiene el País Vascongado, y singularmente Vitoria, la más característica de sus capitales en tradiciones y costumbres, el hábito de realizar sus más amados fines apelando a la generosidad espontánea de sus moradores, en acatamiento, sin duda, el espíritu de libertad que siempre ha vivificado nuestra tierra y que consideró estigma de esclavitud todo tributo. () alto empeño. A las subvenciones de aquellas se unieron desde el primer día donativos, legados y limosnas en número y cuantía asombrosos pero imprescindibles para en veinte años conseguir tan brillantes resultados.

Amparadas en esa tradición y por considerarla imprescindible en el actual momento para que tangiblemente se advierta la unanimidad de los alaveses en desear, requerir y celebrar, la exaltación de la milenaria Virgencita de Estíbaliz, Divina intercesora de nuestra tribulaciones y anhelos, acudimos a la inagotable caridad de usted en demanda de un donativo para levantar los gastos de la Coronación de la Patrona de Álava.

Durante la pasada centuria, el más aciago periodo de nuestra historia por tantas calamidades como empobrecieron nuestro suelo, secaron muchas almas y abatieron nuestras instituciones más amadas, Santa María de Estíbaliz se refugió en una mísera iglesia de aldea y su abandonado templo sirvió de establo a los animales.

De tan calamitosos días, de prueba tan dolorosa, ha salido más purificado y vigoroso el espíritu alavés, siendo testimonio de su renacimiento el verdadero milagro operado en Estíbaliz por la fe, el patriotismo y el sentimiento artístico de nuestro pueblo.

Piedra a piedra hemos reedificado la vieja Basílica, embelleciéndola con sujeción al estilo tan puro y bello de nuestro Santuario venerado, hemos construido dos edificios más para albergar la custodia y el culto permanente de la Patrona de Álava; hemos logrado la constitución de un Cofradía organizada a la usanza de nuestros organismos forales y a la que pertenecen la inmensa mayoría de las fogueras de la Provincia; hemos paseado triunfalmente a la misma imagen milenaria invocada por los ancianos Jueces de la Cofradía de Arriaga, por las llanuras de Salvatierra, entre los viñedos de Laguardia, en los montes de Amurrio y a través del valle de Murguía, aclamada por los pueblos y glorificada por los sacerdotes en explosiones de amor que a roma llegaron, elevadas por el insigne obispo de Álava y, como religiosa merced y como señal de perdurabilidad en ese culto, de Roma ha venido el decreto encomendado a nuestro Obispo que coloque sobre la Virgen de Santa María de Estíbaliz la corona de oro con que la Iglesia distingue a las imágenes de la Virgen afamadas por la antigüedad de su culto o por las mercedes y milagros por su intercesión obtenidos.

No han sido las Corporaciones públicas, (sin rebajar, por decirlo, el meritísimo concurso de su entusiasmo y de sus aportaciones materiales) quienes han realizado tan ( ).

Lo mismo ahora, cuando ateniéndonos a los impulsos de nuestro corazón más que al texto del Decreto del Vaticano que impone en el acto de la Coronación el mayor esplendor posible, deseamos y conseguiremos por el fervor y la caridad de los alaveses dejar en sus debidas proporciones la contribución de las entidades oficiales y el donativo de los particulares, para que este sea un sufragio en pro de la celebración de estas festividades que tantos beneficios habrán de atraer sobre toda nuestra provincia.

En la confianza de no vernos defraudadas acudimos a usted rogándole disculpe nuestra importunación y reciba a la Comisión que dentro de breves días tendrá el honor visitarle para recoger la limosna que con destino a las fiestas de la Coronación Canónica de Santa María de Estíbaliz, tenga usted la bondad de darnos.

Suyas affmas. y ss. Ss.- La Marquesa Viuda de Alameda; Mercedes Olano de Zuricalday; Arecia de Madinaveitia, Viuda de H. Fournier; María de Guinea; Luisa Ruiz de Gámiz.

1. ª lista con la suscripción de la Junta organizadora.

Rvdmo. señor obispo de la diócesis 1000 pesetas
Excma. Sra. Marquesa de la Alameda 500
Ilma. Sra. doña mercedes Olano Zuricalday 250
Doña Luisa Ruiz de Gámiz 500
Sra. viuda de Fournier 500
Sra. viuda de don Benito Guinea 250
Srta. Arecia Madinaveitia 100
Doña Mercedes Fournier 250
Doña Paula Fournier 250
Doña Carmen Fournier 250
Señora de Bonilla 150
Don Tomás Bonilla 100
Ilmo. Don Lino Zuricalday 500
M. I. S. don Justo Echeguren 100
Don Asunción Gurruchaga 100
Don Ramón Laspiaur 100
Don Félix Ruiz de Arcaute 100
Don Faustino Mendieta 100
Don Florentino Bastida 100
Don Arturo Tabar 100
Don Jesús María Vírgala 100
Don Paulino Fernández de Retana 400
Don Luis Rabanera 25
Don Ricardo Buesa 100
Don Pedro Anasagasti 75
Don Casiano Álvarez de Arcaya 100
Don Pío Fernández 50
Don Aurelio Vera-Fajardo 50
Don Jesús de Guinea 100
Don Gregorio Gz. de Suso 100
Don Valentín Sáenz de Santa María 50
Don José Gabriel de Guinea 150
Don Ángel de Guinea 50
Don J. de Izarra e hijo 25

Total 6675. pts

Se admiten donativos para esta suscripción en el Palacio Episcopal, Diputación de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y redacciones de La Libertad y del HERALDO ALAVÉS.




ESTÍBALIZ - Detalle de la portada. Fotografía tomada desde la carretilla elevadora el día que se colocó la varilla al reloj canónico.

 

 

ESTÍBALIZ. Carta nº 12. Dirigida a Luisa Ruiz de Gámiz, el 6 de abril de 1923. En ella se cita otra carta enviada el 21 de marzo en paradero desconocido.

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 12.

 

Muy Sra. nuestra: Confirmamos a V. nuestra última 21 del pasado Marzo y ahora tenemos el gusto de manifestarla que hemos terminado las Coronas y nos proponemos enviarlas o llevarlas a Vs. hacia el miércoles próximo pues estamos terminando otro encargo también para esa, hacia dicho día y deseamos simultanearlo, llevándolo a la vez. 

Contamos desde luego que sea a tiempo para Vs. y en ello confiamos.

Sus afmos. att. y s. s. q. b. s. p.

C. de Ansorena, Hijos.

 

LA LIBERTAD, edición del 7 de abril de 1923.

(Reproduce la circular y la lista de suscripción publicadas en el HERALDO ALAVÉS del 6 de abril.).

HERALDO ALAVÉS, edición del 7 de abril de 1923.

La coronación.- El lugar definitivamente escogido.- La suscripción para gastos.- Avance de programa.- El rosario. Los sermones.- Fuegos artificiales.

Definitivamente parece haber sido fijado el lugar destinado para la ceremonia de la Coronación de la Virgen de Estíbaliz, que por lo visto va a ser la plaza de la Diputación, pudiendo colocar la gente en toda ella, inclusive sobre los jardines o macizos, para lo cual será quitado el herraje que marca los senderos y la verja de la estatua de Moraza.

Desaparecida esa limitación de los jardines, el lugar indicado es sin duda el más apropiado y mejor, pues en la Plaza Nueva no se respondía de estar terminado el pavimento, el kiosco era un inconveniente, otro mayor la colocación de tribunas y mástiles, por estar el piso recientemente asfaltado; y sobre todo en los gastos, solamente el renglón de adorno de balcones e iluminación era realmente aterrador, como que andaba allá lindando con los dos mil duros, que para desembolsados por la Junta era cosa excesiva, y a los vecinos no podía pensarse en invitarles a que los sufragaran, máxime teniendo en cuenta lo que costó reponer unas colgaduras de percalina que aún están sin aparecer en muchos de los balcones.

Es muy fácil que a algunos les haya ocurrido pensar para qué puedan ser necesarias tantas pesetas como son las de las cifras que groso modo se barajan en el presupuesto de gastos, y es que en este mundo todo es relativo y acomodaticio.

Como vulgarmente se dice hay mucho palillo que tocar, y las cosas o hacerlas como deben de hacerse o no hacerlas.

El mismo rescripto de Roma indica ya que las fiestas de una Coronación deben de revestir la mayor solemnidad, requiriendo cierta suntuosidad y ostentación con festejos profanos, adecuados, inclusive.

Hay además precedentes de lo que se hizo en Begoña y en otras capitales en análogos casos, y estamos viendo la fastuosidad y profusión de fiestas religiosas y profanas que para la Coronación de la Virgen de los Desamparados se organizan en Valencia, en donde ricos y pobres, altos y bajos todos se dan la mano ansiosos de procurar el mayor de lo éxitos para una ceremonia tan imponente; allí en donde todo lo invadía una política ultra radical, dándonos ejemplo de unión, entusiasmo y devoción ante la Patrona del antiguo reino.

Por estas razones y otras no menos poderosas, además de contarse con cantidades generosamente destinadas por nuestras Corporaciones locales y prelado diocesano, ha sido abierta nueva suscripción popular que alcanza ya una cifra de ocho mil pesetas.

En Bilbao, desde hace muchos años, existe una numerosa Colonia de alaveses, que como es sabido, con el mayor esplendor y entusiasmo celebra la fiesta de San Prudencio y estrecha las relaciones de paisanaje y vecindad entre sus socios.

Actualmente preside la colonia el prestigioso y entusiasta alavés señor Ramírez Escudero, acreditada firma en el mundo de los negocios, que si mal no recuerdo es del valle de Valdegovía y creo que condiscípulo mío.

Dicho querido paisano, a la invitación que como tal presidente le ha sido cursada, ha contestado a vuelta de correo con los mayores entusiasmos, pidiendo un tren especial y ofreciendo una reprisse de la velada de costumbres que preparan para el día de San Prudencio trayendo además una banda de música, todo a costa de dicha Colonia y a beneficio de la Coronación.

La cosa, por venir con la mayor de las oportunidades pues de cuatro a siete hay hasta la fecha un hueco muy a propósito en la tarde del domingo, 6, ha sido aceptada en principio y con entusiasmo.

Las solemnidades religiosas contra lo que por error se ha anunciado en algunos carteles, darán comienzo en la tarde del 2 de mayo. En ese día predicará el futuro prelado, actual Deán del cabildo de Toledo señor Esténaga (alavés).

El 3 y 4 por la tarde y en diferentes parroquias habrá análogos cultos con sermones de prelados; más adelante podremos detallar.

El día 5, aún no está determinado lo que fijamente ha de hacerse.

El 6, misa de pontifical, ignórase aún si con o sin sermón. Conducción de la Virgen a la Diputación. Ofrenda del gran Cirio por el presidente señor Zuricalday. Alocución de nuestro prelado y acto de la Coronación permaneciendo la Virgen coronada en dicho palacio hasta la hora de la procesión a cuyo final deberá ser trasladada al palacio municipal en donde el alcalde y el Ayuntamiento le harán digno recibimiento.

En la Casa de la Ciudad quedará la Virgen hasta la mañana del lunes que la pasarán a atrio de la Diputación en donde debe de celebrarse la misa de despedida y Comunión general que seguramente superará en importancia a aquella memorable de la última visita que a Vitoria hizo la venerada imagen.

Quiérese que las calles por donde debe de pasar la procesión y que a su tiempo se dirá, sean iluminadas especialmente la de Dato y Plaza Nueva. Hay proyecto de iluminar las torres de las parroquias.

Como uno de los festejos religiosos acordados, en firme, era la salida del Rosario de faroles de la Blanca para cuyo acto han sido solicitadas de Roma indulgencias, la Junta organizadora, en reunión celebrada ayer mañana, por unanimidad acordó dar inmediatamente comienzo a los preliminares de reposiciones y organización.

Es de advertir que los faroles han de ser conducidos por seminaristas, corriendo todos los gastos a cargo de la Junta de la Coronación.

La Comisión de Cultos se ha dirigido a los ilustrísimos señores Abad de Silos, Monseñor Múgica, Irastorza, Gandásegui y Esténaga invitándoles a encargarse de los sermones del triduo preparatorio, y remitiéndoles un ejemplar de la Crónica de Estíbaliz y el avance del programa.

Dícese, que si para dicha fecha monseñor Múgica debe estar ya en Roma.

En un cambio de impresiones tenido con la Casa Lecea, la comisión de festejos ha llegado a saber que dicha casa, diciéndole el dinero que se desea gastar para fuegos artificiales, podría facilitar un programa, ciñéndose a dichas supuestas cifras, pero que por unas tres mil pesetas se prometía a hacer cosa buena de verdad algo monumental, fantástico y alusivo.

El asunto, como todos será objeto de detenido estudio. 

VITORIANO.

 

INVITACIÓN.

A todas las señoras y señoritas, que por amor a Santa María de Estíbaliz, deseen cooperar a los trabajos precisos para que la coronación de la patrona de Álava revista el deseado esplendor, invitamos encarecidamente asistan mañana domingo, a las doce del mediodía, a una reunión que celebraremos en el salón principal de la Excma. Diputación.

La Marquesa Viuda de la Alameda.- Mercedes Olano de Zuricalday.- Arecia de Madinaveitia.- María de Guinea.- Luisa R. de Gámiz.- Petra Saracíbar de Bonilla.

Una omisión.

En la lista de la suscripción para las fiestas de Santa María de Estíbaliz que se nos facilitó ayer y publicamos en este periódico, se había omitido el donativo de 250 pesetas hecho por doña Ascensión Fournier, siendo por tanto el total de aquella lista 6 925 pesetas.

En Estíbaliz.

En el Santuario de la Señora de Álava, con asistencia del señor cajero del Banco de España don José Pajarúa, su bondadosa esposa y señora hermana, a las ocho y media y a la intención de dichos señores ha sido celebrada una misa por el R. P. Capellán.

Hoy ha sido el primer día que nuestro buen amigo salió a la calle después de su última dolencia por lo que le felicitamos sinceramente.

HERALDO ALAVÉS, edición del 9 de abril de 1923.

ESTÍBALIZ.

Ayer, a las doce, convocadas por las señoras Camareras de la Virgen de Estíbaliz se reunieron en el Palacio provincial unas setenta y tantas señoritas, cuya reunión presidió la señora viuda de Fournier.

Formáronse 19 turnos encargados de organizar la colecta domiciliaria para los gastos de la Coronación y cooperar a otros trabajos que pudieran ser necesarios.

El jueves próximo, a las siete de la tarde volverán a reunirse.

La semana pasada hicieron la visita al Santuario de la Señora de Álava los profesores y alumnos del Noviciado de Jesuitas de la calle de Francia.

Hubo misa cantada de puro estilo gregoriano, Rosario y cánticos.

 

HERALDO ALAVÉS, edición del 10 de abril de 1923.

Ayer acudió en rogativa tradicional el vecindario todo del pueblo de Aberásturi, haciéndose procesionalmente tanto la ida como el regreso, con cruz alzada, ciriales y preste, cantándose letanías mayores y el Ave.

Ya en la basílica celebróse solemnemente misa cantada impresionando gratamente el estilo majestuoso Gregoriano que los religiosos de la Comunidad de Silos cultivan y propagan según la regla de la vida contemplativa (no industrial como algunos creen) a que se dedican.

A mediodía fue la comida según costumbre en la casa hospedería y luego de rezado el Rosario emprendieron el regreso a Aberásturi, satisfechos de las atenciones recibidas de los religiosos.

 

LA LIBERTAD, edición del 10 de abril de 1923.

¿ ESTÍBALIZ ?.


La misericordia divina, siempre en guardia por los alaveses, y como para librarnos un poco de las porquerías de la sucia política y del horror de cuneros que van a caer por aquí para brindarnos la felicidad presente y futura, terrena y eterna, nos ofrece, en gracia a nuestros espíritus, un tema tan poético y original como el de la Coronación de la Virgen elegida por la provincia para su Patrona, fausto acontecimiento que se quiere celebrar entre col y col, es decir, entre las elecciones de Diputados y Senadores.

Enfrascados ahora en asunto tan bonito los que deseamos elevar el espíritu a las Regiones de la Verdad, las fiestas cercanas absorben tan por completo la pública atención, que apenas se habla de otra cosa que de ellas.

Pero están dando lugar a la repetición del viejo cuento de la gitana que sabía decir Procurador de tres maneras, y las tres mal.

Más de diez siglos lleva Álava adorando a la Virgen que va a ser coronada, y esta es la hora en que no se nos ha enseñado a escribir el lugar en que se venera pues a cada momento lo vemos en letras de molde, y siempre de modo distinto, hasta cuatro.

Casualmente ayer fue distribuida al vecindario una hoja, fechada el sábado y por llevar el título de “Florecillas de Estíbaliz”, y por las firmas y la sabiduría de los que la redactan puede considerarse algo así como el “Boletín Oficial”.

Pues en la cabeza o epígrafe del periódico se ve “Florecillas de Estíbaliz”. Inmediatamente después en una alocución magistral del maestro de todos, don Herminio Madinaveitia, aparece la “Virgen de Estívaliz”, viéndose otras dos veces con v en el cuerpo del artículo, para volver otra vez a la b en la cabecera de la suscripción.

Y otros lo escriben con r, y otros con l.

Con todo lo cual nos hacemos un taco.

Entre tanto como se viene escribiendo del Santuario al cabo de centurias, de modo especial en los veinte años últimos, ¿no hay una verdadera autoridad que nos de pauta para siempre y nos enseñe de modo único, cómo debemos escribir el nombre del histórico cerro?.

Voz vascongada, parece que el mejor modo de expresarla es Estíbaliz. Pero si un literato tan formidable como el señor Madinaveitia dice Estívaliz, ¡boca abajo todo el mundo!.

Y como de aquí, hasta el 7 o el 8 de Mayo, hemos de escribir y leer la palabra millares de veces, sepamos a qué atenernos.

¿Estíbaliz? ¿Estíbariz? ¿Estívaliz? ¿Estívariz?.

UN ALDEANO.

 

LA LIBERTAD, edición del 11 de abril de 1923.

(Invitación de la Marquesa Viuda de la Alameda publicada en el HERALDO ALAVÉS el mismo día.).

HERALDO ALAVÉS, edición del 11 de abril de 1923.

 

LA VIRGEN DE ESTÍBALIZ. SU CORONACIÓN.

Va a ser coronada nuestra Virgen: la Virgen de Estíbaliz.

La que presidió aquellas Juntas Forales de indecible recordación; la que oyendo amorosas plegarias de nuestro antepasados les consoló en sus amarguras y encendió en sus corazones la llama de fe ardiente jamás extinguida en nuestro pueblo; la que cobijo la alavesa campiña tendiendo sobre ella el manto protector que abisma el rayo, ahuyenta el turbión tormentoso y la engalana con flores que son alegría, coloreados matices, el pan, el pan bendito que no se niega a los que lo buscan afanosos en las canteras del trabajo y del bien…

Va a ser coronada la Virgen de Álava…

Más que su corona esplendorosa, que una tradicional piedad colocará sobre su frente sin mancha, ¡cielo sin nubes! quiere Ella el holocausto de vuestras oraciones; de vuestros himnos fervorosos de entusiasmo; de vuestro amor sin límites al Hijo Amado de la más amante de la madres; de vuestro concurso incondicional a la solemne ceremonia en preparación, en la que engarzada en cariño, en el cariño inmenso que rindáis, a la Reina de la alavesa tierra, más luzca y fulgure la diadema brillante que la ofrendáis solícitos y humillados.

Siglos y siglos vuestra Virgen ha esperado la presea de amorosa piedad que ahora le dedicáis. ¡Qué hermoso espectáculo el de un pueblo que se postra a los pies de la que es su consuelo, su amparadora, su guía, su madre inefable! Y qué grande que esa humillación que ensalza sea el pago de una deuda sagrada; el testimonio vivo de un afecto acendrado; el grito unánime y noble que confiesa la adhesión firme a lo que ella significa, a lo que es…

Los cielos, jubilosos, se unirán en torrentes de luz; mayo se ordenará con sus joyas floridas para presenciar el suceso culminante que una sola vez tendrá realidad en nuestra vieja historia; vosotros, cuyo pago ilimitado se pide para ennoblecerla más con la deseada Coronación, acudiréis pletóricos de gozo a alabar a la Virgen y a su niño riente, a alabarles, a ensalzarlos, a rendiros ante su grandeza para aumentar ese vasallaje de amor a la que lo patrocina y cuida la grandeza de nuestro solar querido, del feudo amado de nuestros padres que tanto reverenciaron, loándola y esclavizándose a su poder, a la que es Señora de nuestra provincia.

Sabed, pues, que es día de gloria en Álava el próximo seis de mayo, fecha de la gran Coronación; sabed que dignidades y potestades, autoridad y representaciones, armas y títulos, coadyuvarán orgullosos a que el fausto suceso sea imponderable de recordación e importancia.

Tendrá, además, ¡cómo no ha de tenerlo si ha de ser su adorno más preciado!, el calor que el pueblo enfervorecido le preste; el que toda la región alavesa le dedique; el que han de darle, de seguro, nuestros hermanos en colonias, por el afecto a la tierra unidos que, de aquí separados, aquí vendrán a la Coronación a adorar a su Virgen y a celebrarla, en loas y preces, en los templos, en las calles, en los palacios donde la representación popular se ostenta.

¡Día grandioso y feliz! Feliz, también, el Prelado dignísimo cuya ilusión es hacerlo saliente y marcarlo con señal imborrable en los fastos de nuestro historial; felices todos los que, en un día y luego en los que han de venir en sucesión indefinida, puedan ver el deslumbrante, en esa corona que va a ser colocada en la augusta frente de la Virgen, el amor ardentísimo, nunca negado, a la nuestra de Estíbaliz, a la celestial Señora del bendito rincón alavés.

HERMINIO MADINAVEITIA.

 

LA CORONACIÓN DE ESTÍBALIZ.

Dícese que el público como no podía menos de esperarse, responde con sus donativos a engrosar los fondos necesarios para los festejos que a modo de homenaje han de dedicarse a la Virgen de Estíbaliz, con ocasión de su solemne Coronación. Solamente en una calle y ella no de las más habitadas, se han recaudado cerca de mil pesetas.

El lunes pasado estuvieron en esta varios señores de la Directiva de la Colonia alavesa de Bilbao, los cuales no solamente confirmaron nuestras noticias del sábado, sino que aún querían dar otra velada benéfica en el Nuevo Teatro en la tarde del 2 de Mayo, cosa que agradeciéndola infinito, créese no se acepte.

Eso es entusiasmo y saber portarse como alaveses completos a quienes nadie ganó en buena voluntad, buen deseo y cariño a sus tradiciones santas.

Proyéctase reforzar el programa de dicha velada con números literarios y musicales a cargo de alaveses de reconocida reputación y valía artístico literaria.

VITORIANO.

 

INVITACIÓN.

La señora marquesa Viuda de la Alameda, en nombre de la Comisión de Señoras de la Junta para la Coronación de Santa María de Estíbaliz, ruega a las señoras y señoritas que con tanto entusiasmo cooperan al éxito de sus trabajos, concurran mañana jueves, a las cuatro de la tarde, a la reunión que se celebrará en el Palacio de la Diputación. 

 

DE LA PROVINCIA. Ibarra de Aramayona.

La corporación municipal, en vista del escrito de la Junta de Damas de la Provincia, para adquirir fondos a fin de saldar los cuantiosos gastos que han de ocasionarse, con motivo del fausto acontecimiento de la coronación de la Patrona de Álava, Nuestra Señora de Estíbaliz, acordó suscribirse por 200 pesetas las que se remitirán al punto que las mismas designen.



HERALDO ALAVÉS, edición del 12 de abril de 1923.

A MARÍA DE ESTÍBALIZ EN SU PRÓXIMA CORONACIÓN.

Próxima la solemne Coronación de María de Estíbaliz, ofrezcamos este homenaje a la Princesa de los Valles que allá entre medio de estos y en elevada colina, tiene su Trono de Amor, y pródiga no ya solo a los alaveses que la proclaman mil veces su Patrona, más sino también a los demás hermanos vascos y al resto de España, sus bendiciones, bendiciones con cariño de Madre. Tiene ahora María de Estíbaliz a su alrededor los monjes de San Benito que le cantan en el puro de los estilos, y son esos cantos de sabor netamente gregoriano, los que cautivan atraen y endulzan el alma haciendo que de ella salga una delicada oración, que allá también en la fragancia de la montaña, perfumada de flores e incienso, oyéndose a lo lejos el canto primaveral y optimista de los pajarillos y el rítmico correr del agua en los frescos arroyos resulte más grandiosa la plegaria.

Próximo ya el día de la Coronación pidamos a María de Estíbaliz proteja lo primero a sus cariñosos hijos los alaveses, a los de las otras dos provincias hermanas y por último también el resto de la Nación; que nos salve a todos de la inmoralidad reinante que raya en la pornografía, que purifique las costumbres, que devuelva a las familias la paz de antaño, que nos libre de los malos gobernantes y nos conserve incólume la fe que es la principal base de felicidad de los pueblos.

RAFAEL F. DE CÓRDOBA Y AZARA.

Zaragoza mes de abril del año de Gracia de 1923.

Junta de la Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Comisión de propaganda.

A ruego de la Comisión de Viajes y Peregrinaciones, y por ser absolutamente preciso saber con tiempo lo más aproximadamente posible el número de viajeros que han de reunirse el día 6 de Mayo en Miranda, Manzanos, Lapuebla y Nanclares de la línea Norte, así como los de Alsasua, Araya, Salvatierra y Alegría, lo mismo que en las estaciones del trayecto Vergara Vitoria, como también procedentes de Aramayona, Ubarrundia, Arrázua y Murguía, se publican los siguientes datos que se espera tengan bien propagar los señores curas de los pueblos convergentes a dichas estaciones o apeaderos.

De la Rioja Alavesa podrá hacerse el viaje tomando el tren mixto que de Logroño sale a las 4 53 y llega a Miranda a las 7 5, el cual combina en esta estación con otro mixto que sale a las 8 20 de Miranda llegando a las 9 45 a Vitoria.

Igualmente puede utilizarse el correo que de Logroño salle a las 11 52 para entrar en Miranda a las 13 32 y enlazar con el correo que viene de Madrid.

De Miranda, Manzanos, Lapuebla y Nanclares puede salirse en el tren que de Miranda arranca a las 8 20 y que llega a Vitoria a las 9 45.

De Alsasua a Vitoria la combinación es tomar en Alsasua el tren de las 5 40. En Araya a las 8 10, llegando a Vitoria a las 10 30.

De Vergara a Vitoria se pretende formar tren especial con horario e itinerario del que circula los días de mercado, y que saliendo de Vergara a las seis llega a Vitoria a las 8 35.

En todas las líneas el regreso podrá hacerse en el mismo día.

Avisándose antes del 23 próximo a la Comisión de Viajes, Cadena y Eleta 2, Vitoria, desde los diferentes pueblos próximos a las estaciones de los citados trayectos y líneas, puede conseguirse de éstas que preparen con la debida antelación el material móvil necesario para que el viaje pueda hacerse cómodamente.

LA LIBERTAD, edición del 12 de abril de 1923.

(Artículo de la Comisión de propaganda publicado en el HERALDO ALAVÉS del mismo día.).

HERALDO ALAVÉS, edición del 13 de abril de 1923.

¿Estíbaliz?.

Me alude cariñosamente hace posos días; en La Libertad mi antiguo amigo Ángel Eguileta. Como su artículo referente a Estíbaliz relaciónase con la Virgen, con la llanada sobre que reina, y con su Coronación para mayo señalada, no es extraño que tenga a su disposición flores aromosas que dedica pródigo. Muchas gracias, por la intención, aunque no soy digno de tal honor.

Si Eguileta me hubiese preguntado, ¡no lo había leído!, cómo había escrito Estíbaliz en el pobre trabajo mío a que me apunta, no hubiera sabido que contestarle. Escribí ese nombre sin darme razón del por qué de su escritura.

Muchos años hace, lo recuerdo, que leí en Becerro de Bengoa Estívaliz, quien hace derivar la palabra del vasco eztía=miel y baria=sin (no hay) es decir no hay miel o sin miel. Esto decía.

Después se ha escrito, euscarizando el vocablo, Estíbaliz y yo, sin pararme a pensar en ello un segundo, lo españolicé como por instinto, pues aunque no hay ley ortográfica para apellidos, y Estíbalez, Estívariz, Estíbaliz llega a serlo tendí - en el mío ocurre lo mismo- a escribirlo con v en lugar de ponerlo con b que creo que es la transcripción natural de las voces que en vascuence la llevan.

Y no sé más. Tanto ignoro que el HERALDO, amablemente, sin tener yo conocimiento de ello, ha corregido mi Estívaliz cuando ha publicado el artículo de este pleito.

De manera que apelo a los doctores que saben contestar a esta y otras muchas cosas.

No tengo opinión, pues, en este asunto y si la tuviera carecería de valor fundamental.

¡Etimologías a mi…! Sería mucho honor. Que conste que lo que hice fue… al correr de la pluma, inconscientemente; que me atendré a aprender las lecciones que me enseñen, y que en tanto, me acogeré a la b ahora dominante.

H. MADINAVEITIA.

 


Junta de la Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Comisión de propaganda.

Programa oficial de cultos y avance del de festejos aprobados.

en la sesión de comisiones reunida de anoche.

Día 2 miércoles.- A mediodía las campanas de todas las iglesias anunciarán la apertura del período de fiestas religiosas y profanas que finalizará en la mañana del día 7.

A las seis de la tarde, recepción popular de la Santísima Virgen en la Plaza del hospital. La citada imagen, a las dos de dicha tarde, habrá sido traída desde Estíbaliz procesionalmente por los fieles de los pueblos del trayecto. (Recorriendo 9 kilómetros).

Las señoras Camareras de dicha venerada imagen harán la ofrenda a la misma de dos preciosos ramos de flores, los que serán llevados luego en la procesión que se organizará para conducir la Virgen a la parroquia de San Pedro, por las calles de Aliados, Postas, constitución y Fundadora de las Siervas.

A las siete de la misma tarde, solemnidad religiosa en la indicada parroquia consistente en el rezo del rosario, preces, cánticos por la capilla y orfeón de ambos seminarios, sermón a cargo de un prelado (si es posible) y Salve popular o de canto llano.

A las diez de la noche, en la misma parroquia, turno de la Adoración nocturna.

Día 3, jueves.- Por la mañana, misas de media en media hora en el altar de la Virgen en la parroquia de San pedro, y Comuniones generales.

A mediodía repique general de campanas.

A las seis de la tarde. Traslado de la imagen a San Miguel, por la Herrería y plaza de la Virgen Blanca, para serle dedicados, una hora más tarde, análogos cultos que los del día anterior, ya especificados.

Día 4, viernes.- Por la mañana, en San Miguel, misas en el altar de la Virgen y Comuniones generales. A mediodía como el día anterior. Por la tarde, a las seis, conducción de la venerable imagen por las calles de Moraza y Cuestas de San Francisco y San Vicente a la parroquia de este nombre, en donde a las siete, y a las diez se repetirán los cultos de los días anteriores.

Día 5, sábado.- En San Vicente, por la mañana, de media en media hora en el altar de la Virgen y Comuniones generales. A mediodía como los días anteriores. A esta misma hora en el Palacio Episcopal se levantará acta del depósito o entrega de la Corona de la Virgen así como la del Niño a la persona o personas ya designadas para custodiarlas. El acto será presenciado por las autoridades civiles, eclesiásticas y militares. A las seis y media, conducción de la Virgen a la Santa Iglesia Catedral pasando por delante del Palacio Episcopal y Seminarios. En dicho templo, a las siete, habrá Rosario, Letanía solemne, Preces, Exposición de su Divina majestad y reserva, terminando con la salve. A las diez, Adoración nocturna, Vigilia general hasta después del Invitatorio y luego un turno.

Día 6, domingo.- Por la mañana en la catedral y parroquias, Comuniones generales.

A las nueve y media, recepción solemnísima del delegado del Emmo. Señor Cardenal Arcipreste y Cabildo Vaticano, yendo a buscarle las Autoridades, con los Procuradores de Hermandad, Alcaldes de la provincia, Presidentes de las Juntas Administrativas y Clero, sin las cruces y ciriales.

S. S. I., conducido bajo palio, será recibido en el atrio de la Catedral por el Iltmo. Cabildo. Seguidamente, lectura del Decreto del Cabildo Vaticano concediendo la Coronación Bendición de las Coronas. Misa Pontifical cantada por la Capilla con la cooperación del muy notable orfeón de ambos Seminarios. Procesión de Autoridades, Clero, Procuradores de Hermandad, Alcaldes y niños de la Ciudad que irán al final para trasladar la Virgen de Estíbaliz así como las Coronas, a la Plaza de la Provincia, por el final de la Correría, Solar de Santo Domingo, Sogueros y Fundadora. Las Coronas serán llevadas

Sobre ricos almohadones por los señores Presidente de la Diputación y Alcalde de la Ciudad. Ocho ordenanzas o miñones de la Diputación y otros ocho alguaciles, conduciendo hachones o blandones rodearán a cada Corona. También irá rodeada de luces la Virgen. En dicha procesión irán los estandartes y banderas de las Cuadrillas y Hermandades alavesas. Una vez en la Diputación, el señor Presidente hará solemne ofrenda a la Virgen, del tradicional Cirio de Mayo (el coste de éste es de unas 600 pesetas). Seguidamente el Rvmo. Prelado dirigirá breve alocución. Luego las Preces de la Coronación y acto de coronar el Prelado a la Virgen y Niño. Canto del Regina Coeli. Volteo de campanas, bombas, e himno de Estíbaliz por las Bandas. La Imagen Coronada, quedará toda la tarde en el atrio de la Provincia expuesta a la pública veneración.

Por la noche, después de las siete, solemne Rosario de faroles simbólicos monumentales conducidos por los seminaristas. En esta manifestación de fe formarán señoras, caballeros, Clero y Autoridades. Irán las cruces parroquiales y estandartes y banderas de la Cofradía de Estíbaliz extendida por todas las Cuadrillas y Hermandades de la provincia. La procesión irá de la Diputación al Ayuntamiento, por las calles de la Constitución, San Antonio, Iradier, Dato, Postas a la Plaza Nueva.

Ya en el Ayuntamiento, el Alcalde dirigirá a la Virgen breve discurso de salutación y bienvenida en nombre de la Ciudad. Seguidamente habrá Salve popular en dicha plaza, dando S. I. la bendición Episcopal.

La Imagen quedará toda la noche en el Ayuntamiento. Siendo velada por las personas que al efecto quieran inscribirse.

Día 7, lunes.- Traslado de la Imagen, a la que acompañará el excelentísimo Ayuntamiento, al atrio del Palacio de la Diputación, a las seis y media de la mañana.

A las siete y media, misa de comunión general al aire libre en dicha plaza.

A las nueve y media, despedida popular a Nuestra Señora. Traslado de dicha Imagen a su Santuario procesionalmente (unos nueve kilómetros), siendo llevada a hombros la Virgen por las personas que previamente den su nombre a la comisión, y estableciéndose los relevos necesarios. El recorrido será Constitución, Virgen Blanca, Moraza, cuesta y calle de San Francisco, Portal del Rey, calle Santiago y carretera. A la llegada a Estíbaliz, los RR. PP. Benedictinos custodios del Santuario dedicarán a la Virgen breve función religiosa.


Peregrinación espiritual.

ESTÍBALIZ.

Consistirá ésta:

1º En oración breve diaria a Santa María de Estíbaliz.

2º Actos de triduo en todas las parroquias de Álava, los días 3, 4 y 5 del mes de Mayo.

3º Comunión general y función religiosa el día 6 en todas las parroquias de la provincia.

4º A la una de la tarde de dicho día 6, proclamar la coronación con un volteo general de campanas.

 

Festejos profanos.

En firme se han acordado:

Velada en el Nuevo teatro a cargo de la Colonia Alavesa de Bilbao y otros notables elementos de reputación literaria y artística.

Comida a todos los pobres inscriptos en la Beneficencia local y provincial. Artísticos arcos, adorno de calles y plazas, engalanamiento del atrio del Palacio Provincial junto al cual serán colocadas tribunas, valiosa sesión de fuegos artificiales, tradicionales marchas u hogueras en la cima del Gorbea, banquete oficial de Prelados, Autoridades, Procuradores de hermandad, Alcaldes y Diputaciones hermanas.

 

Coronación de Sta. María de Estíbaliz.

Suscripción abierta por la Junta organizadora.

Suma anterior 6900.

Don Moisés Ruiz de Gauna 950
Don Francisco Ortiz 150
M, I. S. Provisor 50
Don Diego Unanue 75
Don Sotero Galarza 50
Viuda de Pando Argüelles 100
Doña Catalina P. de Unzueta 100
Una familia piadosa (moneda de oro) 25
Doña Tomasa Zabala de Verástegui 100
Doña Felisa E. de García 25
Doña Modesta Ceballos 1
Doña V. de Gausoro V. Elorza P. de Ondátegui 5
Doña Elisa del Rey 100
Don José de Landa 50
Una devota de la Virgen 5
Excmo. Sr. don Juan Carlos Ajuria 500
Don León Ajuria 500
Don Francisco A. de Ajuria 100
Don Javier Aguirre 15
Excmo. señor Conde de Villa Fuertes 500
Doña Meli Luco 25
Don Julio Rovira 15
Don Ángel Pérez 1
Doña Ramona Zabala V. Barreiro 10
Don Lucio Atarasagasti 5
Doña Rosa Iradier V. de Arce 5
Don Evaristo Larrinoa 5
Don Francisco Ayala 50
Don Luis Flórez Estrada 5
Don Marcos Díaz de Otazu 10
Don León Marañón 10
Doña Blanca Marañón 5
Don Pablo Erbina 10
Don Pedro Mendía 10
Doña María Saracíbar, viuda de Ayala 5
Don Damián García Fresca 5
Don Andrés Olana 15
Don Patricio Larrea 1
Viuda de D. Hildebrando Herrero 50
Don Pablo Ibarra 5
Don Manuel Olivares 50
Caja de Ahorros 500
Doña Carmen Herrero 25
Doña Nieves Herrero 25
Viuda de Quintín Mendía 5
Don Rafael Santa Olalla 10
Don Rafael Llorente 10
Don Florentino Estelosín 5
Don Martín Almando 1
Don José María García 2
Don Gil Jubera 3
Don Florencio Moreno 25

Total 10.509. pts.

Se admiten donativos para esta suscripción en el Palacio Episcopal, Diputación de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y redacciones de La Libertad y del HERALDO ALAVÉS.

Santuario de Estíbaliz.

Días pasados, cumpliendo su promesa, llegaron a pie desde Vitoria dos sacerdotes, y después de rezado el Santo Rosario, regresaron en la misma forma.

También visitó el Santuario el señor arquitecto de la provincia con el industrial señor Apellániz. Éste sirvióse dedicar como recuerdo, un buen atril que bien viene para las solemnidades que se organicen.

Los labradores parecen contentos del tiempo que les hace.

LA LIBERTAD, edición del 13 de abril de 1923.

(Publica la misma lista que el HERALDO ALAVÉS del día anterior.)

HERALDO ALAVÉS, edición del 14 de abril de 1923.

INFORMACIÓN LOCAL.

Corrida..

Se está organizando una corrida de toros para el día de la Coronación de Santa María de Estíbaliz, proyectando los empresarios que el cartel ofrezca los mayores alicientes a la afición taurina.

Colecta.

Mañana domingo, se celebrará en las parroquias y conventos de Vitoria, la colecta para las Fiestas de Santa María de Estíbaliz, ocupando las mesas petitorias las piadosas señoritas que con tanto celo y éxito están llevando a cabo su cometido.

Aclaración.

En la lista publicada ayer de la suscripción para la Coronación de Estíbaliz, apareció don José Leoncio, con la cantidad de 50, cuando la cantidad suscrita por dicho señor es 150 pesetas. También debe rectificarse la suma entregada por el señor Cauna, que es de 250 pesetas en lugar de 950.


Coronación de Sta. María de Estíbaliz.

Suscripción abierta por la Junta organizadora (3ª lista).

Suma anterior 10.509 Total 12.035.

Se admiten donativos para esta suscripción en el Palacio Episcopal, Diputación de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y redacciones de La Libertad y del HERALDO ALAVÉS.

 

Estíbaliz.Cruz en el interior de la jamba de la portada de Estíbaliz.



Estíbaliz Carta nº 13. Carta del 15 de abril de 1923, en la que C. de Ansorena, hijos comunica a Luisa Ruiz de Gámiz el envío inmediato de las dos coronas.

VITORIA-GASTEIZ ESTÍBALIZ: Carta nº 13.

 

Muy Sra. nuestra: 

Al recibo ayer de su telegrama, contestamos con un telefonema, diciendo que lunes por la mañana entregaríamos las Coronas a Vs. y ahora recibimos su atta. carta y confirmando nuestro ofrecimiento manifestamos a V. que con el Expreso de esta noche sale mi Representante D. Daniel Riopérez, quien esperamos que para cuando reciba V. la presente habrá hecho entrega de dichas Joyas, confiando que llegarán sin novedad y que habrán agradado a Vs. como de veras deseamos. Dicho señor Riopérez lleva factura y…… de piedras etc. así como los sobrantes resultados que entregará a ustedes. Deseamos saber que todo haya resultado bien y que queden Vs. satisfechos y sin más del momento saludos a Vs. y se repiten suyos afmos. att. y s. s. q. b. s. p.




HERALDO ALAVÉS, edición del 16 de abril de 1923.

Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Suscripción abierta por la Junta organizadora (4ª lista).

Suma anterior 12.035 pesetas Total 13.436,75.

Se admiten donativos para esta suscripción en el Palacio Episcopal, Diputación de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y redacciones de La Libertad y del HERALDO ALAVÉS..

Dos días después de llegar a Vitoria las dos coronas, numeroso público se agolpaba para admirarlas ante el escaparate del comercio de D. Pedro Ruiz, sito en la calle Dato, donde se habían expuesto. Las alabanzas eran unánimes para la casa constructora por su gusto y pericia. Las joyas eran una verdadera filigrana.

El día 5 de mayo, a mediodía, en el Palacio Episcopal, se verificó la entrega de las coronas, ante notario, a la Excma. Diputación de Álava.

 

HERALDO ALAVÉS, edición del 17 de abril de 1923.

VIRGEN DE ESTÍBALIZ.

Su Coronación.

Hoy han sido expuestas al público las coronas-la de Nuestra Señora y la del Niño Dios- que han de ser colocadas en las imágenes de la Virgen de Estíbaliz y su Hijo divino.

Son las dos primorosísimas joyas que honran, como a la piedad vitoriana que las ha engastado en Fe y Amor, a la casa madrileña de los señores C. Ansorena, Hijos, constructora del rico regalo.

No ha sido el hecho ha capricho y arbitrariamente, sino que ajustándose en un todo al carácter de época, guardando como no podía menos de ser así, la más fiel observancia histórica al siglo en que la imagen de la Virgen fue labrada, de tal modo se acopla y adapta a lo que pide la fecha que a ella se remonta, que con razón, decirse puede que se conforma de modo admirable a lo que el más exigente reclame en obsequio a la veracidad y exactitud arqueológicas.

Las coronas, que son una verdadera filigrana artística, por la factura, delicadísima; por la combinación de la pedrería, deslumbrante y magnífica; por el gusto con que ella se engarza a los aros de la divinal enseña, seguramente llamarán la pública atención.

Sobre ser espléndidas, y dechado de acertada elección de luces y matices, son riquísimas. Llevan 208 brillantes; 57 perlas; 763 rosas y diamantes; 51 esmeraldas; 40 zafiros; 67 rubíes; 63 granates; 45 turquesas; 4 aguamarinas; 10 amatistas cuadradas; 4 en rombo; 2 topacios rectangulares; 15 olóvinas que hacen un total de sesenta mil pesetas aproximadamente.

Pocas veces el gusto dilecto y la suntuosidad se han juntado en tan fantástico maridaje para producir una obra tan hermosa; grande por el objetivo a que se la destina, opulenta por los elementos crematísticos que la forman.

Orgullosos pueden estar de ella cuantos han laborado a que sea hoy- lo que un día fue ilusión reidora-realidad brillante y refulgente. ¡Aquella Virgen que allá en la segunda mitad del siglo XII surgió, por la mano de un imaginero de un trozo de madera, hoy magnificada por nuestra historia, por un culto amoroso, por la religiosidad de un pueblo para ser coronada no lo que merece, si de manera que es enaltecimiento de cuantos se afanan por conseguirlo del más alto modo que se pueda lograr!

Todo ello es digna y edificante, página gloriosa de los alaveses fastos, acontecimiento que no ha de olvidarse. Como lo preludia dícelo claramente. Ahí están, como testimonio, esas hermosas coronas que en regias sienes van a ostentarse.

Esas coronas que son un emblema de amor y otro artístico, de la más fina valoración, pero los señores Ansorena, Hijos, que acreditándose una vez más de lo que sabíamos que eran unos grandes artífices, han construido las admirables joyas que ya elogia unánimemente Vitoria y que en breve fulgirán radiosas, diciendo de beneméritas virtudes, en las augustas frentes de Nuestra señora de Estíbaliz y del Niño a quien maternalmente cuida y al que adoramos todos.



CRONIQUILLA.

Las coronas.-La suscripción.-Fotografías.-Colgaduras e inscripciones.-Ofrecimientos.-Oradores.-Libros y medallas.

El lunes estuvo en ésta el señor Ansorena de Madrid portador de las Coronas de la Virgen de Estíbaliz y Niño Jesús.

Sabedor de la noticia nuestro Reverendísimo Prelado que por asuntos de su ministerio hallábase fuera de Vitoria se trasladó inmediatamente a esta. Poco después en varios autos salían para Estíbaliz el Prelado y varias personas más, con el señor Ansorena. En el Santuario fueron probadas las coronas a las imágenes viéndose que ajustaban perfectamente. Únicamente la del niño, será objeto de pequeño retoque para darle algún milímetro más de amplitud, a fin de que su colocación pueda verificarse con la necesaria holgura.

Desde hoy en el escaparate del señor Ruiz de la calle de Dato, puede admirarse la Corona destinada para la Virgen. Es una verdadera y valiosa obra de arte. Sólo su coste de fabricación incluido el importe de algunas piedras preciosas que la Casa ha facilitado por ser necesarias, asciende a veinticinco mil pesetas.

Como es sabido, todo el oro y resto de la pedrería, se donaron por los alaveses en la suscripción que al efecto fue abierta.

La forma de las coronas y su estilo son (y no podía menos que suceder así) del mismo estilo y forma de las que actualmente tienen las imágenes, sobre las cuales, encajando debidamente, han de serles colocadas, para que las luzcan en las grandes solemnidades custodiándolas todo el año la persona que está designada.

Ya es sabido que el acta de nombramiento de depositario será extendida el sábado 5 de Mayo, a mediodía, en el palacio Episcopal en presencia de las autoridades.

Debido principalmente a la buena y bien organizada propaganda que se hace, no menos que al entusiasmo y buen deseo de los alaveses todos, la suscripción para los gastos de la Coronación va a ser, como se esperaba, otro éxito.

Constantemente se reciben cantidades de alaveses residentes fuera de su provincia, y hay noticias de otros envíos.

Como dato simpático citaremos el de la pequeña Colonia de alaveses de Motrico que remitió cinco duros producto de la colecta celebrada sin habérseles enviado circular ni invitación alguna, por ignorarse la existencia de tal colonia.

Merecen especial mención por su entusiasmo y su constancia, que en aumento iba ante pequeñas contrariedades, e injustificadas actitudes (miseriucas de la vida, que aunque no se conciben nunca faltan por aquello de que en el mundo tiene que haber de todo), las bellas, las angelicales señoritas que formando nada menos que unos veinte grupos, se ofrecieron para ayudar al coro de Camareras de la Virgen en todo y para todo.

La Junta de la Coronación, con especial complacencia ha tomado inmejorable nota de tan relevantes servicios, que estima en todo lo mucho que valen.

Los congregantes Marianos, dignos.

Son también del agradecimiento de todos ya que su ingrata labor de pedir de casa en casa han ayudado con el mayor entusiasmo, reservándose la peor parte de dicha tarea sin desmayar un momento.

También estos tienen algo que contar con la innumerables satisfacciones recibidas y sumas recaudadas (perra a perra, como suele decirse), en absoluto carece aquello de importancia.

Iban por parejas: eran personas de lo más conocido de Vitoria, y llevaban talonarios, con orden terminante de no aceptar nada sin entregar el recibo. Sin embargo, aunque contadas casas hubo en que, no sin alguna crudeza, se les exigió la hoja del padrón, certificación de buena conducta y hasta creo que fianza personal. Con fácil que es contestar un “Dios le ampare”.

Las últimas noticias son que la suscripción domiciliaria se eleva ya en pocos días a más de veinte mil pesetas, faltando saberse las cifras que poco a poco vayan enviando las parroquias rurales, Juntas administrativas y Ayuntamientos, cada entidad por separado, pues es sabido que todos los alcaldes de Álava tienen señalado puesto en todos, absolutamente todos los actos del día 6 de mayo en Vitoria.

A dichas sumas habrán de aumentarse las cantidades votadas por la Diputación, Ayuntamiento, Obispado y Asociación de la Buena Prensa.

***
Una casa editorial de Madrid ha enviado a su fotógrafo para obtener vistas de la Virgen, coronas y Santuario.

La Librería Española ha editado también varias postales de la Virgen que se venden a 0,40 una.

Además el domingo, dicha Casa, obtuvo varias vistas del Santuario para hacer postales y destinarlas a la venta.

La Junta de la Coronación se propone adquirir las mejores vistas ampliadas del acto de la Coronación, para en su día encargar el cuadro de la Virgen coronada.

Recomiéndase por la Junta que durante las fiestas de la Coronación aparezcan los balcones engalanados con colgaduras.

De algunas familias sábese que se proponen colocar colgaduras con inscripciones, y bandas de tela colocadas de balcón a balcón también con frases.

Ya hay inscriptos muchos caballeros que se ofrecen para llevar a hombros la imagen de la Virgen, el lunes siete, desde la Diputación, estableciéndose desde luego los turnos necesarios.

Hasta ahora han anunciado su presencia en las fiestas, el señor obispo de Osma, el doctor Esténaga y Abad mitrado de Silos.

***
Los pedidos de Crónica de Estíbaliz, historia completa en sus épocas antigua y contemporánea del románico santuario (en ciento cincuenta páginas divididas en cuarenta y dos capítulos) pueden pedirse directamente al Santuario, o bien a su autor, J. de Izarra Retana, quien destina íntegramente a los fondos de dicho santuario, el importe de dos pesetas que la obra cuesta.

Los pedidos de medallas deben de hacerse por teléfono, directamente, al Santuario.

VITORIANO.

 

Coronación de Sta. María de Estíbaliz.

Suscripción abierta por la Junta organizadora (5ª lista).

Suma anterior 13.436,75 pesetas Total 15. 081, 35.

Se admiten donativos para esta suscripción en el Palacio Episcopal, Diputación de Álava, Ayuntamiento de Vitoria y redacciones de La Libertad y del HERALDO ALAVÉS.




LA LIBERTAD, edición del 17 de abril de 1923.

La Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Medio Vitoria, puede decirse, ha visto hoy, en el comercio del señor Ruiz, donde están expuestas, las coronas que Álava dedica a su excelsa Patrona la Virgen de Estíbaliz.

Magníficas son- la a Ella destinada y a Jesús Niño- y dignas del respetuoso entusiasmo que todos hemos puesto para alcanzar la mayor suntuosidad en el presente. Toda aquella pedrería, que con una nutrida suscripción se cosechó en poco tiempo, radiosa osténtase en esas dos riquísimas joyas, testimonio de nuestra veneración a la Virgen, prueba de amoroso afán por su culto, don delicado que la piedad alavesa dedica a su Reina y Señora.

Brillantes, turquesas, zafiros, esmeraldas… con sus cambiantes luces fulgentes, con sus irisaciones que deslumbran, hablan maravillosamente combinadas, de algo muy vivo y muy grande, nuestra fe, con perennidad impresa en esas fulguraciones menos lucidas, siéndolo mucho, que el sentimiento cristiano de que son valiosísima presea.

Parecen estas piedras, que en el oro se engarzan, igual que nuestro cariño a la Virgen, y en su divinal hijo, algo así como el sueño fantástico de una imaginación alucinada por el centellear de gemas y rasos orientes, de diamantinos rayos y de fulgideces que sucédense vivaces y rápidas.

Cuarenta zafiros, 208 brillantes, 2 topacios, 15 olivinas, 57 perlas, 14 amatistas, 51 esmeraldas, 763 rosas y diamantes, 63 granates, 67 rubíes, 4 aguamarinas, 45 turquesas, magnifican las coronas; un raudal de pedrería donde juega la luz arrancándola destellos vivísimos.

¡Los que la piedad de nuestra tierra envía a ese su testimonio fehaciente de que no se agota ni muere!.

Satisfechos pueden estar cuantos intervinieron en la empresa para darla vida y ofrecerla, después, en aras de la devoción tradicional.

Y más aún los que la dirigieron, porque alcanzaron algo muy delicado y difícil: hacer que esas coronas correspondan y concuerden con el espíritu que alentó en las que ahora se ven en la imagen de Estíbaliz; lograr que se adaptaran perfectamente al carácter de la época de la talla de Nuestra Señora.

Ha conseguido tan artístico resultado la casa joyería de Madrid, de antiguo acreditadísima en todas partes, de los señores C. de Ansorena, Hijos. Ella, con una clarividencia histórica notable, ha hecho que esas alhajas respondan.

Tan por entero a lo que deben ser, según el gusto y tipo de los días a que se refieren, que la resurrección, digámoslo así, es feliz y completa.

Merecen un aplauso grande, gustosos se lo tributamos, esos notabilísimos artífices; con una pedrería desperdigada y varia han construido unas joyas admirables por el gusto con que han sido ideadas y por la realización acabada de la obra.

De seguro que a todos contenta, pues a todos admira.

¡Cómo lucirá en las frentes sin mancha de Jesús y María y cuál, en sus deslumbrantes variaciones de color y de luz, hablará, en breve, en nuestras calles, en nuestros templos de las altas virtudes que adornaron a nuestros padres, que nosotros heredamos y que se concentran como una ofrenda amorosa a los pies de la Virgen de Estíbaliz!



(A continuación publica la lista 4ª de suscripción, la misma que puede verse en el HERALDO ALAVÉS, edición del 16 de abril de 1923.).

HERALDO ALAVÉS, edición del 18 de abril de 1923.

De la Coronación.

Las coronas de Estíbaliz.

Durante todo el día de ayer y especialmente por la noche, desfiló inmenso público por el escaparate del comercio de don Pedro Ruiz, en la calle de Dato, y eran unánimes las alabanzas que al admirar las Coronas de la Virgen y Niño Jesús, (ambas completamente corrientes, o sea sin necesidad de retoque, variación ni reforma alguna) prodigábanse a la Casa madrileña constructora Ansorena, oriundos de nuestra provincia, que para realizar lo mejor posible el delicado encargo que les fue confiado, se han tomado un interés grandísimo, dando todo género de facilidades, e inclusive presentando una cuenta módica, puesto que su total solamente asciende a veintitrés mil seiscientas pesetas, cuando se había calculado alguna mayor cifra por peritos especialistas.

Ambas coronas estaban ventajosamente colocadas en dicho escaparate con abundante y bien distribuida luz y bajo artístico dosel.

Una pareja de Guardias Municipales custodiaba el lugar, para evitar aglomeraciones.

A hora ya avanzada, las coronas fueron trasladadas para su custodia a un establecimiento de Crédito de la localidad.

Hoy y en días sucesivos continuará la exposición.

La Colonia alavesa de Bilbao.

Esta tarde y para tratar de la velada son esperados de Bilbao los señores de la directiva de la citada Colonia que vendrán en automóvil para regresar esta misma noche según se cree.

Festejos.

Espérase que han de ser del agrado del público las brillantes iluminaciones que la Junta ha encargado a varios centros electro técnicos de la ciudad.

Igualmente resultará brillante la sesión de fuegos artificiales, cuyo programa facilitará para su publicación la Casa Lecea, uno de estos días.

El Montepío Diocesano ha puesto a la venta en la calle de San Antonio, número 10, novenarios, medallas y estampas de la Virgen.

 

Estíbaliz Medallas estampas y novenarios.

Autor:
Material: plata.
Medidas: DM= 35 mm, Dm= 26 mm
Anverso: la Virgen recibiendo la corona, cruz y báculo.
Reverso: escudo de la provincia de Álava e inscripción frustra alusiva a la coronación de Santa María de Estíbaliz por Monseñor Eijo y Garay.
CORONATIO
SANTAE MARIAE ESTIBALIZ
ALAVENSIUM DOMINAE
A D.D. LEOPOLDO
EPO. VICTORIEN
ADST. METROPOLITA
VI MAJI MCMXXXIII.

 

    

Ilustraciones de la portada y contraportada de la Crónica de la Coronación de la virgen de Estíbaliz de Herminio Madinaveitia, en las que se reproduce el anverso y reverso de la medalla conmemorativa. Año 1925.

LA LIBERTAD, edición del 18 de abril de 1923.

(Publica la 5ª lista de suscripción, la misma que puede verse en el HERALDO ALAVÉS, edición del 17 de abril de 1923.).

HERALDO ALAVÉS, edición del 19 de abril de 1923.

Programa de las fiestas que con motivo de la coronación canónica de Estíbaliz.

Coronación de Santa María de Estíbaliz se celebrarán en Vitoria-Gasteiz los días 2, 3, 4, 5, 6 y 7 de Mayo.

Día 2.
A las seis de la tarde.-en la plaza del Hospital, entrega por los pueblos a la ciudad de Vitoria de la Imagen de la Virgen y conducción procesional de ésta a la Iglesia parroquial de San Pedro, donde comenzará a las siete el Triduo solemnísimo cuyos sermones están a cargo de ilustres Prelados.

Día 3.
En la parroquia de San Miguel, segunda función del Triduo.

Día 4.
En la parroquia de San Vicente, tercera función del Triduo.
En las tres parroquias, habrá el día que Santa María de Estíbaliz permanezca en ellas vigilia de la Adoración Nocturna, Misa de Comunión general y a las seis de la tarde se organizará la procesión para trasladar la venerada Imagen a la parroquia correspondiente.

Día 5.
A las doce.- En el Palacio Episcopal se levantará acta de la entrega de la Coronas de la Virgen y del Niño Jesús a la entidad que se constituya en depositaria de dichas joyas.

A las seis y media. Procesión de la virgen desde la iglesia de San Vicente a la Santa Iglesia Catedral y acto continuo solemne función religiosa con sermón por un reverendo señor Obispo y Exposición de Su Divina Majestad.

Por la noche.- Vigilia general de la Adoración Nocturna. Iluminaciones públicas. Marchas en los montes.

Día 6.
Fiesta de la Coronación.- Comuniones generales en la Catedral y parroquia.

A las nueve y media.- Recepción del delegado del Eminentísimo Cardenal Arcipreste y Cabildo Vaticano.

A las diez.- En la Catedral, lectura del Decreto del Cabildo Vaticano concediendo la Coronación.

Bendición de las coronas.- Misa Pontifical.

Procesión oficial de Santa María de Estíbaliz desde la Santa Iglesia Catedral al Palacio de la Diputación figurando en el cortejo los niños, banderines, estandartes y bandera de la Cofradía, Juntas Administrativas y Ayuntamientos de Álava, elemento oficial, representantes en Cortes, diputaciones Vasco-Navarras en Corporación con piquetes de miñones, autoridades eclesiásticas y Prelados invitados.

En el palacio de la Provincia, ofrenda del Cirio de Mayo por el presidente de la Diputación.

Alocución del Obispo de Vitoria. Preces de la coronación.

Imposición de las coronas por el Delegado Arcipreste y Cabildo Vaticano, ilustrísimo señor don Leopoldo Eijo y Garay.

A la una de la tarde.- banquete oficial de las Personas Reales, Prelados, Diputaciones Vasco navarras, Ayuntamientos y Juntas administrativas, Comidas extraordinarias en Asilos y Establecimientos benéficos y bonos de comida a todas las familias inscriptas en la beneficencia municipal de Vitoria.

A las cuatro.- Velada en el Nuevo Teatro organizada por el Real Ateneo con el concurso de los más prestigiosos artistas alaveses y de la Colonia de Bilbao.

A las siete y media.- Rosario de la virgen para trasladarla procesionalmente de la Diputación al Ayuntamiento donde quedará toda la noche.- Discurso del señor Alcalde de Vitoria.- Bendición al pueblo desde el balcón municipal.- iluminaciones públicas.- Marchas en los montes.- Fuegos artificiales en la calle de Monseñor Cadena y Eleta.

Día 7
Comunión general, a las siete y media de la mañana, en el atrio de la Diputación.

A las nueve.- Traslado en procesión de la Virgen al santuario de Estíbaliz y breve fiesta en el histórico cerro de la llanada alavesa.

Se organizan trenes especiales por la Compañía del Norte y ferrocarril de Vitoria a Mecolalde para hacer el viaje de ida y vuelta en ese día desde Bilbao y la Cuenca del Deva.

Servicios extraordinarios en los trenes mixtos de ese día entre Alsasua y Miranda.

Servicios extraordinarios de las Compañías de automóviles.

Las colonias alavesas de Bilbao, Madrid y San Sebastián y las vasco-navarras de las demás capitales, han sido invitadas especialmente a estas fiestas.

(Publica la 5ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. Anterior: 15.081,35. Total: 16.793,45)

LA LIBERTAD, edición del 19 de abril de 1923.

(Publica la misma lista de suscriptores que el HERALDO ALAVÉS).

HERALDO ALAVÉS, edición del 20 de abril de 1923.

Publica la 6ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz.

Anterior: 16.793,45 Total: 18.009,00 pts.

LA LIBERTAD, edición del 20 de abril de 1923.

(Publica la misma lista de suscriptores que el HERALDO ALAVÉS Añade. “El día pasado apareció en las listas don Ángel Llamas con treinta céntimos, y a dicho señor nadie le ha pedido óbolo ni sabe cómo pudo tomarse su nombre.).



HERALDO ALAVÉS, edición del 21 de abril de 1923.

Colonia Alavesa en Bilbao.

A Vitoria-Gasteiz el 6 de mayo.

Invitada esta Colonia por los elementos directivos de la Junta de la Coronación de la Virgen de Estíbaliz para que asistan a las brillantísimas fiestas organizadas en Vitoria, la Junta directiva de la colonia ha dispuesto para la ocasión una caravana automovilística, que tendrá lugar en la ocasión de la predicha fiesta, el domingo 6 de mayo próximo, saliendo de Bilbao (plaza de Arriaga), a las siete de la mañana, para regresar a las doce de la noche, al precio de cinco pesetas asiento ida y vuelta. Nuestros paisanos de Vitoria organizarán previamente la cuestión de comidas y recibimiento entusiasta que se proponen dispensarnos.

La banda de Bergüenda también acudirá a la excursión. Oportunamente se dará a conocer, en programa especial, la adecuada organización de la expedición. Se insta a los alaveses de Bilbao y provincia a que acudan a Vitoria con sus familiares dicho día, para contribuir agradablemente al festejo de la Coronación de nuestra excelsa patrona.

Como el número de asientos en los automóviles es limitado, se ruega a los interesados tomen sus billetes en los puntos de expedición hasta el día de San Prudencio inclusive.

 

Croniquilla.

Modificaciones.

La junta de la Coronación atendiendo a la mayor conveniencia y brillantez de las fiestas que prepara, por estar desadoquinada gran parte de la calle Fundadora de las Siervas, a última hora se ha visto precisada a variar el itinerario que la mañana del 6 ha de seguir la comitiva que a la Diputación conducirá las coronas. El recorrido por lo tanto será por la calle de Santa María y cuestas a la plaza Bilbao, Postas y Constitución.

Aún no está decidido si dichas coronas serán llevadas (por las personalidades que ya se dijo) a pie o en carruaje, o si ha de ser en andas dicha conducción.

Otras de las novedades es la de que el Ateneo será el encargado de organizar la velada de la tarde del domingo.

Nada se sabe de la venida de la Real familia, aunque se confía que algún infante vendrá a visitarnos.

Hemos visto que la Droguería Ceferino vende a 50 céntimos postales de la Virgen coronada.

 

La Colonia Alavesa de Bilbao.

Con objeto de ultimar todo lo relacionado con la expedición alavesa que llegará a Vitoria el día 6 del próximo mes, para asistir a las fiestas de la Coronación de la Virgen de Estíbaliz estuvo ayer en ésta una representación de dicha colonia integrada por los señores don Juan Carlos Ochoa, don ramón Zubiaur y don Jesús Zabaleta, los cuales regresaron al atardecer en automóvil a la invicta villa.

Tuvieron la intención de visitarnos en la redacción y de invitarnos a las fiestas que celebran el día de san Prudencio. Quedamos reconocidísimos a nuestros simpáticos paisanos.

También nos comunicaron las más halagüeñas noticias respecto al entusiasmo que existe entre los miembros de la colonia para venir el día 6 a Vitoria. Nos aseguraron que pasarán de 300 el número de los que vendrán en automóviles, formando numerosísima caravana.

(En la página 3 publica la 7ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. Anterior: 18.009,00 Total: 19.497,97)

LA LIBERTAD, edición del 21 de abril de 1923.

Colonia Alavesa de Bilbao.

Invitada esta Colonia por los elementos directivos de la Junta de la Coronación de la Virgen de Estíbaliz para que asista a las brillantísimas fiestas organizadas en Vitoria, la Junta directiva de la colonia ha dispuesto una caravana automovilística para el domingo próximo 6 de mayo, saliendo de Bilbao (plaza de Arriaga), a las siete de la mañana, para regresar a las doce de la noche, al precio de cinco pesetas asiento, ida y vuelta. La banda de Bergüenda también acudirá acompañando a la excursión.

Para tratar de ésta, y principalmente de la velada que ha de verificarse en el Nuevo Teatro el día de la Coronación, organizada por el Ateneo y en la que la Colonia intervendrá, estuvieron ayer en Vitoria los entusiastas alaveses, individuos de la Junta directiva, don ramón Zubiaur, don Juan Ochoa y don Jesús Zabaleta, el primero literato de gran estima, autor de la obra en tres actos que va mencionada en esta información, los otros dos industriales establecidos en Bilbao, y los tres amigos nuestros muy queridos.

Aquí conferenciaron con el secretario del Consejo del Nuevo Teatro, don Rafael Santaolalla, dejando arreglado todo; saludaron luego al alcalde, como representante genuino de la ciudad y por la noche regresaron a Bilbao.

La excursión automovilística de los alaveses, con toda su Directiva a la cabeza, va a constituir una de las notas más brillantes y simpáticas del 6 de mayo.

(En la página 2 publica la misma lista de suscripción que el HERALDO ÁLAVES del 21 de abril).

TAURINAS.

Novilladas en proyecto.

Un grupo de amigos queridos y conocidos convecinos, muy duchos en asuntos taurinos, han formado empresa con el propósito de explotar el negocio de las novilladas la actual primavera.

Su idea es abrir la plaza el domingo 6 de mayo, al abrigo de la gran afluencia de forasteros que habrá por las fiestas de la Coronación, y en ese sentido llevan gestiones adelantadas, pero aunque sabemos varias cosas más, como en firme no hay, por ahora, absolutamente nada… tal vez en el número del lunes podremos descorrer un poco más el velo.



HERALDO ALAVÉS, edición del 24 de abril de 1923.

Croniquilla.

Desde Estíbaliz. De la Coronación.

Los alaveses, así que el Santuario de Estíbaliz fue de nuevo abierto al culto, reanudaron las antiguas prácticas de rogativas, bautizos consagraciones, bodas ofrendas de misas y demás actos piadosos a la Virgen dedicados desde antiguos tiempos en su citada basílica.

Ayer tarde recibió las aguas bautismales en dicha iglesia, una niña hija del vecino pueblo de Dallo don Daniel Beltrán de Heredia, a la que con licencia del Obispado apadrinó el señor cura de dicho lugar, habiéndole sido impuesto el nombre de Matilde a la recién nacida de referencia.

Asegúrase que de los sermones de las solemnidades que se anuncian para las fiestas de la Coronación están encargados del día dos, el Ilmo. y reverendísimo señor Esténaga; del tres, el Ilmo. y reverendísimo señor Múgica; del día cuatro, el reverendísimo Abad mitrado de Silos; y por último, nuestro Ilmo. y reverendísimo prelado predicará en la tarde del cinco de Mayo.

Para la antedicha velada, organizada por el Real Ateneo han aceptado prestar el valioso concurso que les fue solicitado, nuestros ilustres paisanos Ramiro de Maeztu que nos leerá unas cuartillas suyas; Guridi que con su orfeón (reducido) vendrá para cantar sus más famosos coros, y la bellísima artista Blanca Jiménez que ha de leer el fragmento del Rimado de palacio y poesías de Samaniego.

Y nada más por hoy.

VITORIANO.

TAURINAS.

La del día 6.

Anoche nos entrevistamos con el simpático Marcelino del Rey con objeto de que nos pudiera adelantar algo de la novillada que piensan dar en nuestro circo taurino el día 6 del próximo mes, con motivo de celebrarse en dicha fecha la Coronación de la Virgen de Estíbaliz.

El amigo Marcelino, al principio se encontraba algo reacio a decirnos nada, pues todas la preguntas que le hacíamos nos contestaba con evasivas, diciendo que todavía no había dado un paso, pero al cabo de una hora, como vio que no podía quitarnos de encima rompió su silencio y nos dijo que aunque definitivamente no está, es casi seguro que en la novillada de dicho día se lidie ganado del campo de Salamanca siendo los encargados de despacharlos los valientes novilleros Celestino Hernández y Miguel Casielles.

(En la página 2 publica la 10ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. 

Anterior: 20.256,62 Total: 20.898,32).



HERALDO ALAVÉS, edición del 25 de abril de 1923.

(En la página 2 publica la 11ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. Anterior: 20.898,32-total: 22.147,07).

HERALDO ALAVÉS, edición del 26 de abril de 1923.

Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Favores espirituales concedidos por Su Santidad.-Peregrinación espiritual.-bendición papal.-Favorables impresiones.

Habiendo, nuestro amadísimo Obispo, transmitido recientemente a Roma una relación de los actos religiosos que tanto en Vitoria como en el resto de la provincia de Álava, se preparan para festejar el gran acontecimiento de la coronación canónica de la Virgen de Estíbaliz, la Santa Sede se ha dignado conceder algunas gracias y privilegios espirituales, a favor de todos los fieles y son:

Tres plenarias en la condiciones ordinarias de confesar y comulgar: 1ª asistiendo al triduo preparatorio de la coronación, y podrá ganarse solamente una vez; 2ª acudiendo a la procesión del Rosario que tendrá lugar con la Virgen coronada. A este fin debe cantarse o rezarse el rosario en dicha procesión, no bastando la materialidad de formar parte en sus filas. 3ª visitando una vez, durante el año de la coronación, el Santuario de Estíbaliz yendo a él en piadosa peregrinación.

Parcial de siete años y siete cuarentenas: 1ª cada día del Triduo preparatorio de la coronación: 2ª los inscriptos en la peregrinación espiritual podrán ganar otra idéntica indulgencia parcial, una sola vez al día y durante todo el año de la coronación rezando alguna plegaria en honor de Santa María de Estíbaliz.

Para ser socio de la peregrinación espiritual se requiere dar el nombre a algunos de los señores párrocos de Álava, después de verificada la coronación. Los nombres que se reciban serán inscriptos por los propios párrocos o personas por ellos designadas, en unas hojas impresas, que al efecto se les facilitarán por la Comisión de cultos de la coronación canónica, y formarán varios tomos de álbum que se depositará durante el año de la coronación, en el propio Santuario de Estíbaliz a los pies de la Virgen de Estíbaliz.

Finalmente Su Santidad ha concedido gustosamente el privilegio de Bendición papal con indulgencia plenaria para el acto mismo de la coronación, que la podrá otorgar el reverendísimo Prelado que presida el dicho solemne acto. Se requiere confesar, comulgar y orar por la intención de Su Santidad.

Con singular agrado se han recibido las gracias espirituales otorgadas por la Santa Sede, tanto más teniendo en cuenta que no existe según se nos asegura el precedente, aún en la solemnes coronaciones verificadas con motivo de Congresos marianos internacionales, de conceder indulgencia plenaria por la procesión con la Virgen coronada; pero nuestro ilustrísimo Prelado, conocedor de la piedad del pueblo alavés, expuso a Su Santidad que la imagen de Santa María de Estíbaliz será acompañada en solemne procesión del Rosario, cantado o recitado por los concurrentes, y así pudo lograr la singular gracia.

No cabe duda que la solemne procesión con la Virgen coronada se celebrará no sólo con la solemne pompa que las Comisiones de la Coronación la han preparado sino con el dulce murmullo de la oración del Rosario pronunciado por todos los concurrentes.

(En la página 2 publica la 12ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. Anterior: 22.147,07 Total: 22.521,02).

HERALDO ALAVÉS, edición del 27 de abril de 1923.

(En la página 1 publica la 13ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. Anterior: 22.521,02- total: 23.982,07).

Croniquilla. De Estíbaliz.

Por noticias recibidas de Madrid sábese que el día 6 llegará a esta el señor Obispo de Madrid Alcalá, nombrado arzobispo de Valencia.

Han sido invitadas las Diputaciones hermanas para que acudan a las fiestas del día 6 en corporación, con maceros clarineros y piquete.

Según referencias que la comisión de viajes va recibiendo, calcúlase que el ferrocarril del Norte nos traerá, solamente de la parte de Miranda, unos setecientos viajeros, dicho día 6.

Las Hermanitas de los Pobres, para la tarde del día de la coronación, prepararán la visita oficial a la Virgen en el atrio de la diputación con cultos y cánticos, asistiendo la Comunidad con el capellán y todos los asilados, a eso de las cuatro de la tarde.

El Colegio de Santa María (Marianistas) ha fijado el día de San prudencio para hacer la visita anual al Santuario de Estíbaliz, si el tiempo lo permite, dedicando a la Virgen solemnes cultos, por la mañana y por la tarde.

También mañana acudirá en rogativa anual uno de los pueblos del contorno.

Recuérdase que el recibimiento a la Virgen será en la Plaza de los Guardias, la tarde del día 2, en que los pueblos harán la entrega de la imagen, organizándose la procesión que recorrerá las calles del Mercado o Bélgica, Oriente o Aliados, Postas y Constitución a la parroquia de San Pedro, en la cual, a las siete habrá solemnes cultos.

En la fachada del Ayuntamiento se ha hecho una instalación eléctrica para que luzca la preciosa iluminación inaugurada uno de los pasados años por ferias y que desde entonces no había vuelto a verse completa.

 

LA LIBERTAD, edición del 27 de abril de 1923.

Publica en la página 3 la lista “recibida” de las cantidades recaudadas por la excelentísima Diputación con motivo de la Coronación de Santa María de Estíbaliz. En la lista aparece el Excmo. Sr. Don Luis Urquijo Ussia, Marqués de Amurrio con un donativo de 1000 pesetas. Bajo la lista se publica el siguiente texto:

Convulsa situación política electoral.

(Recortes de LA LIBERTAD).


 


El día 29 de abril detuvieron a Luis Dorao Merino director propietario de LA LIBERTAD. 

Los preparativos de la coronación coincidieron con el periodo electoral. En algún artículo se afirma que el hecho no es casual.

En el Ayuntamiento.

Sesión de anoche.

Y por último, fuera del orden, el señor alcalde dijo que el ayuntamiento debía dirigirse a las autoridades militares con el fin de conseguir del ministro de la Guerra el correspondiente permiso para que los vitorianos que se encuentran en melilla disfruten unos días de holgorio entre nosotros, con motivo de la Coronación de la Virgen de estíbaliz, así como lo consiguieron para fiesta parecida, los valencianos. Así se acordó.

HERALDO ALAVÉS, edición del 30 de abril de 1923

Colegio de Santa María. Peregrinación a Nuestra Señora de Estíbaliz.

Un conjunto de circunstancias nos obligaron a hacer la peregrinación anual al Santuario de Nuestra Señora de Estíbaliz el sábado último, fiesta de San prudencio, Patrón de Álava. 

El tiempo no prometía nada bueno pero los valientes peregrinos en número de ciento aproximadamente, se pusieron en camino, sin temor a los chubascos, salvando en menos de dos horas los diez kilómetros que nos separan del simpático cerro que domina la llanada vitoriana.

Fueron llegando sucesivamente los pequeños, medianos y mayores, y tomado el consabido amarretaco, hicimos procesionalmente la entrada en el Santuario, cantando el ave María de Lourdes. A continuación hubo misa solemne, oficiando el R. P. Juan Nogué, y cantándose la primera pontifical de Perossi.

¡Cuánto nos divertimos después explorando el bosque vecino, jugando al pelotón y a guardias y ladrones, y desgarrando pantorrillas y pantalones en las traidoras zarzas! De vez en cuando caían algunas gotas, pero enseguida cesaba la lluvia, que por lo visto no quería molestarnos demasiado.

A las doce tuvimos una reunión en la iglesia. Fue como nunca recogida y piadosa. Empezó con un discurso del presidente de la Congregación, Antonio D. Caballero, exponiendo los motivos por que hacíamos la peregrinación: manifestar nuestro agradecimiento a la santísima Virgen por las gracias recibidas durante el curso, y pedirle siga protegiéndonos en el porvenir.

Dirigiéndose a los de 6º les hablo de los horizontes que se abrían delante de ellos, y de los peligros que los aguardaban. Acto seguido los diez congregantes que terminan este año en el colegio pronunciaron un acto de consagración a nuestra Señora de Estíbaliz, poniendo su persona y sus carreras bajo la protección de María Inmaculada.

El tesorero I. Colsa expuso con la gracia de siempre. El estado del tesoro espiritual, leyéndonos además una interesante estadística de las notas obtenidas durante el curso de los congregantes, excitándonos a ofrecer todo ello a nuestra reina, pagándole así el tributo que le debemos en calidad de fieles servidores y vasallos.

También se recitaron hermosas poesías a la Santísima Virgen, distinguiéndose Luis Monreal, que estuvo admirable, y Emilio Castrillón, que recitó una hermosa composición del inspirado vate gaditano don José María Pemán alumno que fue y congregante en el Colegio de los Religiosos Marianistas de Cádiz. Una porción de cantos escogidos y admirablemente ejecutados completaron el programa de la reunión, de la que todos salimos plenamente satisfechos.

A la una aproximadamente nos sentamos a comer las suculentas meriendas que nuestras mamás nos habían preparado. ¡Qué bien nos sabían a todos, y qué alegría reinaba en los diferentes grupos! Los internos comieron dentro de la hospedería, y los demás, a falta de sitio, nos acomodamos a nuestro gusto, buscando algún sitio abrigado contra el gris que soplaba sin cesar.

Un día de campo es para los niños un día de movimiento continuo, así que terminada la comida se volvió a las correrías por el bosque, a los partidos de foot-ball, a sacar fotografías, y a meterse por doquiera, revolviéndolo y curioseándolo todo.

A las cuatro, función de despedida. Rezamos el Rosario, y después de algunos cánticos ejecutados por la gente de los pueblos vecinos, ocupó el púlpito el R. P.

Abdón Pereda, capellán del Colegio, que desenvolvió este tema tan simpático: La Santísima Virgen es nuestra Madre y nuestra Reina, exhortándonos a conducirnos siempre como verdaderos y devotos hijos suyos.

A continuación hubo exposición y bendición del Santísimo, terminándose todo con el canto de la despedida de Hernández.

Para no desmayarnos en el camino dimos un tierno final a las provisiones y en seguida emprendimos la marcha para volver a casa. Los pequeños, los débiles como Unamúnzaga, y los que supieron fingir alguna dolencia vinieron en auto; los demás como buenos romeros, vinimos a pie, llegando a casa rendidos, es verdad, pero en extremo satisfechos de la jornada, y con ganas de que se pueda repetir sin tardar.

No queremos terminar estas líneas sin hacer público nuestro agradecimiento a los RR. PP. Benedictinos, custodios del Santuario, por las múltiples atenciones de que fuimos objeto por parte del R. P. Superior y de los demás Padres poniendo a nuestra disposición la iglesia y la hospedería y desvelándose porque no faltará nada a nadie. Aunque llevan poco tiempo en Estíbaliz, se ve que no han perdido el tiempo, notándose con satisfacción la gran influencia que ejercen ya sobre los pueblos vecinos.- Un peregrino.


AYUNTAMIENTO - VITORIA-GASTEIZ.

Las fiestas de la Coronación De Estíbaliz.

Una carta del ministro de la Guerra.

Como ya saben nuestros lectores en la última sesión celebrada por el Ayuntamiento se acordó solicitar de la autoridad militar correspondiente se autorizara a los soldados alaveses que prestan sus servicios en África para que pudieran venir a Vitoria a fin de asistir a las fiestas de la coronación de la Virgen de Estíbaliz.

El alcalde don Herminio Madinaveitia cumpliendo ese acuerdo se apresuró a telefonear al ministro de la Guerra y éste ha contestado al señor Madinaveitia con una carta que dice así:

28 de Abril de 1923.

Excelentísimo señor Alcalde presidente del Ayuntamiento de Vitoria.

Muy señor mío y de mi consideración: En contestación a su telefonema del 27 del actual, debo manifestarle que hubiera deseado poder atender petición tan respetable por su procedencia como simpática por el motivo, y formulada en términos de tanta discreción pero en la imposibilidad de licenciar los soldados de toda una provincia o región, simultáneamente, sólo cabrá en casos muy contados otorgar permiso a los que se hayan hecho acreedores de ello por su conducta.


Con ese motivo quedo de usted affmo. s.s.q.e.s.m.

N. A. ZAMORA

 

Las tarjetas de beneficencia.

Todas aquellas personas que están acogidas o hayan solicitado la beneficencia municipal, pueden pasarse los días uno y dos del próximo mes de Mayo, por la oficina correspondiente para recoger la tarjeta correspondiente que acredite su derecho.

(En la página 3 publica la 14ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. Anterior: 23.982,07-total: 24.890,32)




Fiestas de la Coronación.

La Comisión de cultos nos ruega hagamos presentes los siguientes avisos para el mayor esplendor de las solemnidades de la Coronación:

1.º Se agradecerá que las colgaduras y otros adornos de las calles estén puestos en toda la ciudad, desde las doce del mediodía del día 2, entrada de la imagen de Santa María de Estíbaliz, hasta el día 7 inclusive.

2.º Coincidiendo con las iluminaciones oficiales procúrese que las noches del 5, sábado y 6, domingo luzcan también las de los Centros y casa particulares.

3.º Sería muy laudable donde fuere posible que adosadas a las colgaduras o en la forma que pareciere más conveniente, apareciesen inscripciones alusivas a Santa María de Estíbaliz o a las fiestas que en su honor se celebran.

4.º Las procesiones generales tendrán el siguiente recorrido:

Día 2 de mayo: A las seis de la tarde llegada de la venerada imagen de Santa María de Estíbaliz. Plaza del Hospital, Bélgica (Mercado), Aliados (Oriente), Postas y Constitución, hasta la parroquia de San Pedro.

Día 6.- Día de la Coronación. Después de la misa pontifical celebrada en la S. I. Catedral, saldrá la procesión portadora de las coronas en dirección al palacio provincial por la calle de Santa María, Cuestas de San Vicente y San Francisco, Plaza de Bilbao, Postas y Constitución.

La procesión del Santo Rosario, con la Virgen coronada, partirá a las siete y media de la tarde de la Diputación, por Constitución, General Loma, San Antonio, Iradier, Dato y Plaza Nueva.

El viernes último un señor vocal de la comisión de propaganda de la Junta de la Coronación recorrió unos cuantos pueblos del contorno, distribuyendo programas y la hoja semanal. Siguiendo sus consejos, el señor cura de Matauco como decano de los sacerdotes de los pueblos llamados de la Comunidad de Estíbaliz de que nos habla la crónica del Santuario, y en el año actual depositario de dicha comunidad, convocó ‘para el domingo a los cuatro señores curas de ésta, así como a los alcaldes de barrio y maestros.

Concurrieron también otros varios párrocos rurales, juntas administrativas y señores maestros de aldeas vecinas. Hecha la invocación del Espíritu Santo, luego de expuesto el objeto de la convocatoria, reinando unanimidad completa, se acordó que aparte de los que voluntariamente quieran hacerlo acudan al Santuario, el día dos próximo a primera hora de la tarde, previa señal que en todos los campanarios se hará, cuatro hombres de cada pueblo, para llevar a Vitoria la venerada imagen de la Virgen, procesionalmente. Quiérese que en la procesión figuren también los niños de las escuelas con las cruces parroquiales, clero, autoridades administrativas, maestros y fieles.

En el recorrido se dispararán cohetes agregándose el vecindario de las aldeas del camino.

Deséase que la Compañía de automóviles de Álava, para nuestro regreso, tenga dispuesto el material que pueda en la plazuela del Hospital de Vitoria.

El pueblo de Ascarza también acudió el mismo día en rogativa celebrando misa cantada a la llegada al Santuario.

LA LIBERTAD, edición del 30 de abril de 1923.

(Repite el artículo titulado Fiestas de la Coronación publicado en el HERALDO ALAVÉS el mismo día.).

 



HERALDO ALAVÉS, edición del 1 de mayo de 1923.

Fiestas de la Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Programa de mañana, día 2.

Ya estamos en la semana deseada. Mañana, miércoles, a las seis de la tarde entrará en triunfo la imagen de nuestra adorada Reina, Santa María de Estíbaliz.


Ingente muchedumbre aguardará su llegada en el Portal del rey y carretera de Navarra. Viene derramando gracias sobre sus hijos amados. 

Que no se nos pueda tachar de ingratos. 

Que el entusiasmo por nuestra Virgen de Estíbaliz raye en locura santa en el recibimiento, y mientras la imagen bendita permanezca en nuestro pueblo.

¡Engalanad vuestros balcones y conservadlos hasta el regreso a su Santuario de la Celestial Señora de Álava!.

¡Iluminad vuestros edificios las noches del sábado y domingo próximos!.

Que todos los corazones formando uno solo por la identidad de sentimientos marianos exclamen incesantemente: 

¡Viva Santa María de Estíbaliz!.

A las dos de la tarde organización en Estíbaliz de la procesión magna acompañando a la venerada imagen cuantos devotos lo deseen.

En cada pueblo de tránsito se hará una corta parada, cantándose la Salve popular.

A las seis entrada solemne en Vitoria.

En la plazuela del Hospital recepción de la Virgen por clero, autoridades, camareras de la Virgen, Asociación de Hijas de María y demás fieles.

Acto continuo se organizará la procesión, en la que principalmente tomarán parte las mujeres de Vitoria acompañando a Santa María de Estíbaliz desde su entrada en la ciudad a la parroquia de San Pedro, por las calles de Mercado, Oriente, Postas, constitución y Plaza de la Provincia.

El orden de la comitiva será: Cruz parroquial de San Pedro, estandartes y banderines de la cofradía, caballeros en fila de a dos, seminaristas en el centro de seis en fondo, clero, imagen, autoridades, camareras de Santa María de Estíbaliz, Asociación de Hijas de María y demás fieles en grupos, Banda Municipal.

Al llegar la procesión a San Pedro, los niños y niñas colocados a 10 en fondo a lo largo de la calle de la Fundadora de las Siervas, aclamarán a su venida a la Santísima Virgen.

Se ruega al público guarde el mayor orden evitando apresuramientos y atropellos al entrar a la citada parroquia.

A las siete función solemnísima en San Pedro, predicando el ilustrísimo señor doctor don Narciso Esténaga, Obispo Prior preconizado de las Órdenes Militares.

Por la noche turno de la Adoración Nocturna.

Y por la mañana del día 3, a las ocho, Misa de Comunión general.

Las camareras de la Virgen ruegan a todos los vecinos de las calles del Mercado, Plaza de la Provincia y Cercas Altas, cuelguen y adornen sus balcones para las seis de la tarde, con objeto de dar mayor realce a la entrada en Vitoria de su celestial protectora.

Después del paso de la procesión pueden quitarse las colgaduras y adornos hasta el día 5 por la tarde.

También ruegan la asistencia a la procesión de todas las señoras y señoritas que puedan concurrir a este homenaje de la mujer vitoriana a Santa María de Estíbaliz.

Para el regreso de los residentes en los pueblos que vengan conduciendo la Virgen, se ha conseguido que la Compañía de los Automóviles de Álava establezca los siguientes servicios.

A la una de la tarde saldrán los coches de la plazuela del hospital hasta Argandoña, 1,50 pesetas asiento.

El auto de Narvaja saldrá de la Administración (Cadena y Eleta) a las 6,30 de la tarde.

Si hay público suficiente (20 viajeros) saldrá un auto a las 6,30 de la tarde para Argandoña, 1,50 pesetas asiento.

 

La representación del Rey.

Por la mayordomía mayor de palacio se ha dirigido al señor Enciso el escrito siguiente:

Excelentísimo señor.

-Su Majestad el Rey (q. D. g.) en la imposibilidad de asistir a las fiestas de la Coronación de Santa María de Estíbaliz, Patrona de Álava, se ha servido conferir a V. E. la representación de su Real Persona, para que ostentándola, presida los actos que con dicho motivo han de celebrarse, y a los que el Augusto señor ha sido amablemente invitado.

De Real Orden lo participo a V. E. para su conocimiento y efectos correspondientes.-Dios guarde a usted muchos años.- palacio, 39 de Abril de 1923.

-El jefe Superior de Palacio.- El Marqués de la Torrecilla.

(En la misma página publica la 15º lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. 

Anterior: 24.890,32-total: 27.264,27).

HERALDO ALAVÉS, edición del 2 de mayo de 1923.

Fiestas de la Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Congregación Mariana.

Se recuerda a todos los jóvenes congregantes que el próximo domingo 6 de Mayo, en honra de Nuestra Reina y señora Santa María de Estíbaliz, se tendrá la comisión general en la parroquia de San Pedro Apóstol a las ocho de la mañana.

Con esta ocasión se invita a todos los demás jóvenes de la Ciudad a comulgar en dicho día en sus respectivas parroquias.

¡Qué espectáculo tan hermoso ofrecería al Cielo nuestra juventud vitoriana postrada el día 6 de Mayo ante las gradas del Sagrado Altar para recibir dentro de su pecho a Jesucristo sacramentado!

Este si que sería obsequio digno y agradabilísimo e la Excelsa Patrona de Álava en el día de su Coronación.

A los padres y madres de familia encomendamos la idea.

Jóvenes vitorianos ¡A comulgar el día 6 de mayo en obsequio de Santa María de Estíbaliz!

Tren especial.

Se ha conseguido uno que de Vergara saldrá a las 7,20. Ya se advirtió que de Bilbao no saldrá tren especial, a menos que allí no se pida por los cientos de vitorianos y alaveses que constantemente piden datos para poder hacer el viaje de ida y vuelta dicho domingo próximo..

Fotografías de la Virgen Coronada.

De un precioso dibujo hecho por el artista vitoriano Obdulio Ugalde, por encargo de las señoras Camareras de la Virgen, se han hecho muy bien, reproducciones a litografía por la casa Fournier, y se venden a peseta.

Se trata de una verdadera obra de arte, con un derroche de buen gusto.



A Estíbaliz.

La señora doña Juana Tolosana, viuda de Dublang, ha contribuido con unas riquísimas telas de adorno de las andas de la Virgen, las mismas que lucirán en la procesión de hoy.

La señorita doña Luisa Ruiz de Gámiz se ha trasladado hoy al Santuario para proceder personalmente al adorno de dichas andas con flores y luces.

En el auto de la una y media han salido para Estíbaliz varias personas que se proponen acompañar procesionalmente a la imagen hasta la iglesia de San Pedro.

Entre ellas vimos a algunos vocales de la Junta de la Coronación.

Ayer pudimos comprobar personalmente que en los pueblos reina el mayor entusiasmo.

Vamos a advertir que para el regreso salen autos a las seis y media desde la administración, Cadena Eleta número 8.

Para conmemorar las fiestas.

El general Enciso ha dado hoy la siguiente plausible orden de plaza:

Con motivo de los solemnes actos que se celebrarán desde hoy en esta ciudad, para dar realce a la Coronación de Nuestra Señora la Virgen de Estíbaliz, Patrona de Álava, y deseando que la guarnición se una al regocijo general, ha tenido a bien disponer sean puestos en libertad los presos y arrestados no sujetos a procedimiento y que a juicio de los señores jefes de los Cuerpos y dependencias sean merecedores de esta gracia.

El Trovador de María.

A todas las niñas alavesas.


Escúchame linda niña,
la del tendido cabello,
la de la frente de nácar
la de los castos ojuelos.
Escúchame linda niña,
y no hayas de mi recelo,
ni temas turbe tu paz
con un parlar indiscreto;
que yo soy un trovador
cristiano y canto unos versos
que tienen, cual las plegarias,
de Cielo divinos dejos.
¿Ves ese laúd sonoro?
¿Ves este ebúrneo plectro?
Pues yo voy por todo el mundo
con sólo estos instrumentos
rimando dulces cantares
al Ama de mis ensueños.
¿Querrías tú bella niña,
la del tendido cabello,
la de la frente de nácar
la de los castos ojuelos
grabar un bello cantar
en tu memoria, mas luego
junta con tus amiguitas
allá al salir del colegio,
formando graciosa rueda
lanzar a los cuatro vientos?
Si así lo hicieras, graciosa,
Daríasme gran consuelo
y Dios te lo premiaría
con gran largueza en el Cielo.
Atiende, pues, buena niña,
escucha mi cantar bello:
No lejos de esta ciudad,
sobre una bella explanada
salpicada de aldehuelas
como palomas nevadas
levántase airoso un cerro
que de Estíbaliz se llama.
Del cerro en la gaya cumbre
Vetusto Santuario se alza,
que al ser herido del sol,
semeja encendida brasa.
Los monjes benedictinos
dentro del Santuario guardan
cual se guarda en el joyel
la perla más delicada,
a la Reina de los Cielos,
María llena de gracia.



Un devoto de la Virgen de Estíbaliz.


(En la página 1 publica la 16ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. 

Anterior: 27.264,27-total: 27.757,17)

LA LIBERTAD, edición del 2 de mayo de 1923.

 

Información de San Sebastián. A Vitoria-Gasteiz.

El Presidente de la Diputación dijo a los periodistas que había recibido atenta invitación de la Corporación provincial alavesa para asistir a las fiestas que en honor de la Virgen de Estíbaliz han de celebrarse en Vitoria.

El señor Elorza prometió asistir a la Diputación, bajo mazas y una sección de miqueletes.

Añadió el señor Elorza que como en la capital alavesa se reunirán representantes de las Diputaciones hermanas, cree han de tratar de la relaciones de las cajas de ahorros provinciales con el Instituto general de previsión.

(Artículo titulado Colegio de Santa María Peregrinación a Nuestra Señora de Estíbaliz, el mismo que publica el HERALDO ALAVÉS del 30 de abril.).

 

 

HERALDO ALAVÉS, edición del 3 de mayo de 1923.

Álava en la Coronación de su Virgen.

Siéntese pequeña la gran región, para contener en su seno las múltiples riquezas de su fe. Como si en la vecina montaña, se hubiera abierto inmenso cráter, que en sus convulsiones removiera las capas de la tierra que la circundan, así déjase notar en la actualidad conmoción extraña en todo el vivir del cristiano alavés. Y es, que la exaltación de su Virgen hace evocar toda la grandeza tradicional que circunda sus sienes con esmaltado carácter, y que va a recibir el envidiable contacto de la frente de María.

Dormía Álava a la sombra de su historia, bien arrellanada en el lecho de sus proezas, y un ligero despertar impulso de autorizada mano, hízola mirar a su Reina, que allá, en la cumbre, se sonreía, ufana de su obra con sonrisa de madre.

Y, reuniendo en apretado haz toda la hermosa gama de sus riquezas, tradicionales, colocaba sobre la cabeza una corona augusta de la Emperatriz, con un obsequio filial, que la agiganta. Sus reverberos simbolizan los de su fe, irisada con irisaciones de puro amor.

Ninguna frente de humana criatura podía sustentar con más genuino carácter el tesoro de sus glorias, como María, acostumbrada a sostener grandezas divinas. Como la raíz de sus regionales grandezas, ha sido siempre un supernaturalismo proverbial, en ningún sitio mejor la expresión gráfica de las mismas, que en la montaña, la región sutil de los puros aromas, donde tabletea débilmente el eco de la oración campesina, y en donde se recogen todas las palpitaciones del vivir popular que vive abajo, en la llanura…

¡Bien hayas en este levantamiento de religiosidad, alavesa tierra!...

¡La coronación de tu Señora es tu propia coronación!... En un derroche de energía espiritual agigantas tu personalidad, y trasponiendo los valles, te asientas cabe el trono virginal, para entretejer a su sombra tu futura historia. Desde allí, como vigía experto, podrás divisar toda furtiva irrupción. A la luz de un sol meridiano puedes grabar ya en la montaña, como en gigantesca columna, con caracteres de oro el “Non plus ultra”, resumen de un sublime historial.

¡Ah, si tus muertos pudieran romper las tupidas sombras, cómo afluirían gozosas contigo, como inmensa oleada, murmurando canciones tiernas e himnos de gratitud!... No es bastante, sin embargo, para oscurecer el cuadro de la negra oquedad de los sepulcros; pues, más arriba en espacios infinitos, titilan los espíritus de los que fueron, como rutilantes estrellas, que lengüetean oraciones exentas de toda impureza material.

Y así, con maravillosa lazada, abrázanse en María la generación pasada y la presente, para dar cima a ulteriores exaltaciones.

¡Maldito mil veces quien se atreva a morder tu calcañal!... Como la enfurecida ola, habrá de retirarse, vencido, después de haberse estrellado en la milenaria roca de tu fe y de tu devoción a la Señora de Estíbaliz.

LUCIO ASENSIO.

 

 

Fiestas de la Coronación De Santa María de Estíbaliz.

Programa de mañana, día 4.

A las ocho de la mañana en San Miguel, Misa de Comunión general.

A las seis y media de la tarde, Procesión para trasladar la imagen de Santa María de Estíbaliz de la iglesia de San Miguel a San Vicente.

A las siete en San Vicente tercer día del triduo con sermón a cargo del Ilustrísimo señor Abad Mitrado de Santo Domingo de Silos.

Por la noche turno de la Adoración Nocturna.

Los bonos de comida.

El sábado día cinco, de tres a cinco de la tarde, se hará la entrega en el excelentísimo ayuntamiento de los bonos de la comida a que tienen derecho todas las familias inscritas en el padrón de la Beneficencia Municipal con derecho a la misma, quines deben presentarse con la tarjeta de la Beneficencia.

Consiste el donativo en una otana de dos kilos, una bacalada y una libra de chocolate para cada familia.

Los establecimientos benéficos recibirán también ese día donativos en metálico para que el domingo 6 obsequien con una comida extraordinaria a todos los acogidos.

El Cardenal Arzobispo de Burgos.

Para tomar parte principalísima en las fiestas de la Coronación ha ofrecido su asistencia el eminentísimo Cardenal Arzobispo de Burgos.

Nuestro amado Metropolitano llegará a Vitoria en el rápido de la tarde del día 5 y permanecerá entre nosotros, hospedándose en el Palacio Episcopal, hasta el día 7 en que habrá de emprender su viaje a Valencia donde predicará el sermón de la Coronación de la Virgen de los Desamparados.

La iluminación de la Plaza Nueva.

Con objeto de conseguir que en las iluminaciones y adornos de la Plaza Nueva presida un mismo criterio que haga resaltar su belleza se celebró ayer tarde una reunión en el Ayuntamiento.

Asistieron veintidós vecinos quedando conformes todos ellos en que la iluminación particular consista en cazoletas de balcón a balcón para lo cual la Junta facilitará las tablas y cazoletas, cuya cuenta se reintegrará por los vecinos.

Zortzico.

El joven músico don José Ortiz de Zárate ha compuesto dos preciosos zortzicos dedicados a la Virgen de Estíbaliz.

En la letra hácese mención a San prudencio y san Juan de Arriaga.

Compañía de los automóviles de Álava.

Con motivo de la ceremonia de Coronación de Santa María de Estíbaliz, se pondrá un autobús en Peñacerrada el domingo 6 del actual que hará el siguiente viaje:

Salida de Peñacerrada 8,30 mañana; regreso de Vitoria 9 noche. Precio de ida y vuelta, 8 pesetas.

El día 7 del actual esta Compañía pondrá en Argandoña todo el material que haga falta para trasladar a Vitoria las personas que hayan ido acompañando a la Imagen. Precio del billete 1,50 pesetas.

Aviso.

Mañana, a las cinco de la tarde, las señoritas que con tanto éxito prestaron su valioso personal concurso a las damas camareras de la Virgen de Estíbaliz, son invitadas a comparecer en la Diputación para la reunión que ha de celebrarse.

 

De la Coronación de la Virgen de Estíbaliz.

La solemne entrega de la imagen por los pueblos.

A la una de la tarde, el alegre voltear de las campanas de todas las parroquias rurales y el estampido de los cohetes, fue la señal de reunión en el Santuario, al que con puntualidad aldeana, que suele ser siempre modelo, fueron llegando los sacerdotes y juntas administrativas de los cuatro pueblos llamados de la Comunidad, que son: Matauco, Oreitia, Argandoña y Villafranca así como de Alegría, Añua, Andollu, Aberásturi, Ascarza, Arcaya, Arbulo, Otazu, Elorriaga, Lubiano, Cerio, Junguitu, Ilárraza.

En autos, en bicicleta y a pie llegaron también de Vitoria los diputados señores Aranegui y Guinea, el presbítero señor Vírgala, Fiel de fechos de la Cofradía de Estíbaliz, los vocales de la Junta de la Coronación (padre e hijo), la camarera de la Virgen señorita Fournier, familia de Atauri, familia de Verástegui, familia de Alonso y otras varias a quines no tenemos el gusto de conocer. También había representación de los Marianos de Vitoria.

En un momento se organizó la procesión abriendo la marcha la cruz y los ciriales del Santuario venerado, con los sacerdotes y autoridades precitadas y gran concurrencia de los pueblos comarcanos. Iba de preste el P. Fructuoso Nieto, párroco de Villafranca, acompañado de los padres Alfonso Andrés, procurador de Silos, y Sabino Olalla, capellán de Estíbaliz, los tres Benedictinos.

Recorriendo el camino vínose rezando los quince misterios del Rosario, intercalados con letrillas a cargo de las Hijas de María de las aldeas.

Al llegar a la demarcación de una parroquia las campanas y cohetes saludaban, un grupo de hombres y mujeres y niños, alineados, con el cura a la cabeza, y cantando el himno a la Virgen, aguardaban, haciendo de dicho modo el recibimiento, e incorporándose a la procesión, luego de cantada una salve y entonado el “oremus” por el párroco.

Estas paradas eran aprovechadas para relevar a los de las andas.

Próximo al paso nivel, había un doble artístico arco con guirnaldas e inscripción que decía “La Granja Modelo a Santa María de Estíbaliz”. Junto a él y cantando letrillas y disparando bombas y cohetes, aguardaba un nutrido grupo a cuya cabeza se veían varios sacerdotes, el director de la Granja y entusiasta presidente de la Federación de Sindicatos agrícolas Católicos, nuestro querido amigo don Victoriano de Odriozola.

Todos se incorporaron seguidamente. En Elorriaga, la procesión luego de ser recibida por el señor Arcipreste y varios curas, así como por las autoridades administrativas y pueblo todo, penetró en el templo. Se cantaron salve y letrillas y se dio media hora de descanso.

Reanudada de nuevo, al llegar a Santa Lucía, dos cabos de banda de infantería solicitaron (y se accedió) el honor de llevar a hombros la imagen. Luego hubo cambio o sustitución de andas, y poco después, saludados por infinidad, de bombas y cohetes que la dependencia de Lecea disparaba desde el patio de la fábrica al paso de la procesión, hízose alto frente al Hospital Civil, aguardando la llegada miles de almas situadas en la bifurcación del Portal del Rey que aclamaron y vitorearon a la Celestial Señora de Álava.

La llegada a Vitoria-Gasteiz.

Desde antes de las seis los alrededores del Hospital Civil, la Plazuela de los Guardias y la calle de Santiago se fueron llenando de público que se estacionaba, guardando formación seguía carretera adelante para encontrarse con la venerada imagen.

De la esquina del Hospital a la de la casa de enfrente se tendió un artístico lienzo en que se leía: “Ven de Estíbaliz, ven, serás coronada”.

La fachada del benéfico establecimiento estaba adornada con guirnaldas.

La Schola Cantorum se hallaba formada en la calle Francia y la Banda Municipal, con su director al frente, se encontraba en aquellas inmediaciones.

Nosotros, dando un paseo, salimos al encuentro de la procesión, y a la altura de Santa Lucía se hallaba detenida, a la sombra de los árboles para dar descanso a los que venían en ella.

El auto cuba había ejercido su influjo en la carretera, derramando pródigo el líquido elemento, que absorbía ansiosa la tierra, por lo que hubo de repetir viales hasta conseguir poner aquello en condiciones muy apetecibles.

A los lados y a la sombra se situaron incontable número de personas.

En cuanto se puso en marcha la procesión, se dispararon bombas y cohetes que imprimieron un movimiento de ola a la masa humana que esperaba en dos apretadas filas en los extremos de las calles de Santiago, Portal del Rey, Bélgica y Aliados.

Recepción de la imagen de Estíbaliz.

Nuestro amadísimo Prelado con el clero, que se hallaba frente al Hospital, recibieron a la sagrada Imagen, a cuyos pies se colocó magnífica corona de flores naturales y empezó a cantarse la salve popular, entre atronadores aplausos de las Hermanas de la Caridad asomadas a las ventanas del edificio y de toda la enorme concurrencia en los balcones y en la calle.

Los enfermos que podían hacerlo, por su estado de salud, ocupaban las ventanas también y aplaudían y agitaban pañuelos al paso de la Virgen.

Terminado el canto de la Salve se puso en marcha la procesión, siguiendo el itinerario marcado. El público aumentaba por instantes en las bocacalles y las aceras.


Una inscripción simpática.

Las vendedoras de la Plaza de Abastos confeccionaron un sencillo arco con guirnaldas en el que se leía; “Las vendedoras de la Plaza a su Virgen”.

Fue muy elogiado este rasgo.

Por las calles de Postas y Constitución y en medio del mayor entusiasmo llegó la imagen a la iglesia de San Pedro.

A la llegada de la Virgen frente a la puerta principal, las vendedoras ofrendaron una corona de flores con dedicatoria. De ella eran portadoras dos niñas.

En la iglesia.

Cuando llego la comitiva, el templo estaba ya completamente ocupado, haciéndose poco menos que imposible la entrada del elemento oficial.

Este, constituido por la Diputación y Ayuntamiento en pleno, ocupó con gran dificultad lugar inmediato al presbiterio, y colocada la imagen de la Virgen en improvisado altar, junto al mayor en el lado del Evangelio, y el ilustrísimo señor Obispo, enfrente, bajo el dosel de rigor, comenzó el Santo Rosario, con gran fervor rezado por la enorme multitud.

El sermón.

Página bellísima de los anales del culto a la madre de Dios de Estíbaliz fue el sermón de anoche pronunciado por el ilustre hijo de Álava doctor Esténaga, Dean hasta hace poco de la catedral de Toledo y nombrado Obispo de Dora, Prior de las Órdenes Militares.

Elegante en el decir, clásico construyendo, grandilocuente expresando, sublime describiendo, poeta delicado concibiendo imágenes tan bellas, y sabio definiendo.
Todo el discurso maravilloso, verdadera filigrana, fue un alarde de arte, gusto, erudición; demostración del caudal de conocimientos que el orador posee en historia alavesa, filología, geografía filosofía, en todo.

Fue un modelo de bien decir. Un canto de alma enamorada a la madre que idolatra, Himno del hijo, al terruño de sus mayores y de sus ensueños.

Saludo del hermano a los familiares que tanto ama, y que con la frecuencia que desea no puede visitar.

Muchos parabienes recibió luego en la sacristía en señor Esténaga. También nosotros emocionados, entusiasmados, no pudimos resistir al deseo y honor de estrechar su mano.

Con sincera modestia rechazaba todo elogio; una de las virtudes del sabio doctor es la humildad y a gala tiene lo modesto de su origen.

No, no-decía anoche,- no vean ustedes en mi discurso más que mucho cariño.

Condiscípulos suyos-que aquí tiene muchos, entre sacerdotes jóvenes- le rodeaban y a todos les hablaba como antes, como cuando estaban en clase o en el recreo.

El ilustrísimo señor, Reverendo doctor don Narciso Esténaga, positiva realidad del glorioso episcopado español, es también el más entusiasta de las cosas de Vitoria y de Álava.

El mercado de hoy.

Mucha animación, mucha luz, mucha alegría en los semblantes. Solamente se fruncía el ceño al escuchar los precios de aves y perrechicos, plato con el que muchos… ¡ay, ay, ay! pretendíamos señalar el acontecimiento religioso de estos días floridos. Nos contentaremos con la ensalada de lechugas y cebolletas que tanto abundaron y entre las que daba gusto estar por la frescura que esparcían en rededor.

(En la página 2 publica la 17ª lista de suscripción abierta por la Comisión organizadora para la coronación de Santa María de Estíbaliz. Anterior: 27.757,17-total: 28.384,72)

¡Atención!.

Con motivo de las próximas fiestas de la Coronación de Nuestra Señora de Estíbaliz la Casa Linacero ha puesto a la venta preciosas lámparas de iluminación
propias para balcones etc., y una gran cantidad de farolitos modernos.

Medallas, postales y grandes reproducciones de tan preciosa y notable imagen; lacas y cuadritos; postales a 0,3 cada una.

Boletín Eclesiástico del Obispado de Osma Año LXIV N. VIII - 1923 mayo 5.


LA LIBERTAD, 3 de mayo de 1923.

Coronación de la Patrona Excelsa de Álava.

COMIENZAN LOS FESTEJOS. En Estíbaliz.

Al mediar la tarde de ayer, esparciendo los esplendores de un sol agosteño alegrías y claridades sobre los cerros altivos y las lomas verdeantes, que son como heraldos de honor que anuncian la proximidad del vetusto templo foral, acariciados los oídos por los cadenciosos cánticos y de los vivas entusiásticos a la Virgen de Estíbaliz, y entre el desfilar de estandartes y el flamear de alegóricas banderas, el cronista ponía su planta en los umbrales del santuario milenario, con el rendimiento grande, con la temblorosa reverencia que pone en el alma aquel sagrado poema de piedra, ennoblecido por el peso formidable de los siglos y magnificado por las grandezas excelsas de la historia.

Sagrario venerando de nuestra fe, espejo clarísimo que reflejan nuestras venturosas, patriarcales costumbres, archivo glorioso de nuestra historia, código viviente de nuestras sabias leyes, pregonero elocuentísimo de nuestra religiosidad, heraldo de nuestra nobleza, de la hidalguía de nuestro solar, cada piedra de tus muros, mordida por la voracidad insaciable de los siglos, es una patente de nuestra religiosidad, es un timbre nobiliario de nuestro pueblo, es una página brillante de los gloriosos anales alaveses.

Bajo tus bóvedas, que saben de plegarias tiernas, de dulces cantigas, de fervientes exvotos de nuestros abuelos, volvieron a resonar ayer, cálidos y jubilosos, los decires, las canciones amorosas de tus hijos que aspiran a vivir aquellos acontecimientos felices, que sueñan con una restauración de nuestras costumbres en que aquel cerro histórico sea nuestro Covadonga, nuestro San Juan de la Peña, y la Virgen de Estíbaliz la estrella mañanera que rija, como en los pasados mejores tiempos, los destinos del pueblo alavés.

Porque, cuando en fatal cumplimiento de leyes históricas inexorables, soplaron vientos tormentosos, huracanados de incredulidad, y el doctrinarismo vergonzante se impuso triunfador, matando creencias benditas, derrumbando instituciones seculares, y corrompiendo las sanas y patriarcales costumbres de los pueblos, Álava pudo perder sus fueros y franquicias, su admirable y envidiado régimen foral, pero guardó incólume el sagrado depósito de la fe que le legaron sus mayores ala amoroso cobijo de la basílica de Estíbaliz.

Por eso Álava en el prólogo de las fiestas suntuosas de la Coronación de la Virgen alavesa, se viste de fiesta y se engalana, y hiende los aires el ruidoso palmotear de los chupinazos, y voltean, jubilosas, las campanas de los templos de la llanada, y eminentes oradores cantan loas a la milenaria Virgen, desde la cátedra sagrada, y la muchedumbre acoge, con rumores de plegaria su paso triunfal por nuestras plazas y nuestras calles, y acuden a miles, los romeros para presenciar las fiestas que han de quedar grabadas cual brillantes florones, en nuestros gloriosos anales.

Organizada la procesión vistosísima para conducir a Vitoria a la Virgen veneranda para su coronación solemne, ha de constituir esta ceremonia, no solamente una viril y robusta adhesión a los santos ideales religioso-forales que encarna la Virgen de Estíbaliz y personifica el historial de aquel templo secular, sino también un férvido y caluroso homenaje a la tradición, una protesta ruda y bravía contra la irrupción salvaje y brutal en nuestro modo de ser del escepticismo frío y del descreimiento.

¡Bendita tradición, augusta y misteriosa sombra que así alegras la vida, ennobleciéndola y dignificándola, y reverdeces, aromándola, la historia de los pueblos!.

No ha de hacer mella en ti el rugir del huracán desencadenado, asolador, del escepticismo y del descreimiento; no ha de arraigar en tierra alavesa la semilla maldita, importada de extranjera tierra, de ideas fementidas, pregoneras de una patria universal sin valladares ni fronteras, enemigas de todo regionalismo, destructoras de la santidad del hogar, debeladoras de costumbres patriarcales que tras de ahogar en nuestra alma saludables e hidalgos romanticismos, matan toda poesía que brota del corazón, agarrotando los más dulces, legítimos y sagrados sentimientos.

Queremos los hijos de este noble solar vivir y morir aferrados, rindiendo un culto ardiente y fervoroso, a las creencias benditas, al historial glorioso, a las tradiciones venerandas que nos legaron nuestros mayores; queremos vivir siendo creyentes, patriotas, fueristas, alaveses, y morir en los brazos amorosos de la virgen santísima de Estíbaliz, coronada con inusitados esplendores y cobijados al amparo, a la sombra bendita de la bandera roja y gualda, emblema santo de la Patria, única, católica y española.

Camino de Vitoria-Gasteiz.

Entró ayer, rodeada de majestad, y con el amor de todo un pueblo, la Patrona Excelsa de Álava, y, asociándose todos al comienzo de las ceremonias que su venida inauguraba, la naturaleza vistió sus ropajes más espléndidos y el vecindario la esperó unánime para rendir a su Señora afectos de admiración y cariño. Días sonados en los fastos de la historia religiosa de Álava y de Vitoria son los actuales, a los que también nosotros hemos de sumarnos en nuestro deber de informadores.

Salutaciones y galas.

No es posible recorrer toda la ciudad para ir copiando las diversas maneras con que se exterioriza el sentir de la piedad, ni dar idea de todos los adornos que van poniéndose y que han de ir en aumento para estallar en explosión general el sábado y el domingo.

Vimos ayer, entre el Hospital civil y la última casa de los números pares del Portal del Rey, un gran lienzo rematado por los escudos de la provincia y de la ciudad, en el que se lee: “Ven de Estíbaliz, ven, serás coronada.”

El citado establecimiento benéfico aparecía muy bien engalanado, y también se distinguieron las señoritas de Uriarte, dueñas del Hotel Pallarés, no sólo en el adorno de los balcones, sino en la profusión de salutaciones que desde ellos arrojaron al paso de la imagen histórica.

Llaman también la atención, la fachada de las Casa Consistoriales, en la que se ha colocado incalculable, número de bombillas para las iluminaciones del sábado y el domingo, y la calle de Dato, con grandes bandas de follaje, rematadas en medallones y guirnaldas y miles de lámparas eléctricas, que forman un túnel, desde la calle Florida hasta la calle Postas, como nunca se ha visto y que promete ser de efecto precioso.


Nota popular.

No faltó, como no podía menos en un pueblo tan religioso como el de Vitoria, y estuvo a cargo de las simpáticas y por todos estimadas vendedoras de la Plaza de Abastos.

Desde la fachada de esta hasta el cuartel de caballería habían colocado una banda análoga a las de la calle de Dato, y, debajo, un lienzo en el que se lee: “Las vendedoras de la Plaza de Abastos a su Virgen.

Además, esperaban a la Patrona, y, cuando llegó hasta donde ellas, dos preciosas niñitas la ofrecieron una soberbia corona, con la imagen de la virgen en el centro, y cintas de seda blanca con letras plateadas con la siguiente inscripción: “A la Virgen de Estíbaliz, las vendedoras de la Plaza.”

Todo Vitoria elogió el cristiano rasgo de las populares vendedoras del mercado, que demostraron con él los sentimientos que son innatos en la mujer vitoriana, bella y buena.

 

Esperando a la imagen de Estíbaliz.

En el amplio pórtico del Hospital civil fueron congregándose las autoridades civiles y eclesiásticas, presididas por el señor Obispo de Vitoria, Diputación y Ayuntamiento, y allí aguardaban también las Camareras de la Virgen y la Junta del Hospital.

Enfrente, a lo largo de la calle de Bélgica, estaban los que habían de tomar parte en la procesión.

El público, en número de muchos miles, se extendía por las calles de la carrera y no pocos fueron hasta los altos de Arana y de Santa Lucía, viéndose animadísima la carretera..

 

Llegada de la Virgen de Estíbaliz.

Eran las seis y veinticinco cuando los cuatro sacerdotes rurales que, revestidos de sobrepelliz, traían a hombros a la patrona de Álava, hacían alto frente a la puerta del Hospital.

Con la Virgen venían los vecinos de los pueblos del tránsito, con sus curas y las cruces parroquiales, y algunos vecinos de Vitoria que quisieron figurar en la procesión.

También venían religiosos benedictinos del Santuario.

 

Entusiasmo delirante.

Desde que fue divisada la Virgen, hasta que se puso en marcha la procesión, el pueblo rompió en hurras y aplausos, se dispararon bombas y se agitaban miles de pañuelos.

Varios fotógrafos y “amateurs” trabajaron sin descanso en sus aficiones o deberes profesionales, y fueron lanzados millares de salutaciones.

 

Primeras ceremonias.

Adelantado el señor Obispo hasta la imagen, y, después de incensarla, la ofreció dos magníficos ramos, obsequio de las camareras de la Virgen, que en ellos demostraron gusto exquisito.

 

Procesión.

Constituyó un alarde de concurrencia y originalidad. Abría la marcha la cruz parroquial de San Pedro, a la que seguían los estandartes y banderas de las Cuadrillas y Hermandades alavesas, llevando el estandarte de Vitoria el Regidor don Julián Elzaurdi y la bandera de Estíbaliz el diputado provincial don José Gabriel Guinea. A los lados iban los fieles varones, y, detrás, el clero parroquial y los orfeones de ambos seminarios cantando letrillas alusivas.

Y en la cabecera, la corona de las vendedoras de la Plaza, los ramos de las Camareras y la imagen a cuyo paso se arrodillaban los fieles.

Presidían el Iltmo. señor Obispo, las Camareras, el Ayuntamiento de Vitoria y la Diputación de Álava figurando en último lugar el pueblo y la Banda Municipal.

 

El trayecto.

La procesión recorrió, desde su entrada en Vitoria, las calles de Santiago, Bélgica, Aliados, Postas y Constitución, plaza de la Provincia y calle de don Pedro Egaña.

 

En San Pedro.

A las siete entraba la comitiva en la iglesia parroquial de San Pedro. Y el número de fieles era tan extraordinario, que, a pesar de las dimensiones del templo, muchísimas personas quedaron en la calle.

Primero fue rezado el Santo Rosario y luego predicó el Obispo preconizado de Ciudad Real señor Esténaga, hijo ilustre de Álava, a la que enorgullece con sus virtudes y su profundo saber. Pocas veces se ha oído en la capital de la Diócesis vascongada, cuna de tantos oradores insignes, un discurso como el que ayer nos regaló el sabio Prelado, asombrando a todos por la fluidez de su palabra y por sus profundos conocimientos de la historia alavesa, cantada de modo insuperable, con verbo cálido y magistral.

El grandilocuente sermón del doctor Esténaga, oído con embeleso por millares de personas, fue objeto de los elogios más cumplidos y unánimes que a un orador alguno pueden tributarse.

A ellos nos unimos orgullosos como alaveses, porque el sermón de ayer tenía muy pocos precedentes.

Con la salve popular se dio por terminado el primer ejercicio del Triduo preliminar de la Coronación.

Por la noche tuvo Vigilia la Adoración Nocturna, y esta mañana ha habido comunión general.

 

DE HOY.

A las seis de esta tarde se ha organizado en San Pedro la procesión para llevar a la Virgen de Estíbaliz a San Miguel, donde, a las siete, se celebrará el segundo ejercicio del Triduo; por la noche vigilia de la Adoración Nocturna, y mañana comunión general.

 

Para la suscripción.

Doña Florencia y doña Josefa Arrizubieta, vecinas de Desierto-Erandio (Vizcaya) nos han enviado dos pesetas para la suscripción.

HERALDO ALAVÉS, 4 de mayo de 1923.

Fiestas de la Coronación de Santa María de Estíbaliz.

Las Misas de Comunión.

Ayer en San Pedro, como hoy en San Miguel, se han celebrado misas de Comunión, siendo a las ocho la general. Aquellas y estas se han visto tan concurridas como si de días festivos de precepto se tratara.

A cerca de mil ascendieron ayer las comuniones en San Pedro y seguramente, hoy en san Miguel, no habrán bajado de tal cifra.

 

La procesión de ayer.

A la conducción de la imagen ayer tarde, a las seis y media, hasta San Miguel, puede afirmarse acudió toda la feligresía que disponía de tiempo para ello.

Especialmente el número de señoras era muy considerable.

Asistieron los estandartes de las cuadrillas y banderas de las Hermandades.

 

El sermón.

El ilustre prelado, hijo de Guipúzcoa, actual Obispo de Osma, Protonotario apostólico y Prelado doméstico de Su Santidad, goza en Álava y en Vitoria de tan generales simpatías, que por nuestro se le teme y se le estima.

Aquí hizo su carrera sacerdotal. En este Seminario residió luego de sacerdote por largos años, como profesor del seminario. Varias fueron las Congregaciones dirigidas y favorecidas por el sabio y recto prelado. Aquí ganó en reñida oposición la dignidad de Doctoral de la Santa Iglesia Catedral y en esta misma Catedral fue ungido prelado en imborrable fecha.

Siempre fueron características del señor Múgica en sus sermones la sencillez y la unción, hablando, enseñando y explicando como evangelizador y como apóstol.

Bellezas incontables avaloraron y abrillantaron el discurso interesantísimo anoche pronunciado por el dignísimo prelado como no podía ser menos de ser así, ya que él, personalmente, paso a paso y piedra a piedra, con su concurso sin tasa y decidido y con su tan sincera y grande voluntad, ha venido fomentando y difundiendo esta devoción a la celestial Señora de Álava, en la incesante tarea de restauración del culto y del Santuario de los alaveses.

 

Cosa fantástica.

Lo es la espléndida iluminación que embellecerá en la noche del próximo domingo nuestra hermosísima y admirada calle de Dato.

Anoche, a las once, se hizo la prueba, estableciendo la corriente, hallándose buen número de personas en la anchurosa calle vitoriana, advertidas del ensayo.

Un ¡oh! Prolongado se escapó de los labios de todos los espectadores al iluminarse las guirnaldas, que daban a la calle indescriptible aspecto.

Visto el efecto desde la calle de Postas o desde la calle de la Estación es una maravilla.

Permaneció encendido todo durante media hora, que aprovecharon los instaladores en ajustar algunas bombillas, muy pocas, que no lucían.

La cualidad de estas de amortiguar el brillo del filamento, por su opacidad, hacen que no padezca la vista y que pueda ésta recrearse mirando la preciosa combinación, a pesar de la enorme cantidad de luz acumulada.

Semejan las guirnaldas inmenso y afiligranado tejido de plata, tendido de unos a otros edificios, que parecen monumentales, desconocidos, cosa nueva, en fin. La luz, reflejándose en los cristales de miradores y balcones, da a estos destellos caprichosos.

Es una obra de extraordinario buen gusto que acredita una vez más la competencia del electricista instalador don Secundino Larrea y del inteligentísimo personal a su servicio..

Hoy se procederá a efectuar por el mismo industrial señor Larrea la instalación eléctrica y adorno de la torre de San Miguel, que ofrecerá sorprendente efecto.

Todo esto supone un gasto crecidísimo y se nos ocurre que, ya que está hecho, quizá pudiera aprovecharse para las fiestas de agosto, sobre todo la de la calle de dato, aunque no fuese más que para la procesión del Santo Rosario.

Aunque se suprimiera algo del paseo de la Florida, pues realmente es un acierto esta fantástica iluminación, numero precioso en los festejos, que dejará gratísimo recuerdo.

 

Programa para mañana sábado:

A las ocho de la mañana, misa de Comunión general en San Vicente.

A las doce en el Palacio Episcopal, acto de entrega de las coronas de la Virgen y del Niño Jesús a la Excma. Diputación, depositaria de las mismas.

A esa misma hora, repique general de campanas.

A las cuatro de la tarde, reparto de los bonos de co mida a los pobres inscriptos.

A las seis y cuarto, llegada a la estación del Norte del Eminentísimo señor Cardenal Arzobispo metropolitano.

Acto seguido recepción de autoridades en el Palacio Episcopal.

A las siete, procesión de la Virgen desde San Vicente a la Santa Iglesia Catedral.

A las siete y cuarto, solemne función religiosa, predicando el ilustrísimo señor Obispo de Vitoria don Leopoldo Eijo y Garay.

De ocho a once, marcha en el monte Gorbea.

A las ocho y media, retretas por las bandas militares y Municipal de Vitoria.

Iluminaciones públicas y particulares de ocho a doce de la noche.

A las nueve, conciertos musicales en la Plaza Nueva, calle de Dato y plazuela del Palacio Episcopal.

 

La Fiesta de Arte.

Ya ha sido ultimado el programa de la gran fiesta alavesa de arte que se celebrará pasado mañana, domingo, a las cuatro de la tarde, en el Nuevo teatro.

La ha organizado el Real Ateneo de Vitoria y en ella tomarán parte Blanca Jiménez, don Ramón Zubiaur, don Ramiro de Maeztu y don Jesús Guridi, ilustres paisanos nuestros, más la banda Municipal y la Schola Cantorum de Vitoria.

Mañana son esperados esos paisanos nuestros, procedentes de Bilbao, excepto el señor Maeztu, que llegara de Madrid en el tren rápido descendente de las tres de la tarde.

 

Advertencias.

Se advierte que las autoridades deberán entrar el domingo en la catedral por la puerta de la parroquia ( a la derecha de la plazuela de Santa María).

Los alcaldes deberán situarse, lo mismo que los vocales de la Junta de la Coronación, delante del Ayuntamiento vitoriano.

En el coro tomarán asiento los señores de la Ilustrísima Audiencia.

El excelentísimo señor Gobernador militar como representante de Sus Majestades tendrá sitial especial.

 

La sesión municipal de ayer.

Para la Colonia Alavesa de Bilbao.

Se leyó una moción del capitular señor Martínez de Murguía proponiendo la colocación de una corbata con dedicatoria y escudo de Vitoria en la bandera de la Colonia Alavesa de Vizcaya.

Sobre este asunto hablaron varios concejales mostrándose conformes con la idea expuesta aprobándose la moción en todas sus partes.

 

Fuera del orden.

Se leyó una carta del ministro de la guerra, que ya hemos publicado días pasados en estas columnas, relativa al licenciamiento de los soldados alaveses para que puedan asistir a las fiestas de la Coronación de la Virgen de Estíbaliz. Manifestó el Alcalde que ya había contestado al señor Alcalá Zamora dándole las gracias.

Quedó enterado el ayuntamiento de una comunicación del Gobernador militar participando que de R.O. había sido designado para ostentar la representación del Rey en el acto de la Coronación de la Virgen de Estíbaliz.

El señor Guilarte propuso se hiciera constar en acta la inmensa satisfacción de la Corporación por la Coronación de la Virgen, acordándose así como asistir en Corporación a todos los actos que se celebren con tal motivo.

(Anuncio. En los almacenes y bazar MENDÍA, Plaza Nueva 26, se venden medallas de Nuestra Señora de Estíbaliz.)

 

LA LIBERTAD, edición del 4 de mayo de 1923.

La Coronación.

El triduo.

Ayer, a las seis y media de la tarde, fue llevada procesionalmente la imagen de la Patrona de Álava desde la parroquia de San Pedro a la de San Miguel, donde a las siete se celebró el segundo ejercicio del triduo; por la noche vigilia de la Adoración Nocturna y esta mañana misa de comunión.

 

Las iluminaciones.

Anoche, de once a doce, y ante numeroso público, por lo hermoso de la temperatura, se hicieron prueba de las iluminaciones instaladas en las Casas Consistoriales y en la calle de Dato.

Si bellísima es la primera, la segunda puede calificarse de fantástica, pues el competente y acreditado industrial don Constantino Larrea, de tanto renombre en esta clase de festejos, muy bien secundado por personal expertísimo, ha hecho un derroche de buen gusto, que llamo poderosamente la atención de todos.

Las bandas o arcos colocados en la calle de Dato son treinta, con cien bombillas blancas cada uno, y de las tres mil que forman el total no falló ni una, la prueba resultó soberbia y el túnel es de un efecto precioso.

 

La Colonia Alavesa.

De nuevo tuvimos anoche el placer de abrazar a nuestros paisanos y amigos bonísimos señores Ochoa, Tobar, Zabaleta y Zubiaur, que llegaron a las nueve en un automóvil para ultimar los detalles de su intervención en la velada oficial que pasado mañana se celebrará en el Nuevo Teatro y en la que tomarán parte varios elementos del Cuadro Literario de la Colonia Alavesa en Vizcaya.

 

El recibimiento.

Cuando la Colonia Alavesa llegue el domingo a Vitoria serán las diez, aproximadamente, a cuya hora se estará celebrando en la Catedral la Misa Pontifical por el cardenal arzobispo de Burgos.

Como no todo el vecindario ha de congregarse en el templo, es conveniente que a la Colonia se haga un recibimiento afectuosísimo, para dar la nota de alegría y popularidad a la llegada de nuestros hermanos.

A la bandera de la Colonia le será impuesta la corbata de que hablamos en la sesión municipal.

 

A los señores Maestros.

Ante la imposibilidad de visitarles personalmente para tratar de la asistencia de los niños de Vitoria, en lugar preferente y cómodo, a la Coronación de Santa María de Estíbaliz, se ruega a todos los señores maestros, Maestras y Directores de Colegios nacionales, municipales y particulares, acudan mañana sábado, a las doce del mediodía, a una reunión que se celebrará en el excelentísimo Ayuntamiento.


Reunión.

En el Palacio de la Diputación Provincial se ha reunido esta tarde a las cuatro la Junta de la Coronación con objeto de tratar varios asuntos.

 

Misa pontifical de la Coronación.

Para el mayor esplendor de este acto se ha dispuesto que el ingreso de autoridades y comisiones al templo Catedral sea por la Parroquia de Santa María, a quienes estará reservada dicha entrada.

Su colocación será en el brazo del crucero contiguo a dicha parroquia y estará a cargo de la Comisión de cumplidos de la Coronación.

Los Reverendísimos Prelados, autoridades eclesiásticas y Comisiones del clero secular y regular, se colocarán en el coro bajo y vía sacra.

El ingreso por la parroquia de Santa María será rigurosamente prohibido a todo aquel que no sea autoridad o comisión.

El pueblo podrá ocupar el lugar que otras veces han ocupado las autoridades en dicho templo.

 

Para mañana.

A las ocho de la mañana, misa de Comunión general en San Vicente.

A las doce en el Palacio Episcopal, acto de entrega de las coronas de la Virgen y del Niño Jesús a la Excma. Diputación, depositaria de las mismas.

A esa misma hora, repique general de campanas.

A las cuatro de la tarde, reparto de los bonos de co mida a los pobres inscriptos.

A las seis, llegada a la estación del Norte del Eminentísimo señor Cardenal Arzobispo metropolitano.

Acto seguido recepción de autoridades en el Palacio Episcopal.

A las siete, procesión de la Virgen desde San Vicente a la Santa Iglesia Catedral.

A las siete y cuarto, solemne función religiosa, predicando el ilustrísimo señor Obispo de Vitoria don Leopoldo Eijo y Garay.

De ocho a once, marcha en el monte Gorbea.

A las ocho y media, retretas por las bandas militares y Municipal de Vitoria.

Iluminaciones públicas y particulares de ocho a doce de la noche.

A las nueve, conciertos musicales en la Plaza Nueva, calle de Dato y plazuela del Palacio Episcopal.

En este último lugar tocará hasta las diez, la notable banda del regimiento de Guipúzcoa, que ha preparado el siguiente programa:

Fragmentos de las óperas Pagliacci y Boheme.-Leoncavallo y Puccini.

Fantasía de la ópera Rigoletto.- Verdi.

Sinfonía de Guillermo Tell. Rossini.

Intermedio de Goyescas.- Granados.

 

TAURINAS.

Cartel de la novillada.

El domingo 6, a las cuatro y media, se lidiarán cuatro novillos-toros de la acreditada ganadería de Olea, hoy propiedad de don Diego Zaballos, por los aplaudidos diestros Celestino Hernández (Chuli) y Miguel Casielles.

Banderilleros: Cayetano Chiveto, Camilo Bahamonde, Manuel Castillo y Juan Linares (Nini). Sobresaliente y puntillero: Isidro Pérez (Estiradillo).

Precios (incluido el impuesto): Palcos, sin entrada, 4 pesetas; barrera, con entrada, 2; balconcillo, con entrada, 2; tendidos y grada de sombra, 1,75, y de sol. 1,40; señoras, militares sin graduación y niños menores de 7 años, en sombra 1,25 y en sol 1,10.

 

Desencajonamiento.

Esta mañana a las diez, y en los patios, han sido desencajonados los cuatro bichos. Uno de ellos baja un poco del conjunto, pero los otros tres son muy buenos, especialmente dos, de carniceras y descarada cabeza, que llaman la atención por su respeto, sobre todo si se tiene en cuenta que se lidian sin caballos.

Está viéndolos mucho público.

 

HERALDO ALAVÉS, 5 de mayo de 1923.

Álava, agradecida a su Excelsa Patrona la corona solemnemente.

¿Qué ocurre en la bella capital de Álava que se viste de todas sus galas y abre sus puertas a innumerables forasteros que corren con sus moradores, alegres y apresurados en una misma dirección?.

¿Qué acontecimiento se prepara en la culta Vitoria, tan extraordinario y grato que hace rebosar de júbilo a sus pacíficos vecinos, y dibujar plácidamente sus rostros con las sonrisas, y rodear de los más deslumbrantes esplendores sus campanarios, sus Palacios, sus hermosas calles y plazas?.

¿Qué fuerza secreta ha unido a individuos, familias, villas, ciudades y provincia de Álava en unos mismos pensamientos y amores, en una misma fe y entusiasmo, en una misma trascendental solemnidad?.

…Escuchad… Al poeta que canta sus glorias con lirismos; al literato que la inmortaliza con sus bellos escritos; al militar que la defiende con su heroísmo; al sabio que la salva de sus ignorancias; al opulento bienhechor que la remedia en sus necesidades; al guía y jefe que la empuja por los caminos de la prosperidad y de la verdadera civilización; la Patria les dedica estatuas, plumas, espadas de honor, bastones… y decora sus gloriosas tumbas con ricas coronas de mirto y laurel.

 ¿quién no aplaudirá, pues, el espectáculo que ha de ofrecer Álava, rendida mañana, a los pies de su Excelsa Reina, madre y Patrona para dar testimonio colectivo de la gratitud que debe a la que, siglo tras siglo, viene las inteligencias ilustrando y saneando los corazones favoreciendo a sus moradores y derramando pródigamente sobre cada uno y sobre todos, los abundantes y salvadores tesoros de sus gracias.

Si, hace muy bien Álava, ¡bravo por Álava que prepara con inusitado alborozo a poner corona de oro, cuajada de perlas, diamantes y toda clase de piedras preciosas sobre la augusta frente de la Veneranda Imagen de Santa María de Estíbaliz!.

Muchos siglos hace que, ella, como faro inextinguible, y columna de fuego ha guiado al pueblo alavés por los senderos de la civilización y de la salud eterna.

Reina, nobilísima entre los mismos reyes, por ser descendiente de David, elegida por Dios mismo para gobernar su pueblo escogido. Reina de Reinas por se madre del Rey de Reyes y el Señor de todos los Señores, (Apocalip. XIX. 16).

Reina clementísima en cuyo corazón, como en lugar propio se oculta el Señor, para realizar los emocionantes milagros de sus eternas misericordias; Reina compasiva, dulce y bienhechora, más bien fue dominadora y soberana: Reina riquísima que posee las llaves de los infinitos tesoros de su Hijo Jesús: Reina generosísima que reparte magnificencia sus regios dones y favores, sobrepujad, todo mérito y esperanza del mortal; Reina, en fin, en la que como cantó el Dante, se juntaron la misericordia, la piedad, la magnificencia y cuanta bondad existe en la creatura.

In te misericordia in te pietate

In te mgnificenza, in te saduna.

Quamtumque in creature e di bondate: (Parad. XXXIII, 1):

Por su sagrada imagen de Santa María de Estíbaliz ha sido para la provincia, ya desde el siglo XI, tan madre, tan Abogada y tan Reina, que las estrellas de vuestro cielo, y las gotas de rocío que caen sobre vuestros árboles y plantas y los granos de trigo que producen vuestros campos, no son tan numerosos como los procesos y causas de salvación de almas que ha llevado al éxito; como los favores de todo género que habéis recibido por su intercesión, como los males espirituales y materiales de que con su poder os ha preservado.

No era posible corresponder en la medida justa a tan imponderables beneficios, y yo no sé si Álava hizo siempre todo lo que pudo, para pagar la deuda de gratitud que tenía contraída con Santa María de Estíbaliz ya que para hacer todo lo que debía no hubiera bastado entonar en loor en loor de ella himnos de perpétua alabanza en el tiempo y en la eternidad. 

Cierto que desde la misma fecha- nueve siglos- lo mismo el humilde agricultor que el opulento capitalista; lo mismo la mujer sencilla del pueblo como la matrona linajuda, hombres, mujeres y niños, clero y pueblo han tomado parte en esa demostración de fe y de amor inextinguible hacia la dispensadora de los beneficios sin número que han llovido sobre Álava; cierto que desde el undécimo hasta el presente siglo. 

Como el rumor nunca extinguido de las olas del mar, llega incesantemente a nosotros el eco de las voces humanas, de las oraciones sencillas y fervientes que incansables repitan las alabanzas de Santa María de Estíbaliz; cierto que si nos fuera dado leer en lo intimo de todas las generaciones que han dejado sus huellas durante nueve siglos en esta tierra bendita serían incontables los testimonios de cariñosa gratitud hacia la veneranda Imagen… 

¿Mas, será también que el fuego sagrado de la devoción Mariana, oculto quizá por algún tiempo, no despedía sus tradicionales fulgores, ¡será verdad que palideció el del culto a Santa María de Estíbaliz?.

¡Honor y gloria a la época presente!: patentes son los hechos.

Los últimos reverendísimos Prelados de Vitoria; las autoridades, civiles; clero y pueblo; todas las clases sociales han contribuido con nobilísima emulación a que florezca con nuevos esplendores la devoción de Santa María de Estíbaliz; pero la mayor gloria corresponde al ilustrísimo y reverendísimo Dr. Don Leopoldo Eijo y Garay.

Desde los comienzos de su pontificado en Vitoria, sopló sobre el Sagrado Fuego, latente en el rescoldo, aventó la ceniza, ofreció aquel fuego a la Virgen bendita, perfumado con el incienso de su gran devoción, disperso los carbones encendidos por la ciudad y por la región, hizo prender en los corazones todos la llama del amor a Santa maría con tal vigorosa fuerza que-ya lo veis- Vitoria y Álava arden en toda su fe, devoción y amor a María Santísima.

Nuestros mayores reconocían su soberanía en pleno campo de Lacua: en más difíciles días, vosotros la proclamaréis Reina de Álava desde el Palacio de la Diputación: vuestra Reina ha llevado hasta hoy humilde corona de madera; desde mañana llevará radiante corona de oro, cuajada de pedrería.

¡Oh siglos devotos que os sumergisteis en el abismo insondable de la eternidad! ¡ ¡Oh mayores y personas para nosotros queridísimas que sentisteis la que nosotros sentimos por Santa María de Estíbaliz, que experimentasteis las mismas dulces suavísimas impresiones ante su sagrada imagen, asistid mañana en espíritu a la Coronación de la Excelsa patrona de Álava; tomad parte de la dulce expansión de nuestros corazones, entregados al más justificado regocijo; entonad con nosotros himnos de triunfo; batid palmas, y compruébese a la faz del mundo una vez más la verdad de la profecía. Pronunciada en los umbrales de la casa de Elisabet: Todas las generaciones llamarán bienaventurada a Santa María. Reina, Virgen, Madre.

¡Salve, Regina Mater!

MATEO, Obispo de Osma.


***

Con el fin de que puedan presenciar cómodamente y en sitio de preferencia los niños todos de Vitoria el acto de la Coronación, se ruega a todos los señores directores de Colegios y Escuelas se hallen con sus discípulos mañana domingo a las once de la mañana en la plaza de la catedral.


***


INVOCACIÓN.

La tierra alavesa ciñe con la corona tus sienes, benditísima Señora de Estíbaliz, no porque ahora seas elevada a la dignidad de Reina de los Cielos que la tuviste siempre su Soberana y emperatriz de los alaveses que desde que recibieron la Fe de Cristo que entronizaron en la capilla majestuosa de su reino espiritual; el terruño alavés te ofrece esta manifestación de fe como prenda del amor que te profesa.

Turris davídica, torre de David, aquellos alaveses de tiempos pretéritos elevaron en tu honor un templo, cuyos tapices de piedra son arco modestísimo de la Casa de oro, Domus aurea, que la cobija.

Sedes sapientiae, Trono de sabiduría, en Ti se inspiraron los sabios legisladores de la Cofradía de Arriaga y antes de la elección y nombramiento de sus autoridades pedían luces al Espíritu Santo y paseaban tu venerada imagen en procesión solemne. Alcaldes de Justicia así elegidos rendían tributo a la virtud cardinal de dar a cada uno lo suyo, y si su espíritu flaqueaba, en tu rostro Speculum justitiae encontraban alientos y guía segura, y tal fue y tal ha sido y tal será nuestra adhesión a virtud tan excelsa que campea en el escudo alavés la justicia contra malhechores como lema de nuestra bandera.

Justicia contra los malhechores de los intereses materiales y principalmente del espíritu, justicia contra los malhechores que nos quieren arrebatar tu amor y el de tu divino Hijo, justicia contra los que quieren arrancar su influjo de la escuela de la familia y de nuestras Corporaciones, Regina pacis, Reina de la paz te proclamó Benedicto XV en ocasión de solemne tristeza en el mundo. 

Reina de la paz eras cuando a las puertas de tu Templo y en equivocados juicios humanos que el feudalismo creó y la Iglesia dulcificaba y reprobaba el Abad de Estíbaliz exhortaba a la reconciliación a los contendientes y de no lograrlo enmudecían las campanas de su Santuario y se cerraban sus puertas.

Comunicamos al venir a Vitoria la paz de los espíritus pero sin mengua la más mínima de los derechos y soberanía de tu Hijo en la vida privada y en la pública.

Estampa de Estíbaliz.

En este día memorable, lo que nuestra modestia no puede ofrecerte ni la humildad dedicarte háganlo Regina Sanctorum omnium, los que cerca de Ti y por la misericordia de Dios gozan de celestiales loores, PRUDENCIO de sabiduría lleno, VITOR representando la sencillez y la fe de nuestros labradores y si para sellar nuestro pacto de amor necesitáis Señora sangre de mártires, que cerca de tu trono, Regina Martyrum, el beato ZUMÁRRAGA y el venerable ESQUIVEL te consagren nuestros votos.

Amantísima madre: Las primeras palabras de nuestras Ordenanzas son aquellas en que a todas las Hermandades manda que “ellas, sus tierras, sus adherentes y los vecinos y moradores de ellas sean a servicio de Nuestro Señor Dios y de Nuestra Señora Santa maría su madre y la tengan por abogada en todos sus pechos”.

Si pudo cambiar Álava de señores, jamás abandonó el señorío de Vuestra Bondad y si cual otra Behetría tuvo como lema “con el que bien me hiciere, con aquel me iré” , tantos favores has dispensado, son tan incontables tus socorros y beneficios que hoy Álava entera rendida a tus plantas promete no apartarse jamás del señorío divino, desea que sigáis posesionándoos de nuestra hacienda espiritual, que no se retarde la gloria del triunfo y que rodeado de la plenitud del dominio seas hoy y siempre “Nuestra Señora y Abogada de nuestros pechos”.

JOSÉ Mª GZ. DE ECHÁVARRI.

 

Cantar del hijo de San Benito a la Virgen de Estíbaliz.

I.

Salve, reina gloriosa,

de piedad y de amor fuente divina,

vida nuestra, esperanza luminosa,

dulce y protección: Salve Regina.

II.

Permite que te diga,

de la tierra alavesa, gran Señora,

esa vieja cantiga

con que a tu sombra dulce y protectora

en edad ya lejana

celebre tu grandeza soberana.

¿No conoces mi voz? ¿Te has olvidado

del amante trovero

que en el tiempo pasado

al descubrir el vesperal lucero

litúrgicos cantares

derramaba a los pies de tus altares?

¿Has olvidado al que piadoso un día

con mano suave que el amor guiaba

mil luces a tu imagen encendía,

y tu casa de flores adornaba,

y ponía en tu frente

la corona de oro refulgente?

III.

¡Oh, no! Tú me seguías,

Seguíame tu maternal mirada,

y allí en las lejanías

llegó el eco sutil de tu llamada.

Mirabas con cariño

la anchurosa cogulla de estameña

bajo la cual mi corazón de niño

sin cesar para ti palpita y suena.

Y era tu dulce encanto

la noble melodía

que ya aprendí en los tiempos medievales

para cantar el majestuoso canto

que el mundo cada día

levanta a las regiones inmortales;

y aquel sagrario de arte y de belleza,

el cenobio, aunque viejo inconmovible,

que es al alma invencible fortaleza,

y es edén de belleza apacible.

Tú le amabas; allí tu dulce acento,

gracioso, más que arrullo de paloma,

llegó en alas del viento,

desde la santa loma,

donde Álava, feliz con tus favores

el tributo te da de tus amores.

Me llamaste y dejé el estrecho valle

donde se alza mi monjía

y el ciprés de alto talle

que en mi claustro medita noche y día,

y aquellos prodigiosos capiteles,

de recuerdos repletos

de recuerdos antiguos a tropeles

de grandes y magníficos secretos.

Todo lo abandoné, y a tu presencia

vuelvo otra vez tras secular ausencia.

 

IV.

Pero tengo en lugar de aquellos montes

y de la opaca luz de sus vallejos

la luz de sus lejanos horizontes

y la luz de los célicos reflejos;

y es mi patria tu tierra

y es tu casa la mía

y en la paz y en la guerra

tú has sido y serás toda mi gloria

V.

Todo aquí a mis miradas

es familiar; lo reconozco todo;

las edades pasadas

a mi larga distancia entrelazadas

surgen aquí por prodigioso modo

en los dulces recuerdos de tu tierra

por cada palmo y cada objeto encierra:

La espaciosa colina,

que es su gloria y su asiento,

y la vetusta iglesia que domina

otras iglesias por doquier sin cuento,

campana que lanza a las laderas,

raudales abundosos de fe viva,

tu imagen de hieráticas maneras

joyel de un arte ingenua y primitiva;

tus tocas, tu dalmática y tu manto

de pliegue austero, que a rezar invita,

y el niño Dios que en tu regazo santo

bendiciendo levanta su manita,

y esos tus grandes ojos que avizoran

el alavés privilegiado suelo;

todo lo vuelvo a ver como si ahora

despertase de un sueño de una hora.

VI.

Estíbaliz, Estíbaliz, yo veo

la inmensa muchedumbre jubilosa

que llega a ti aguijada del deseo

de aclamar a su reina poderosa.

Los que cultivan la fecunda orilla

del Ebro, los de cabe el océano,

los de Orduña, de Amurrio y de Castilla

ante ti doblan, Madre la rodilla

vencidos de tu hechizo soberano.

Llega el noble, el pechero,

y el que manda la villa y el castillo,

el gañán y el guerrero

y la dama que ostenta regio brillo;

el caballero en su corcel brioso,

el abad en la mula empenachada,

el infanzón con el brial vistoso,

y el hijodalgo con luciente espada.

VII.

En la puerta románica modula

el juglar sus canciones,

mientras calmas el llanto que atribula

al que ofrece en tu altar sus oraciones.

VIII.

Levántase el estrado en la llanura;

Los ancianos se sientan, y entre ellos

tu imagen se alza, hablando de dulzura

con sus ojos tan dulces y tan bellos.

IX.

Las espadas relumbran ¡Triste hora

la del juicio de Dios! “Sangre y venganza”

se oye gritar, en vano un monje implora,
y el enemigo al enemigo avanza.
¡Un caballero herido!...
Tu nombre entre un gemido ha resonado…

y ¡prodigio mil veces repetido!

el verdugo al herido se ha abrazado.

¿qué poder ha brotado de la fuente

divina de tus ojos

que han cambiado en flores de repente

los punzantes abrojos?...

X.

Salve, reina agraciada,

cuyo poder pregona

esta tierra bendita vascongada

que te ofrece riquísima corona.

Salve, Virgen graciosa,

De piedad y de amor fuente divina,

vida nuestra, esperanza luminosa,

dulzura y protección, Salve Regina.


FRAY  JUSTO PÉREZ,  benedictino de Silos.



Culto y devoción de los alaveses a Santa María de Estíbaliz.

Corona de la Virgen y corona del Niño costeadas por suscripción popular y que serán mañana bendecidas y colocadas sobre sus sienes, por el Obispo de Vitoria, don Leopoldo Eijo.

Nada menos que del año novecientos setenta, según Velasco y según Llorente, (por más que otros autores, por lo que a la fecha afecta, en duda ponen este dato;) en el archivo de San Millán documentos había que hacían referencia a un Aurivita Diego, conde de estíbaliz, residente en la casa-torre en dicho cerro fundada por los primitivos señores que en el llano ejercieron jurisdicción.

Según parece, el conde antes citado, existió en la casa-torre el época posterior, (castillo o residencia señorial) ya fundada en el siglo X.

De todos modos no cabe duda de que muy remotos son los tiempos desde los cuales, Santa maría de Estíbaliz objeto preferente del culto y devoción de los alaveses todos viene siendo en el Santuario de su nombre, del mismo patrimonio, época y estilo, según algunos que el también dedicado a la Virgen maría en la peña de oro (Murguía), que igualmente, por su mucha devoción, categoría de parroquia tuvo.

Seguramente, otra cosa que el aumento y propagación de ese culto a la madre de Dios, no menos que la mejor atención y cuidado del santuario elevado en el pintoresco cerro de Villafranca, no se propuso su poseedor don Álvaro de Guinea, allá por el año mil sesenta y cuatro, cuando a los abades de San Millán de la Cogulla hizo la cesión del altar de la derecha (u oeste), a fin de que al culto de dicho patrono de la orden lo dedicaran, dando pie y base, de este modo, a los religiosos, para que en el Santuario pudieran establecerse, como así indudablemente lo hicieron, permaneciendo en él por largos años según en ello varios autores convienen.

Esta misma afirmación, a la vista salta revisando la escritura de 11 de mayo de 1942 (sic), uno de cuyos apartados dispone, que el Ayuntamiento vitoriano, como patrono del Hospital Civil de Santiago, por el hecho de adquirir para éste las propiedades y la basílica, podía quitar y poner libremente Capellanes que administraran el culto y cuidasen del santísimo en dicha iglesia, asignándose esa tan delicada misión y responsabilidad de velar escrupulosamente con los medios que una Corporación popular tiene a su alcance, para que el culto a la Virgen no fuese interrumpido, mermado ni abandonado Y que a plena conciencia, y satisfacción unánime cumplía, se ve por la declaración de tantos testigos presenciales, como son los testigos que desfilaron en el pleito que más adelante se mencionará.

Por otra parte, que el Santuario, al clero Universidad de Vitoria inspiraba interés especial, revélalo a las claras el largo y costoso pleito antes citado, por éste entablado y sostenido contra la curia eclesiástica de Calahorra, pleito que al fin, en apelación ante el Metropolitano, ganado fue por los demandantes vitorianos.

El mismo ayuntamiento de la Ciudad, preocupado siempre, de que el Santuario, lo mejor cuidado y atendido permaneciese, promueve gestiones y entabla expediente en mil seiscientos ocho, para que los Recoletos de San Francisco fuesen a habitarlo, no pudiendo conseguir este propósito por causas completamente ajenas a su deliberada voluntad.

Y la misma categoría de parroquia, (con altar privilegiado) otorgada a dicho Santuario, distinción solamente concedida a las iglesias que inspirasen mucha devoción, abundantemente confirma nuestra tesis, que a corroborarla vienen los anuales cultos que en el templo y fuera de él, en el curso del año se celebraban; las cofradías en el mismo establecidas; los innumerables actos de consagración a la Virgen; bautizos, bodas, sufragios, rogativas, y por último, las constantes visitas, inclusive de personas de gran relieve social.

Verdad es que hubo un triste paréntesis durante el cual, la devoción a la Virgen decreció, y en ruina la iglesia, trasladada fue la imagen a Villafranca a cuya parroquia, en el llano, la basílica pertenece.

Para fijar lo más aproximadamente dicho plazo anotemos cómo en mil ochocientos veintiséis consta, que por el obispado de Calahorra fue girada la última de las relativamente frecuentes visitas (si en cuenta tenemos la distancia, el extenso territorio que a la sazón abarcaba el Obispado, y tratarse de una iglesia aislada, sin fija feligresía), que el interés que este Santuario al obispado inspiraba demuestran.

Del mismo modo consta en los libros del Santuario, que en mil ochocientos treinta y ocho aún se celebraban en Estíbaliz aniversarios.

Y del cronista señor Echevarria es la afirmación de que en mil ochocientos sesenta, el sacerdote servidor del Santuario, semanalmente iba a hacer la renovación del sagrario.

Actuaba como capellán en dicho Santuario, en mil ochocientos sesenta y cuatro, según los libros antes mencionados, el presbítero señor Luzuriaga, por más que los bautizos, por el mal estado de la pila, verificábanse en Villafranca, desde mil ochocientos veintiocho. Posteriormente a esta fecha, aún iban contrayentes a recibir en aquella iglesia la nupcial bendición.

La restauración de la Imagen se llevó a efecto en 1897, aunque consta, que por lo menos en 1881, aquella fue traída a Vitoria, lo que demuestra que aún le era el culto dedicado. La restauración del templo fue acordada el año 1893, acuerdo confirmado en 1906.

Luego desde 1864 a 1897, media un lapso de treinta y tres años, (que puede ser menor), en que, el Santuario estuvo abandonado (principalmente por causa de la guerra), recordando como aún recuerdan los mayores naturales de Matuaco, Oreitia, Argómaniz y otros muchos pueblos del contorno, que en la casa del cerro había establecido puesto de vigilancia o avanzada desde donde hacíanse señales, y por las noches, encendían se hogueras, seguramente para defenderse de los rigores del invierno, utilizando para ello muchas veces, el maderamen de la propia finca,- casa, convento, hospedería, o lo que fuese,- que por lo visto, estaba medio derruida, a la Virgen dábasele culto en Villafranca.

Hay desde luego noticias ciertas de que, varios años antes de la restauración de dicha imagen, en época en que conocida era con ropajes sobrepuestos, organizábanse peregrinaciones, creo anualmente, por entusiastas sacerdotes alaveses, pudiendo entre otros citar a los hermanos señores Díaz de Arcaya naturales del pueblo de Aberasturi, en donde en verano residían, uno de cuyos señores era Jesuita y Abad mitrado, el otro, de la Colegiata de Jerez y Vicario de la Rota, recibiendo también culto la virgen en Villafranca y su altar del evangelio, luego de restaurada y despojada de sus vestiduras, desde cuyo altar e iglesia, en muchas ocasiones, (recordemos las últimas de 1904 y 1905) fue procesionalmente trasladada a su Santuario en reconstrucción, hasta que, en 1906 a él solemnemente fue reintegrada, desde cuya fecha, no ha pasado año sin que le hayan sido dedicados, especiales reiterados y solemnes cultos.

¿Cómo no hacer aquí mención de hermosas campañas iniciadas y seguidas a favor de la restauración de la basílica con el mayor entusiasmo primeramente por Egaña en el año de 1867, y en años sucesivos, por Ortíz de Zárate, Becerro de Bengoa, Echevarría, Colá y Goiti, diario “El Alavés”, señor Mario Soto, señores Díaz de Arcaya, Guinea, Elío, González de Echávarri, Apráiz, diarios “El Anunciador Vitoriano”, “La Libertad, HERALDO ALAVÉS y tantos otros?.

¿Y en la mente de todos no están el arraigo y gran intensidad que al restaurarse ha logrado alcanzar la devoción a la Virgen de Estíbaliz constantemente traducidos en frecuentes e importantes limosnas, con las cuales se han sufragado todas las obras del templo, casas, sacristía, altares, coro, campanario, ornamentos, cultos, y tantos otros gastos como son necesarios en un templo para poder abrirlo al culto?.

¿No hemos visto desfilar por el Santuario venerado multitud de peregrinaciones de vitorianos, labradores, vascongados, congregantes marianos, marías de los Sagrarios, Adoración nocturna, franciscanos, obreros, Seminarios, Colegios y otras muchas?.

¿Para qué pues repetir con toda minuciosidad tomándonos un trabajo innecesario, por estar en la mente de todos, los actos diversos, solemnísimos, a la madre de Dios de Estíbaliz, constantemente dedicados desde la reintegración del Santuario, sin olvidar aquellos memorables presenciados por el señor nuncio de Su Santidad y prelados de varias Diócesis?.

Creemos haber cumplido nuestro principal objeto, que más que todo obedece a restar importancia, dándole solamente la que realmente tiene el abandono tan de relieve por algunos puesto, en que por espacio de cierto tiempo, el Santuario permaneció , atribuyéndolo como debe p puede atribuirse, no solamente a las causas antes reseñadas, sino también a la circunstancia de haber sido suprimidas, con el nuevo régimen, el de las Juntas en Arriaga; a la supresión, así bien, de las anuales fiestas de las Cofradías, en las que, y ello suele ser inevitable (como aún en nuestros días puede verse en fiestas celebradas por santuarios) algunos concurrentes, preocupándose más de la romería que de la parte religiosa o principal, cometer excesos reprensibles.

Pero de todos modos, compensado queda ese abandono con el amor y sincera devoción, posteriormente por los alaveses a su Celestial Reina y Señora demostrado en su venerado Santuario de Estíbaliz, especialmente con la fundación fomento y desarrollo de esa gran Cofradía (que como un solo hombre y ante un mismo altar a todos los alaveses une) regida y gobernada al estilo de antiguos tiempos, y extendida por todas las Cuadrillas, Hermandades, Ayuntamientos, villas, aldeas, hogares y rincones de la alavesa tierra, principal causa y origen de esta imponente ceremonia que a celebrar con toda brillantez nos disponemos.

J. de IZARRA.

Mayo de 1923.

 

A LA VIRGEN
DE ESTÍBALIZ.

Virgencita, Virgencita
de Estíbaliz, buena y santa
que con entrañas de madre
que ninguna te igualara,
cuidaste siempre a lo hijos
de esta noble tierra vasca;
la que de tiempos remotos
viene siendo festejada
por un pueblo que en ti cifra
sus cariños y esperanzas;
la que tanto allá en el Cerro
de tu nombre como en Lacua
los Ayalas y Mendozas,
los Velascos y Guevaras
y otros muchos infanzones
prontos a medir sus armas
ante el Justicia Mayor
en un Juicio de Batallar
concluían por unirse
para cantar alabanzas
a quien con dulce mirar
los atraía a sus plantas
la que allá desde su trono
escuchó tiernas plegarias
nacidas de un corazón
ungido de fe cristiana;
la que prodigó sonrisas;
la que concibió esperanzas;
la que los ángeles mismos
cubren con sus blancas alas
conduciéndola entre nubes
a la celestial morada,
esta siendo en estos días
la Señora afortunada,
a quien rinde pleitesía
lo mejorcito de Euskaria.
¡Eso y mucho más mereces
Virgencita de mi alma!
Si este pueblo una corona,
ricamente avalorada

con la fe, precioso don
de los moradores de Álava,
coloca sobre sus sienes
como Reina y Soberana
de este trocito de tierra
orgullo de nuestra patria
nada nace de más, que tú,
en cambio de esa fe santa
fuiste para él una madre
tierna, dulce, enamorada
que cuidó de sus hijitos
como de Jesús cuidara
siendo siempre para ellos
más que madre, la guardiana
de todo aquello que era
rico tesoro del alma .
Cuando llegue aquel momento
de dicha inefable y grata
en que la rica corona
por tus hijos costeada
la ciña nuestro Prelado
a tu frente inmaculada;
cuando ya seas la Reina
oficialmente nombrada
de este pueblo que postrado,
ante tus benditas plantas
te diga dulces canciones
te eleve tiernas plegarias
no quites, Madre, la vista
de tu gente que apiñada
en torno a Ti y a tu Hijo
se desprenderá del alma ,
para ofrecérsela amante
a cambio de una mirada.
¿Sabes lo que ha de pedir
a su Reina y Soberana
el pueblo, cuando te vea
en el trono coronada?
Sólo un poquito de amor
para su querida España
que es tuya desde aquel día
en que tu bendita planta
pisó amorosa las ricas
riberas que el Ebro baña.
No apartes, Madre, la vista;
Antes, bien, tenla posada
sobre nosotros, en tanto
la manita sonrosada
de tu sacrosanto Niño
se extienda sobre la plaza

donde tantos corazones
mendiguen favor y gracia.
Virgencita, Virgencita,
la más buena, la más santa,
la que cuenta tantos tronos
como pechos tiene España,
la señora a quién adoran
nuestras provincias hermanas
en los riscos de Guipúzcoa
y en los montes de Vizcaya,
bendice, bendice a todos
los hijos de la noble Álava,
que se apresten diligentes
a festejar a su dama,
requiriéndola de amores
con jubilosas hosanas:
¡Gloria a nuestra amada Virgen!
¡Viva nuestra Reina amada!.


JOSÉ MONTOYA